Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 11/05/12

Imagen

Se habla constantemente de la incompetencia del gobierno, de no saber a donde van. Pero, no es cierto. Rajoy es un gran presidente y el suyo es un gran gobierno. Evidentemente, debemos centrar el debate. Es un gran gobierno para el régimen oligárquico en el que vivimos. Es un gran presidente para los intereses de clase que defiende, afianza y perpetúa. Pero, no es un gran gobierno, ni un gran presidente, ni una gran clase política para un régimen democrático, que defienda y proteja el bienestar general de los ciudadanos y del país. Ellos defienden a la oligarquía dominante, propietaria, prácticamente, de toda la riqueza de España. Una oligarquía que está unida a la del resto de Europa en la protección de sus beneficios y privilegios.

Los dos partidos mayoritarios hablaban y hablan de la solvencia del sistema financiero. España no es Grecia, repiten una y otra vez. Como cuando decían que en España no había burbuja. Olvidando que nuestra burbuja es la madre de todas las burbujas. Que fuimos quienes más apostamos al ‘ladrillo’. El engaño, la falsedad, la ocultación y la manipulación son constantes. El cinismo y la hipocresía sumas. La insensibilidad y la deshumanización absolutas. Vamos a negar el desastre hasta que ocurra, como hicimos con la burbuja. Teníamos el sistema financiero más ‘solvente’ y, ahora, evitar su hundimiento nos va a costar a los ciudadanos, entre avales y ayudas, más de 250.000 millones de euros, más del 25% del PIB ¿Cuánto de este dinero vamos a recuperar, una vez, reflotado este sistema quebrado y puesto, otra vez, en manos de quienes lo hundieron? Descaradamente, socializan las pérdidas y privatizan las ganancias. No sólo, se va a salvar el patrimonio, las inversiones y los privilegios de los especuladores, culpables de la crisis; sino que, se les van a dar nuevos nichos de negocio privatizando los últimos servicios y empresas públicos, dilapidando el patrimonio común. Ningún banquero ni político ni empresario serán juzgados por estafa, ninguno devolverá el dinero ganado a base de hundir el sistema financiero y arruinar a cientos de miles de personas. Ante la magnitud del agujero bancario el desastre es irremisible. Nos enfrentamos a una situación como la argentina y, muchas otras, en la que las élites están saqueando el país y será la población, quien pague la factura de su fiesta. Cuando todo acabe y se hayan infligido sufrimientos sin par a la población, ellos seguirán estando ahí. En la cúspide de la pirámide.

Pido perdón al gobierno por utilizar la palabra dilapidar. Porque, evidentemente, para ellos esto no es dilapidar. La palabra hubiera estado correctamente utilizada en un régimen democrático y justo, que defendiera y protegiera la dignidad y el bienestar de las personas. Pero no, en una oligocracia. Por tanto, la crisis es aprovechada, ante una ciudadanía paralizada por el miedo, la desconfianza y la estupefacción, como una excusa, la coartada perfecta, para alcanzar el objetivo final de un plan, hace mucho tiempo, trazado: la apropiación por parte de unos pocos de toda la riqueza nacional. La privatización absoluta del patrimonio de todos y el salvamento de las inversiones ruinosas de los grupos privilegiados. Esto se ve, claramente, en el verdadero objetivo de las reformas: sacrificar a los ciudadanos en el altar de la codicia extrema. Constructoras y bancos, ahogadas por las deudas, se hacen con la sanidad; se crea un trabajador más barato, sumiso y miedoso, sin ningún tipo de protección; se ponen barreras económicas al acceso a la justicia y la educación; se suben impuestos sin contraprestaciones equivalentes; se crea un ciudadano más pobre y dependiente; se expulsa y estigmatiza a las personas que suponen una barrera a los beneficios de los grupos dominantes; etc. etc. etc.

¡Tres hurras por el gobierno! Está haciendo un trabajo limpio y perfecto…

Anuncios

Read Full Post »