Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28/05/12

Imagen

El pensamiento dominante encumbra y ensalza a lo sumo la racionalidad de las personas. Verdaderamente, les conviene aunque no tenga nada que ver con los hechos cotidianos ¿Cómo puede considerarse responsable, inteligente y racional una ciudadanía que permite que sean perseguidos y estigmatizados los funcionarios por el derecho básico a tener un empleo estable y decente o los inmigrantes sometidos a situaciones de exclusión y explotación al modo de recurrente chivos expiatorios? Una sociedad donde la corrupción y la mentira no son castigadas. Donde las personas que protestan contra el incumplimiento flagrante de la Constitución y la ley son reprimidas por orden de los mismos que cometen los delitos más abyectos bajo el manto de la mentira. Donde se abandona a las personas enfermas a su suerte y se salva con el dinero de todos a jugadores que han apostado y han perdido. Donde se acepta con normalidad la total impunidad de los que practican, continuamente, el doble rasero, la doble moral y las actitudes más cínicas. Una sociedad donde la discusión política – lo referente al bien de la ciudad y los ciudadanos – es realizada a modo de enfrentamiento entre hinchas de equipos de fútbol o fanáticos defensores de unas ideas dogmáticas sin ninguna relación con la realidad. Él que se supone que es de los nuestros es apoyado acríticamente. Haga lo que haga es justificado. Puede cometer las faltas y los crímenes más reprobables que serán disculpados.

Imagen

Una sociedad que apoya o acepta indolentemente recetas, políticas y leyes promovidas por personas deshonestas y amorales que tienen sueldos de cientos de miles de euros o, incluso, cientos de millones, jubilaciones y retiros dorados y multimillonarios e, indemnizaciones por despido escandalosas; que concentran la riqueza, la propiedad y el poder en proporciones monstruosas. Personas que, no tienen un mínimo de decencia y, se mueven con una hipocresía, un cinismo y un desprecio absoluto a las leyes, a la verdad y a los seres humanos ¿Qué clase de sociedad envidiosa, mezquina y sumisa hemos creado? Sólo ante siervos, personas ingenuas o advenedizos que aspiran a esos mismos privilegios se puede aceptar esta situación.

Imagen

La manipulación y el control de las conciencias es tal, que las armas diseñadas para perjudicar a la mayoría de los ciudadanos son aceptadas e interiorizadas por éstos, como positivas y justificadas. La reducción del seguro de desempleo, con el objetivo manifiesto de aceptar trabajos cada vez más precarios; la estigmatización de los parados, culpabilizándolos de su situación; el aumento del desempleo con la consiguiente creación de un ‘ejército de reserva’ de desempleados, en permanente estado de miedo y ansiedad porque se cierne sobre ellos el drama de la pobreza y la exclusión social; la fragmentación y el enfrentamiento por los recursos escasos de la clase trabajadora… Son los instrumentos que permiten la creación de una fuerza de trabajo y una ciudadanía más dócil, más barata y más sumisa, que no pueda defenderse ante su estado de indefensión y soledad, que no acierte a ver que su situación se debe a la extremada concentración de la riqueza y la propiedad en manos de una exigua minoría. Y, se sienta agradecida ante quien le explota y le roba sus derechos y su bienestar.

Anuncios

Read Full Post »