Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 12 agosto 2013

“El Sr. Thiers, en el seno de la Comisión sobre enseñanza elemental de 1849, decía:

«Quiero hacer omnipotente la influencia del clero, porque cuento con él
para la difusión de esa sana filosofía que enseña al hombre que está aquí
abajo a sufrir, y no esa otra filosofía que, por el contrario, dice a los
hombres: ¡Gozad!».

El Sr. Thiers formuló con esto la moral de la clase burguesa, de la que él encarnaba el egoísmo feroz y la estupidez”.

Paul Lafargue, El derecho a la pereza, 1889.

El 1 de septiembre de 1894 no renovaremos (refinanciaremos) los préstamos bajo ninguna circunstancia. El 1 de septiembre solicitaremos el pago de nuestro dinero. 

Ejecutaremos las hipotecas y nos convertiremos en poseedores de los bienes hipotecados. Podemos llegar a poseer hasta dos tercios de las granjas al oeste del Mississippi, y también miles de ellas al este del Mississippi, al precio que nosotros marquemos… Entonces los granjeros se convertirán en arrendatarios, al igual que en Inglaterra”. 

Circular enviada por la American Bankers Association en 1891 a sus asociados ordenando los preparativos para el pánico (en el S.XX rebautizado como crisis o depresión) de 1893 – 94.

Imagen

Considerarnos seres racionales ya no es sólo un exceso de presuntuosidad sino del todo irreal. Somos seres emocionales y sociales, pero la racionalidad del ser humano es una utopía que en un principio bienintencionada ha pasado a ser un camelo, la coartada perfecta, el instrumento para estafarnos continuamente. La mayoría de las veces los seres humanos nos guiamos por pensamientos irracionales. Guiamos más nuestros juicios y acciones por prejuicios, estereotipos o heurísticos, que nos hacen la vida más fácil. El cerebro humano usa este tipo de trucos para convertir la complejidad del mundo en algo sencillo.

Imagen

El pensamiento y la cultura dominante funcionan de esta manera. Y, además, pertenecen al imaginario de los ricos. Los ricos y los poderosos nos hacen el mundo más sencillo de pensar. Sus escuelas, universidades, editoriales, televisiones, periódicos, radios, películas, propaganda, publicidad, etc. nos transmiten el mundo cómo ellos lo ven y quieren que nosotros lo veamos y, nosotros inocentemente lo adoptamos. Les tenemos respeto y admiración. Son gente respetable y de bien ¿Por qué no íbamos a comprarles su visión del mundo si son los triunfadores y aspiramos a ser como ellos y tener su vida de cuento de hadas? Y así nos formamos nuestras opiniones: imitándolos, mimetizando su forma de ser, queriendo ser algún día unos triunfadores como ellos. Igual que cuando éramos pequeños imitábamos a nuestros padres y luego más tarde a nuestros amigos. Es algo natural e instintivo. Es algo humano.

Imagen

Invariablemente compramos a los poderosos su discurso. No importa que no aguante un análisis serio, una confrontación con la realidad. Da igual que alcance un grado de hipocresía y cinismo tal que parezca inconcebible que muchos aun lo crean consciente o inconscientemente. Muchos de los ahora desposeídos en España compraron el discurso dominante. Lo creyeron cabalmente. Puede que muchos todavía, incluso, la mayoría lo sigan aceptando como verdad absoluta. Creyeron que eran propietarios, creyeron que los precios de los pisos nunca iban a bajar, que si no compraban entonces no podrían comprar nunca jamás. Creyeron que hipotecas a 40, 50 o 100 años era algo que tenía una lógica aplastante. Creyeron que riqueza es igual a crédito y deuda, mientras sus salarios y su poder adquisitivo caían. Creyeron todo lo que les dijeron, incluso, que una tasa de desempleo superior al 8% nunca volvería.

Imagen

Todo eso lo podemos encontrar en las hemerotecas. Como corderitos fuimos al matadero y hoy nos dicen con toda su desvergüenza que vivimos por encima de nuestras posibilidades. Los que iban a cumplir el sueño de la propiedad, posiblemente, nunca lo harán o lo harán a un precio que será como haber llevado una pesada carga durante toda su vida. Habrán entrado en un brutal y cruel sistema de extracción de riqueza. Ellos trabajan, otros – los banqueros y corporaciones privadas – atrapan el fruto de su trabajo: sus salarios y rentas ¿Puede haber un grado tal de cinismo por parte de los mismos que nos dijeron que endeudarse era bueno y que si no comprábamos entonces es que éramos tontos?

Imagen

Tenemos que seguir adelante con cautela y consolidar cada posición adquirida, porque ya el estrato social inferior de la sociedad [el votante estadounidense medio] está dando señales de agitación incesante. 

Vamos a hacer uso de los tribunales… Cuando, mediante la intervención de la Ley, la gente común haya perdido sus hogares, serán más fáciles de controlar y gobernar, y no serán capaces de resistir la mano dura del Gobierno actuando conforme al control de los líderes de las finanzas.

Nosotros debemos mantener al pueblo ocupado con los antagonismos políticos… Dividiendo al electorado de esta manera, podremos tenerlos a ellos gastando sus energías luchando entre sí sobre cuestiones que, para nosotros, no tienen importancia alguna”. 

Manifiesto publicado en la United States Bankers Magazine, 1892.

Camino de la futura esclavitud, la normalización de ésta es fundamental para el sistema. Si esta esclavitud no fuera aceptada por los ciudadanos sería muy complicado mantenerla sin estallidos sociales o revoluciones populares. Si las personas, en cambio, interiorizan las injusticias, las asimetrías, el cinismo y la hipocresía de la oligarquía dominante como algo natural y aceptan como normal y justo la explotación, la esclavitud se podrá mantener. Los esclavos siempre han sido víctimas de esta situación de aceptación ¿Cómo si no fuera consentida por el grupo esta situación de sometimiento se hubiera podido mantener en el Sur de los Estados Unidos a más de 3 millones de esclavos sin prácticamente confrontación? La aceptación, la criminalización de la víctima, el miedo y el desprecio al disidente son una forma como, incluso, dentro del grupo oprimido éste cuida de los intereses de su amos. La propia víctima cree que la situación de sometimiento es natural ¿Cómo pensar algo tan enloquecido y anormal como que todos los seres humanos somos iguales? La opresión es importante, pero la resignación del grupo, lo es aun más.

Imagen

Llegados a la conclusión de que los culpables de la crisis fueron los pensionistas, funcionarios, pobres, inmigrantes, estudiantes y trabajadores, pues pongamos en marcha la estrategia: Asustar, asustar y asustar a la muchedumbre. Criminalizar, criminalizar y criminalizar a la víctima. Y nosotros dócilmente sostendremos este sistema explotador que se comporta con la mayoría como una sanguijuela. Al banquero y al directivo se les sube sus millonarios emolumentos. Al culpable de la crisis se le rescata con dinero público y a sus fondos de inversión se les regalan los servicios públicos. Al inmigrante como siempre – nada se debe inventar – se le coloca como chivo expiatorio. Ahora se le quita la sanidad, antes – contra toda lógica y toda legislación laboral – era el culpable de ser “contratado” en negro. No había que hacer nada para que tuviera un contrato de trabajo.

Imagen

Y ¿el desempleado? Pues bueno, tampoco nada nuevo. Es un vago, no trabaja porque no quiere y defrauda constantemente. Vive como un privilegiado ¿Importa que el 50% de los desempleados tome antidepresivos o que su vida familiar y social se vea gravemente deteriorada? No  ¿Importa que la gente se marche en tropel de España porque no hay trabajo? No, la realidad es prescindible. ¿Importa que de 3.000.000 de desempleados que todavía cobran algún tipo de prestación sólo el 0,02%* habría estado al mismo tiempo trabajando? No. El inquisidor ya dictó sentencia: son culpables y hay que perseguirlos. Fijar el objetivo en ellos no es gratuito. Grandes empresas y fortunas defraudan alrededor de 64.000 millones anuales, pero no son el objetivo. Yo me pregunto ¿Cuántas grandes empresas y fortunas defraudan a pesar de dictar la Ley a su medida? Los datos nos dicen: el 100%. Sin embargo ¿Puede qué haya una mayoría de parados que defrauden? A pesar de poner el gobierno toda la artillería apuntándoles parece que no. Los habrá que hagan chapuzas ¿Crimen? Más bien necesidad y supervivencia. Dudo que sea para comprarse un Ferrari, un yate o enviar ese dinero a Suiza ¿Qué familia puede vivir con entre 400 y 800 euros? Eso es lo que estos inquisidores y verdugos se gastan en una comida. Pues con lo que ellos se gastan en una comilona, una familia tendrá que acostumbrarse a vivir y además tendrá que hacerlo estando agradecida a sus señores.

“Quien sea que controle el volumen de dinero en un país es dueño absoluto de toda su industria y comercio… y cuando te das cuenta de que todo el sistema es fácilmente controlado, de una manera u otra, por unos pocos pero poderosos hombres en la cima, no te tienen que explicar de qué forma los períodos de inflación y depresión se originan 

James Garfield, 20º Presidente de los Estados Unidos, 1881. Asesinado a los pocos meses de su elección.

ImagenY tenemos que entenderlo. Es una cuestión de poder y de clase. Para los banqueros se cambia la “intocable” Constitución española. Así podremos pagarles la deuda creada a base de rescatarles. Los desahuciados que se jodan. Para beneficio de los banqueros se prohíbe a los Estados emitir su propio dinero. De esta manera los banqueros han extraído en intereses de los ciudadanos de los 17 estados de la zona euro ¡unos 5,85 BILLONES! Tenemos que ser compresivos. Lo hacen en nombre de la ciencia económica, para bien de todos y, sobre todo, para beneficio de ellos. Hay que ser comprensivos cuando se Amnistía a los grandes delincuentes fiscales o a los constructores vía Ley de Costas y, se usa a más del 80% de los inspectores fiscales para perseguir los posibles fraudes de autónomos y trabajadores.

Imagen

A los que no queráis ser los borreguitos o los corderitos de este sistema y de esta gente deleznable. Yo os invito a hacer uso de la última innovación de la inefable ministra de Desempleo, Fátima Bañez: el buzón de delaciones. Desde ya podemos empezar a denunciar a: Cesar Alierta, Florentino Pérez, Amancio Ortega, Juan Carlos, Mariano Rajoy, Francisco González, Emilio Botín… ¡Hay tantos! Seguro que cada uno tiene a su preferido…

*El ministerio de Trabajo ha quitado algún tipo de prestación a 60.000 personas durante el primer trimestre. Alrededor de 1,7% del total de desempleados con derecho a prestación. En esta caza muchas de estas personas tendrán que reclamar o ir a los tribunales para ver si han perdido legalmente su prestación.

Anuncios

Read Full Post »

HAY QUE MIRÁRSELO

Hemos ido más allá de una mala doctrina económica. Hemos ido incluso más allá del egoísmo y los intereses creados. A estas alturas, hablamos de una mentalidad que se regodea infligiendo más sufrimiento a los que ya están destrozados

Por lo visto, es perfectamente correcto robar el dinero a los ciudadanos a punta de pistola y obligarles a dárselo a las empresas agrícolas y a los ricos

Paul Krugman, profesor de economía de la Universidad de Princenton.

 

 “Aquel que no esté dispuesto a trabajar no comerá

Stephen Fincher, congresista por Tennessee, socio de una empresa agraria y receptor de millones de dólares en subvenciones agrícolas.

 Imagen

Hay que mirárselo: 20 entidades financieras (quebradas y rescatadas con dinero público y la vida de millones de personas) forman el núcleo de 147 grandes corporaciones que controlan el 40% de la riqueza mundial y el problema son los SALARIOS y la INFLACIÓN. O más Kafkiano aun: las PENSIONES. De verdad que hay que mirárselo.

Imagen

Entonces, nos encontramos con que 6.660 individuos y 147 corporaciones forman una ‘super–corporación’ que controla la economía mundial. Veinte de ellas – los grandes bancos mundiales – ¡Qué casualidad!, controlan al resto, es decir, controlan el 40% de la riqueza mundial. Esas 147 entidades son el corazón de 1.347 corporaciones más y esas son la médula de otras 43.000 corporaciones. Hace poco nos hemos enterado – para rizar el rizo – que 200 personas tienen tanta riqueza como 3.500 millones y claro todos hemos vuelto a llegar a la misma conclusión – como el FMI – que el problema son los salarios y los derechos sociales y laborales.

Imagen

 

El problema es el capital extranjero, sí, pero no su marcha sino su llegada: El 70% de las transacciones que se producen anualmente en la bolsa española son realizadas por el capital extranjero, más del 40% del capital de las 121 mayores empresas españolas están en manos extranjeras. A mayor entrada de capital extranjero, mayor ha sido el empobrecimiento, la precariedad y la dependencia de España. Pero, queremos más capital extranjero y queremos vender hasta la última de nuestras empresas ¡Viva la inteligencia! ¿Cómo puede salir España adelante sin tejido productivo propio, trabajadores pobres, sin moneda, léase, financiación y sometida a un intenso expolio? ¿Cómo va a crear empleo con tal concentración de la riqueza, los medios de producción y la financiación? Por eso el gobierno invita a emigrar, sabe que esto es imposible de levantar. Habría que enfrentarse a monopolios, grandes fortunas patrias y potencias capitalistas, y no lo va a hacer. Porque una cosa es gobernar y otra muy distinta detentar el poder efectivo.

Imagen

¿Es la inflación el impuesto de los pobres? No, la inflación es el impuesto de los ricos, que consiguen gran parte de sus rentas mediante los intereses de la inversión financiera que son a tipo nominal y, por tanto, están muy castigados por los altos niveles de inflación. El impuesto de los pobres es el desempleo, la deflación y las caídas o estancamientos salariales. Y la deflación o inflación contenida que conviene tanto a los ricos machaca el empleo que es la principal fuente de rentas de los trabajadores.

Imagen

¿La solución es bajar los salarios? Pues, evidentemente, no. Porque supondrá más deflación, más caída del poder adquisitivo, más depresión, más trabajadores pobres, más explotación, más madera a la destrucción del mercado interno, mayor extracción de rentas, mayor concentración económica y mayor destrucción del tejido productivo. ¿Qué le pregunten a Alemania que ha hecho con los salarios en los últimos tiempos, las pensiones o con los copagos? Son algunas de las muchas asimetrías o hipocresías de esta supuesta crisis, que no es, verdaderamente, otra cosa que una involución social.

Imagen

Y de verdad que hay que mirárselo porque cuando nos dicen que el endeudamiento de los estados es excesivo, tenemos que hacer reflexiones, análisis y comparaciones. Ya no sólo es detenerse en la manera fraudulenta cómo se ha creado esa deuda pública, sino también, hacer comparaciones. Entonces nos encontramos que España tiene una deuda en relación a capital (PIB) de 1 a 1, y los bancos alemanes de 30 a 1 o más, o algún banco estadounidense tiene en derivados una deuda de alrededor de 70 a 1. Pero llegamos a la clara conclusión que hay que renunciar a la sanidad, las escuelas, los servicios públicos, los salarios…, y lanzarnos al subdesarrollo para rescatar y enriquecer aun más a esos bancos hiperendeudados. Bueno la diferencia es clara, simplemente, es una cuestión de poder. Los bancos pueden ser rescatados, financiarse gratis y extorsionar a los pueblos.

Imagen

El camino para salir de la crisis es la exportación. Si bueno, le podemos preguntar a México, Brasil, Bangladesh, Chile, Argentina, o a China, sin ir más lejos, cómo su sistema exportador dependiente de corporaciones extranjeras, que supone alrededor del 5% del tejido empresarial, ha laminado su mercado interno. Asimismo, para Alemania centrarse en el sector exportador ha supuesto una caída pronunciada del poder adquisitivo de los trabajadores y la quiebra de su sistema financiero. China no ha podido desarrollar un mercado de consumo interno porque necesita unos salarios de miseria para exportar, ha creado una gigantesca burbuja inmobiliaria y un desarrollo geográfico de la población sin sentido. En España, más del 80% del empleo está en manos de la pequeña y mediana empresa, estrangulada y extorsionada por los grandes monopolios que son responsables de alrededor del 5% del empleo. Y ¿vamos a crear 6 millones de empleos centrándonos en el monopólico y reducido sector exterior? De verdad, que hay que mirárselo. Yo ya veo a Alemania o a Estados Unidos poniéndonos la alfombra roja para competir con ellos… Porque aquí hay un error de principio, no compiten los países dependientes, compiten las corporaciones de las grandes potencias capitalistas.

Imagen

Y ¿los impuestos? Ya están demasiado altos para los trabajadores, aunque el FMI quiere apretar más hasta como si mecánica del garrote vil aplicarnos finalmente la pena capital. Pero, subir los impuestos a la oligarquía financiera, a las grandes empresas, perseguir el fraude fiscal, la evasión, la elusión y acabar con un sistema impositivo feudal, sí son soluciones. Acabar con el poder monopolístico sí es la solución. Porque soluciones hay, pero depende de a quién queramos favorecer. Y claro el FMI ni tocar los privilegios feudales de Apple, Microsoft, Amazon, Google, Starbucks, Burger o cualquier otro monopolio. El FMI no comete ese tipo de errores. El FMI no comete errores. El FMI nunca se equivoca, trabaja a conciencia en favor de las corporaciones anglosajonas. Bueno ya sabemos que los capitales no tienen patria, pero los ejércitos que los protegen sí.

Imagen

Y cuando miremos al exterior en busca de salvación y lecciones de responsabilidad y honradez deberíamos ser nosotros mismos un poquito más responsables. Porque claro, qué decir de un país como los Estados Unidos donde un gabinete presidencial lleva a su país a una guerra, Iraq, que le ha costado al erario público 4 billones de dólares, pero que ha beneficiado cuantiosamente a las corporaciones de las que antes eran o han vuelto a ser directivos y presidentes. Qué decir de un país que coloca a un banquero privado, Henry Paulson, en un puesto público, para rescatar al quebrado sistema financiero del que formaba parte. O de una justicia que, continuamente se nos pone de ejemplo, cuando es absolutamente racista y clasista o que pisotea frecuentemente los derechos de los trabajadores – que en muchos casos luchan por el básico derecho a sindicarse – o de los agricultores en favor de las grandes corporaciones. Qué decir de un país donde los mismos que se dan subvenciones y subsidios agrícolas millonarios arremeten contra la gente que depende de los escuálidos cheques de alimentos. Y son solo unos pocos ejemplos de una administración pública infectada, absolutamente, de empleados de las grandes corporaciones y, totalmente, corrompida. Si el concepto ‘puerta giratoria’, revolving door, no es español, será por algo.

Imagen

Y qué decir de la Unión Europea, una entidad política controlada por alrededor de 18.000 lobbies al servicio de las grandes corporaciones, muchos de ellos estadounidenses, y que dictan las políticas europeas. O una Comisión Europea, una cueva de Alí Baba más, que tuvo que dimitir en bloque – sin distinguir nacionalidad – en 1999 por ser más descarada de lo habitual en su relación con las corporaciones. Qué decir de Alemania, sus sabios y una tal Angela Merkel que están rescatando su corrupto e “irresponsable” sistema financiero a costa de los erarios públicos y la vida de los ciudadanos del sur de Europa. ¿Es Rajoy más corrupto que Bush, Obama o Merkel? Evidentemente, no. Simplemente, es más débil y al ser débil tiene que acatar todas las órdenes de las corporaciones anglosajonas aun al precio de cavarse su propia tumba, hundir – como hizo Zapatero – y dividir a su partido, a punto de romperse. Y es que el mundo democrático anglosajón funciona de manera muy peculiar: si Gibraltar incumple el Tratado de Utrecht repetidamente, Cameron se muestra preocupado, el ministro principal del peñón amenaza altaneramente con la Royal Navy. Que todos sabemos que vienen en plan “colegas”, pero ya te lo piensas, y mientras, lo que era un pequeña china va extendiendo su territorio hasta la próxima provocación. Si un banco anglosajón especula y pierde, pues el resto de países paga la ronda. Y si no te gusta, te chantajeo, te extorsiono con mi moneda y mi banco central europeo – léase, Bundesbank–FED – y te cambio tu gobierno.

Imagen

Y ante medidas que producen una peligrosa destrucción social, marginación y pobreza, luego algunos ventajistas, con una capacidad de análisis presa de sus prejuicios y su racismo, dirán – desde sus mansiones y barrios de lujo fortificados – cuando se produzcan brotes de violencia y estallidos sociales como en Suecia, Estados Unidos, Inglaterra o Francia, que ya lo decían ellos, que siempre pasa lo mismo, que esos pobres e inmigrantes no quieren trabajar, no quieren adaptarse, y mientras damos cientos de miles de millones a las grandes corporaciones y fortunas nos rasgaremos las vestiduras porque a una pobre familia le den 400 euros para comer. El juego del criminal que culpabiliza y criminaliza a la víctima es antiguo. Como en ‘La piedad y la horca’, la caza del pobre vuelve al ser el deporte favorito de nuestras oligarquías. Ya no es que al capitalismo le falte empatía y este dominado por sádicos que toman medidas llenas de cinismo y crueldad. Es que a nosotros nos falta seso. Y es que, de verdad, que hay que mirárselo.

Imagen

Read Full Post »

Imagen

La apertura de las cajas negras y la posterior investigación policial parecen haber demostrado que el maquinista estaba contestando una llamada del interventor desde el mismo tren momentos antes – 11 segundos antes parece que finalizó la llamada– del accidente del ALVIA Madrid – El Ferrol. Esta acción de maquinista e interventor, según el juez, parece “algo normal” – a falta de lo que pueda alegar y esclarecer Renfe – porque intentaba facilitar el descenso de una familia en Pontedeume, pero en esos momentos resultó ser muy “desafortunada”. Es el maquinista el que debe decidir si coge el teléfono y puede que antes de la llamada ya se encontrara desorientado, pero esto es una elucubración. Por ahora, sólo hay un imputado por este trágico accidente, el maquinista, pues según el juez la causa del accidente parece estar en la “inapropiada e imprevisible conducción del maquinista” a más del doble de la velocidad permitida en ese tramo. Y la llamada pudo contribuir al despiste del maquinista y al posterior descarrilamiento.

Todos estaremos de acuerdo, por lo que podemos saber hasta el momento, que el principal responsable es el maquinista que cometió un grave error. También podemos estar de acuerdo que no hubo un único error humano sino dos. Aunque uno indudablemente es de mayor gravedad en el caso de la responsabilidad que recae en el maquinista y el otro podía no tener constancia del tramo al que se estaban acercando ni las consecuencias futuras que podría tener esta acción. El error humano es probable, posible, plausible y los sistemas de seguridad tienen como función corregirlo, prevenirlo o evitarlo. Posiblemente todos pensaron que era muy improbable que se produjera este error. Pensaron que no pasaba nada si cogían el teléfono, pensaron que no pasaba nada si llamaban por teléfono, era “algo normal” o, finalmente, pensaron que el error humano era improbable y no decidieron poner señales ni sistemas de seguridad. Parece que la probabilidad ha caído por los suelos porque no hay dos sin tres (errores).

La investigación ha demostrado que el maquinista se encontraba hablando por el móvil, aunque no, como algunos medios de información publicaron intencionadamente, que se encontrara hablando con su novia u otras insinuaciones maliciosas parecidas. Estos medios desde el principio – y como nos tienen acostumbrados – tomaron un claro partido antes de saberse los pormenores de la investigación. Han centrado su objetivo en todo momento en la criminalización del maquinista, olvidando, como los expertos aseveran, que en estas tragedias los errores suelen ser compartidos, suelen darse diversas circunstancias que lleven a un fatal desenlace, aunque en unos recaiga más culpa o responsabilidad que en otros.

Imagen

Esto nos lleva a comentar la actitud del periódico La Razón en particular en el tratamiento de la información y en la manipulación que ha hecho de la misma. En mi opinión hace un uso insuperable de la mala fe y la tergiversación de la realidad. Su portada en la que se centra en la importancia del “pedal del hombre muerto” para evitar el accidente es tremendamente tendenciosa. Este mecanismo es un mecanismo de seguridad más y su función no es la de freno de emergencia. Su función es frenar el tren en caso de ausencia del maquinista en la cabina,  desfallecimiento, desvanecimiento o muerte del mismo. Ninguna de estas causas se ha dado en este lamentable suceso.

Teniendo esto en cuenta el maquinista usó este mecanismo correctamente. Aunque lo hubiera usado como freno de emergencia – lo que es una insensatez habiendo otros mecanismos con esa función – no hubiera dado tiempo a frenar el tren porque desde la salida del túnel – que es cuando hay visibilidad de la curva – hay 3 o 4 segundos y el pedal del freno tarda ¡27 segundos! en frenar el tren. La Razón más que medio de información ha convertido su función en la de inquisidor del reino. No tiene en cuenta que para un tren de ALTA VELOCIDAD – sí, alta velocidad, aunque ahora haya quedado en velocidad alta – con ese nombre fue inaugurada esa línea a bombo y platillo y no otro como afirman ahora, hay otros sistemas de frenado, aviso y seguridad adecuados. Que algunos medios de comunicación actúen de forma tan sensacionalista y presenten la información de forma tan partidista e interesada no puede más que llevarnos a sospechas.

La responsabilidad presuntamente probada del maquinista – el interventor según ha decidido el juez no tiene –, a espera de que finalice la investigación judicial, no debe hacernos olvidar las deficiencias de seguridad en la línea que ha sacado a luz este accidente. Por ejemplo, el sistema automático de seguridad ERTMS – frenado automático – da problemas en los ALVIA y no funciona en esa línea. Nadie en su sano juicio, que no esté movido por intereses partidistas, económicos o ideológicos, puede pensar que la seguridad de más de 200 personas a más de 200km/h de velocidad dependa de una única persona, puesto que, a ciertas velocidades es complicado ver las señales. No es eso lo que nos cuentan los expertos, los ingenieros de caminos o lo que pone en los manuales de seguridad. Es cierto, que los riesgos y los fallos son inevitables, que todo – puede ser – que no se pueda prever, pero hay medidas de seguridad que deben aplicarse para reducir el error humano y los accidentes.

Imagen

Asimismo, esta línea tiene una particular complicación por su orografía. De los 87km. que consta la línea Ourense – Santiago, el 57% transcurre bajo tierra o sobre viaductos, encontrándose en ella 38 viaductos y 31 túneles. El mismo tramo donde se produjo el accidente no deja lugar a error o despiste porque no hay posibilidad de corrección como han demostrado los hechos. La curva se encuentra a entre unos 300 o 500 metros de la salida del último túnel, donde la falta de visibilidad no permite tiempo de reacción. Esta curva que mantiene el trazado de 1940 al encontrarse en un tramo de línea convencional tendría que estar mejor señalizada. Esto no debe servir de excusa a la mala práctica del maquinista, pero debería haber puesto a más gente alerta. Pero cómo ha puesto de manifiesto el atestado policial “en la vía no existe ninguna señal física que advierta de esta […] obligatoriedad de reducción [de la velocidad]”. 

Cuando vamos por una carretera, aunque hayamos pasado por ella diez mil veces, siempre nos encontramos con señales de advertencia, limitaciones de velocidad, curva peligrosa, etc., con cierta antelación. La suficiente para reaccionar. Ninguna se encontraba presente en esta línea. Cierto que eso no es suficiente para evitar accidentes, pero ayuda bastante. Los maquinistas de Renfe saben que a 4 kilómetros de ese punto tienen que empezar a reducir la velocidad. Cuatro kilómetros a esa velocidad pasan rápido. No hubiera estado de más la instalación de señales, semáforos o señales acústicas de reducción de velocidad ante la llegada de un tramo de vía peligroso. A modo de aviso y recordatorio.

Imagen

Y esto no es a modo de disculpar la conducta del maquinista, es que las medidas de seguridad parten de la base que esto se puede producir, que es muy probable. Si no fuera por esto algunas ni siquiera existirían. Parten de la base que en nuestras manos están la vida de cientos de miles de personas y ni deben estar a la suerte de la negligencia o el error de un solo hombre, ni diez, ni a la conveniencia de una ideología basada en un individualismo ventajista,  ramplón y tan irresponsable como lo que ellos mismos critican.

* La Comisión de Investigaciones de Accidentes Ferroviarios del ministerio de Fomento ha recomendado instalar balizas de control de velocidad para en caso de exceso de velocidad actuar como sistema de frenado automático en tramos de riesgo como el de Angrois. En éste ya han sido instaladas.

FrenadoAutomático

Read Full Post »