Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 19 febrero 2014

En Venezuela la oposición ha vuelto a tomar las calles para protestar contra el gobierno. Tristemente ha habido muertos de nuevo… Obtener información sobre lo que realmente ocurre allí es muy complicado en nuestro país y los medios españoles hace mucho tiempo que tomaron partido por la oposición venezolana contra el gobierno legítimo, primero de Chávez y ahora contra el de Maduro. En nuestros medios la neutralidad y el buen hacer con respecto a este tema concreto ni está ni se le espera. Los intereses económicos que tienen estas corporaciones y sus dueños allí son muy importantes.

No tenemos necesidad de defender al gobierno venezolano, no creemos que sea perfecto y seguro que comete errores. No nos tienen que gustar ni sus formas. Pero el grado desestabilización y presión al que está sometido es enorme. No importa las elecciones que haya ganado para esperar obtener el respeto y la legitimidad de Occidente… Debemos tener en cuenta que si lo que está ocurriendo allí, hubiera pasado en Estados Unidos la Guardia Nacional ya hubiera disuelto y encerrado a los manifestantes. De algunos habría tirado la llave para no saber más de él en muchos años…

Nunca mucho será suficiente:

  1. Hugo Chávez se presentó a 14 elecciones, ganando en 13 de ellas.

  2. En 14 años el PSUV ha ganado 18 de 19 elecciones. A pesar de ellos los medios de comunicación occidentales siguen vilipendiando al gobierno y acusando a Venezuela de ser una dictadura…
  3. En Venezuela, en los últimos 14 meses ha habido 2 elecciones presidenciales ganadas por el PSUV. Una ampliamente, la otra por corta distancia, pero limpiamente como corroboraron los observadores internacionales.

  4. A pesar de ello la prensa y la oposición no respetaron los resultados e intentaron hacer todo lo posible para poner en duda la veracidad de los mismos. Las protestas consiguientes acabaron con el asesinato de un mínimo de 8 miembros y simpatizantes del PSUV.

  5. Ante los disturbios y las demandas de la oposición por fraude electoral, la presión internacional y estadounidense que consideraban que “hubo irregularidades” y persistían las dudas “sobre la legitimidad de la elección”. Según John Kerry debía “haber un recuento [de los votos]” puesto que, en su opinión “América Latina es nuestro patio trasero (…) tenemos que acercarnos de manera vigorosa”. El gobierno accedió a un recuento electoral, a pesar de que según el Centro Carter el mecanismo electoral electrónico en Venezuela hace que su sistema sea “el más fiable del mundo”, que los observadores internacionales habían comprobado la limpieza de los comicios y que la ley electoral venezolana exige la auditoría del 54% de la mesas… El nuevo recuento concluyó quela compatibilidad en el cotejo de resultados ha sido de 99,98%”.
  6. Asimismo hubo una elección estatal donde el PSUV ganó 20 de los 23 estados venezolanos.

  7. Y en este último mes de diciembre, hubo un elección municipal donde el PSUV ganó mas del 70% de las alcaldías aventajando a la oposición en más de 10 puntos de diferencia.

De las más de 3.000 irregularidades que denunció la oposición en las ajustadas elecciones de 2013, una de ellas fue la quema de urnas y votos por fuerzas gubernamentales publicada por el diario “Nuevo País”. Más tarde se demostró que las imágenes no eran de 2013 sino de 2007 y 2010. Por ley las urnas y los votos deben quemarse finalizado el proceso electoral:

LucenazoNuevo País

Ahora os dejo con lo importante. Un interesantísimo artículo de TODOCHEGUEVARA donde hace un recopilatorio de fotos manipuladas sobre Venezuela que han sido publicadas en diversos medios. Debemos tener cuidado con la información que nos llega: 

Con motivo de las protestas que se han producido estos días en algunos puntos de Venezuela, la oposición en el país y buena parte de la derecha mundial han puesto en marcha su maquinaria mediática de mentiras y confusión. Se suceden en medios de comunicación y redes sociales supuestas imágenes de Venezuela procedentes en realidad de Chile, México o Singapur. Gracias a usuarios de esas mismas redes sociales, la manipulación y mentira han sido descubiertas y denunciadas. He aquí una recopilación.
Numerosas imágenes de Chile se han difundido como supuestas pruebas de la represión en Venezuela, dándose la paradoja de que los manifestantes golpeados y heridos que muestran realmente protestaban contra el gobierno derechista de Sebastián Piñera exigiendo mejoras laborales y sociales:
Imagen vía @itobesur
Estudiante chilena pidiendo educación pública y gratuita para Chile
Egipto tampoco se libró y alguna imagen de la represión allí ya sirvió para acusar al gobierno venezolano de fascista:
Imagen vía @ciudadfutura
Incluso fotografías de actuaciones policiales contra delincuentes hace más de dos años se difunden ahora para ilustrar las protestas:
Imágenes de las recientes protestas en Brasil también han servido para que la oposición acuse al gobierno venezolano de dictatorial:
Y la manipulación llega al extremo de utilizar fotos de la cadena humana en Catalunya para evidenciar una supuesta gran movilización contra el Gobierno:
Las redes sociales en general, y twitter en particular, son jaulas de grillos en las que tienen cabida (y difusión) las más ridículas aseveraciones, como que 3000 cubanos fuesen enviados a Venezuela para “aplastar las protestas”. El tuit fue posteriormente borrado por la usuaria que lo había escrito. “Miente, que algo queda”.
El tuit fue posteriormente borrado por la usuaria que lo había escrito.
Algunas fotografías de personas tendidas en el suelo pintadas con sangre falsa han sido compartidas como si se tratase de heridos reales:
Sorprenden los gorros para el frío y la ropa de abrigo que al parecer llevan los policías venezolanos:
Quien conozca la historia de los perros griegos Loukanikos o Thodorís, se sorprenderán de que algún opositor venezolano ubique a este animal en Caracas:
No es nueva la manipulación mediática contra los gobiernos de izquierdas, y el de Nicolás Maduro no es una excepción. Prueba de ello es este tuit de una periodista venezolana, Idania Chirinos, denunciando la pésima calidad de la sanidad pública por culpa de la revolución bolivariana:
Imagen vía @tuiterojo
Al tiempo que denuncian una brutal violencia contra los manifestantes, acusan a la policía de reprimir también a la prensa con fotografías impactantes como esta… que realmente fue tomada en Singapur.
La manipulación llega a tal absurdo que usan imágenes de Siria para denunciar supuestas muertes y represión en Venezuela
El colmo del absurdo y la desinformación es que una actriz venezolana difunda en su cuenta de twitter con más de 226.000 seguidores una supuesta fotografía de policías violando a un chaval… y que resultó proceder de una página porno.

Tras esta recopilación queda de manifiesto la vital importancia de mantenerse alerta ante las informaciones que se ofrecen en los mass media y también en las redes sociales de lo supuestamente acaecido en Venezuela, generalizando esta actitud a cada conflicto, donde se suele mostrar tan sólo una pequeña parte, según el interés del editor.

Read Full Post »

«La producción capitalista, por consiguiente, no desarrolla la técnica y la combinación del proceso social de producción sino socavando, al mismo tiempo, los dos manantiales de toda riqueza: la tierra y el trabajador.»

 

Karl Marx, El Capital, 1867.

 

«La primera exigencia de la máquina de vapor y la necesidad principal de casi todas las ramas de la gran industria es contar con agua relativamente limpia. Pero la ciudad industrial convierte todas las aguas en un hediondo líquido».

 

Federico Engels, Anti-Dühring, 1878.

 Imagen

[…] Con la preponderancia incesantemente creciente de la población urbana, acumulada en grandes centros por la producción capitalista, ésta por una parte acumula la fuerza motriz histórica de la sociedad, y por otra perturba el metabolismo entre el hombre y la tierra, esto es, el retorno al suelo de aquellos elementos constitutivos del mismo que han sido consumidos por el hombre bajo la forma de alimentos y vestimenta, retorno que es condición natural eterna de la fertilidad permanente del suelo.

 

Con ello destruye, al mismo tiempo, la salud física de los obreros urbanos y la vida intelectual de los trabajadores rurales. Pero a la vez, mediante la destrucción de las circunstancias de ese metabolismo, circunstancias surgidas de manera puramente natural, la producción capitalista obliga a reconstituirlo sistemáticamente como ley reguladora de la producción social y bajo una forma adecuada al desarrollo pleno del hombre. En la agricultura, como en la manufactura, la transformación capitalista del proceso de producción aparece a la vez como martirologio de los productores; el medio de trabajo, como medio de sojuzgamiento, de explotación y empobrecimiento del obrero; la combinación social de los procesos laborales, como opresión organizada de su vitalidad, libertad e independencia individuales. La dispersión de los obreros rurales en grandes extensiones quebranta, al mismo tiempo, su capacidad de resistencia, mientras que la concentración aumenta la de los obreros urbanos. Al igual que en la industria urbana, la fuerza productiva acrecentada y la mayor movilización del trabajo en la agricultura moderna, se obtienen devastando y extenuando la fuerza de trabajo misma.

 

 

Y todo progreso de la agricultura capitalista no es sólo un progreso en el arte de esquilmar al obrero, sino a la vez en el arte de esquilmar el suelo; todo avance en el acrecentamiento de la fertilidad de éste durante un lapso dado, un avance en el agotamiento de las fuentes duraderas de esa fertilidad. Este proceso de destrucción es tanto más rápido, cuanto más tome un país […] a la gran industria como punto de partida y fundamento de su desarrollo. La producción capitalista, por consiguiente, no desarrolla la técnica y la combinación del proceso social de producción sino socavando, al mismo tiempo, los dos manantiales de toda riqueza: la tierra y el trabajador.

 

 

[…] Por el otro lado, la gran propiedad del suelo reduce la población agrícola a un mínimo en constante disminución, oponiéndole una población industrial en constante aumento, hacinada en las ciudades; de ese modo engendra condiciones que provocan un desgarramiento insanable en la continuidad del metabolismo social, prescrito por las leyes naturales de la vida, como consecuencia de lo cual se dilapida la fuerza del suelo, dilapidación ésta que, en virtud del comercio, se lleva mucho más allá de las fronteras del propio país […].

 

[…] la propiedad del suelo en gran escala socava la fuerza de trabajo en la última región en la que se asila su energía natural, y donde se almacena como fondo de reserva para la renovación de la energía vital de las naciones: en el propio campo. La gran industria y la agricultura industrialmente explotada en gran escala operan en forma conjunta. Si en un principio se distinguen por el hecho de que la primera devasta y arruina más la fuerza de trabajo, y por ende la fuerza natural del hombre, mientras que la segunda depreda en forma más directa la fuerza natural del suelo, en el curso ulterior de los sucesos ambas se estrechan la mano, puesto que el sistema industrial rural también extenúa a los obreros, mientras que la industria y el comercio, por su parte, procuran a la agricultura los medios para el agotamiento del suelo.

 

Karl Marx, El Capital, 1867.

Read Full Post »

“Abrumados por la vergüenza” de Soledad Gallego Díaz: 

Imagen

Ocurrió tal y como lo mostraron algunos vídeos aficionados. Agentes de la Guardia Civil dispararon pelotas de goma, balas de fogueo y botes de gases para impedir que un grupo de personas alcanzara a nado la playa del Tarajal, en Ceuta. Doce de esas personas murieron ahogadas. Es exactamente tan espantoso como suena. Se disparó para impedir que personas que estaban en el mar, algunas de ellas agarradas a precarios flotadores, pudieran llegar a tierra.

Imagen

El relato era tan terrible que primero fue negado por el delegado del Gobierno y luego por el director de la Guardia Civil. Finalmente, el ministro del Interior admitió ayer, en el Congreso, que efectivamente se utilizó material antidisturbios contra personas que estaban en el mar, con la aparente intención de aterrorizarlas para que regresaran a nado a la costa marroquí. “Las órdenes fueron que hubiera varios metros entre el impacto de las balas y los inmigrantes”, explicó. Balas de goma, disparos de fogueo que suenan exactamente igual que las balas de verdad…. ¿Cómo creyeron que reaccionarían esas personas que buscaban desesperadamente la playa? Reaccionaron como se esperaba que lo hicieran: con miedo, con pánico. Ahogándose.

Imagen

El ministro dice que las personas que intentaban llegar a la playa tenían una actitud violenta. ¿Cómo se aprecia una actitud violenta en una persona que está nadando o que se aferra a un mísero flotador? Deberíamos sentirnos, todos, abrumados por la vergüenza“.

Soledad Gallego-Díaz.

Escuchar esta columna en:

http://www.cadenaser.com/espana/articulo/mirada-soledad-abrumados-verguenza/csrcsrpor/20140214csrcsrnac_1/Tes

Read Full Post »

La supresión de los monzones desde 1876 hasta 1879 provocó una sequía inusualmente grave en la mayor parte de Asia. Su impacto en la sociedad agricultora del momento fue inmenso. Por lo que sabemos, la hambruna que se apoderó de la región fue la peor de las que castigaron a la especie humana”.

John Hidore, Global Environmental Change, 1996.

Imagen

La mortalidad total de estas tres oleadas de sequía, hambre y enfermedades no pudo haber sido menor de 30 millones de víctimas. Podría llegar a 50 millones de muertos”.

Fue realmente un desastre de magnitud planetaria, con sequía y hambrunas documentadas en Java, las Islas Filipinas, Nueva Caledonia, Corea, Brasil, el sur de África y el Magreb. Hasta la fecha, nadie había imaginado que un clima tan extremo y sincrónico fuese posible en una escala que incluía el cinturón tropical monzónico completo, más el norte de China y de África. Ni tampoco había registros históricos de hambrunas que hubiesen tenido un impacto simultáneo en áreas tan distantes unas de otras. […]

Pero la gran sequía de 1876-79 fue tan sólo la primera de las tres crisis de subsistencia global de la segunda mitad de la era victoriana. Los años secos de 1889-91 llevaron de nuevo el hambre a la India, Corea, Brasil y Rusia; aunque los peores sufrimientos fueron en Etiopía y Sudán, donde es posible que pereciese un tercio de la población. En 1896-1902 se presenció, de nuevo, la supresión repetida de los monzones a lo largo de los trópicos y del norte de China. Las epidemias de malaria, disentería, peste bubónica, viruela y cólera, enormemente destructivas, provocaron millones de víctimas en las filas de los debilitados por la hambruna.

Los imperios europeos, conjuntamente con Japón y Estados Unidos, explotaron salvajemente esta oportunidad para arrebatar nuevas colonias, expropiar las tierras comunales y reclutar más mano de obra para sus plantaciones y minas. Lo que, desde una perspectiva metropolitana, parecía el resplandor último de la gloria imperial del siglo diecinueve fue, desde el punto de vista asiático o africano, tan sólo la luz odiosa de una gigantesca pira funeraria“.

Mike Davis, Los Holocaustos de la Era Victoriana tardía. El Niño, las hambrunas y la formación del Tercer Mundo.

Postdada:

[Cuando] Dentro de cincuenta años los historiadores revisen el papel jugado por el Imperio Británico durante el siglo diecinueve, las muertes innecesarias de millones de indios serán su monumento principal y más celebre.

William Rigby, “Prosperous” British India: A revelation from Official Records, 1901.

 Imagen

Read Full Post »

Pero existe una categoría de extranjeros malhechores que fabrican opio y lo traen a nuestro país para venderlo, incitando a los necios a destruirse a sí mismos, simplemente con el fin de sacar provecho. […] ahora el vicio se ha extendido por todas partes y el veneno va penetrando cada vez más profundamente (…) Por este motivo, hemos decidido castigar con penas muy severas a los mercaderes y a los fumadores de opio, con el fin de poner término definitivamente a la propagación de este vicio. […] Todo opio que se descubre en China se echa en aceite hirviendo y se destruye. En lo sucesivo, todo barco extranjero que llegue con opio a bordo será incendiado (…)”.

Lin Hse Tsu, Carta enviada a la reina Victoria requiriéndole que dejara de traficar con drogas y respetara las normas del comercio internacional, 1839.

 

Millones de personas murieron, no porque estaban fuera del “sistema mundial moderno”, sino porque fueron violentamente incorporadas en sus estructuras económicas y políticas. Murieron en la época dorada del capitalismo liberal; de hecho, muchas fueron asesinadas, como veremos, por la aplicación teológica, de los principios sagrados de Smith, Bentham y Mill

Mike Davis, profesor de Historia de la Universidad de California en Riverside.

 

Si no fuera porque se poseen armas perfeccionadas, la muchedumbre de gente famélica podría haber causado serias perturbaciones políticas

Parte de un Oficial consular estadounidense en Pekín, 1879.

Imagen

En la conciencia colectiva ha quedado el fracaso del cruento intento de industrialización llevado a cabo en China por Mao a finales de la década de los 50 y principios de los 60. La obsesión por la industrialización, la modernización y el progreso; la artificialidad de los movimientos de población y la colectivizaciones agrarias con el consiguiente abandono del campo en favor de la manufactura y la industria llevaron a que catástrofes climáticas severas – pero, recurrentes – se convirtieran en auténticos desastres humanos con millones de muertos. La cifra de muertos para este periodo oscila según diferentes expertos entre los 18 millones y 32,5 millones de muertos.

En cambio, hay otro Gran Salto Adelante que dio China que no ha quedado impreso en la conciencia colectiva. Que haya ocurrido así no es gratuito ni inocente. Sabemos que los vencedores son quienes escriben la historia y muchas veces esta historia está idealizada o directamente ocultada cayendo en el olvido para escarnio de sus víctimas. Y hoy el vencedor de la historia es el capitalismo liberal anglosajón… Este otro “Salto Adelante” se produjo a mediados del S.XIX cuando la negativa de China a integrarse “libremente” en el “mercado mundial” construido bajo los auspicios del “libre comercio” británico y occidental llevó a una serie de guerras de agresión coloniales y revueltas civiles con consecuencias devastadoras para la población y el país.

RepartoChina

La negativa de China, más tarde, a permitir una mayor liberalización comercial y nuevas concesiones en su territorio a Reino Unido y Francia, y, primero, su repulsa a favorecer que se extendiera por él el lucrativo negocio del comercio ilegal de opio – perseguido por los funcionarios imperiales debido a las terribles consecuencias sociales que provocaba de corrupción pública y adicción – único producto que podía competir con la superior manufactura china, que venían realizando los mercaderes británicos desde la India dieron lugar a dos guerras. Son las conocidas como Guerras del Opio: la primera se produjo entre 1839 y 1842, dando lugar a un período de inestabilidad y guerras civiles que llevó a entre otras a la Rebelión Taiping (1851 – 1864). La segunda transcurrió entre 1856 y 1860. Las muertes directamente causadas por estas guerras oscilan entre los 15 y los 60 millones de personas. A esto debemos sumarle las muertes causadas por las guerras civiles que varían entre los 20 y los 50 millones de personas.

Este terrible período de la historia de China se coronó con la Gran Hambruna de 1876–1878 que provocó la muerte en el norte de China de entre 8 y 20 millones de personas. Esta espantosa devastación también fue la consecuencia de la aplicación de unas reformas económicas que barrieron los cimientos de la sociedad tradicional en pos de la modernización y el beneficio económico, dejando unos campesinos empobrecidos y sobreendudados; unos mercados locales destruidos, que ante el advenimiento de una catástrofe climática tuvo como consecuencia evitable la muerte de millones de personas. Fue el mercado y la fe ciega en el capitalismo liberal lo que convirtió un grave – pero, habitual – fenómeno climático en una hambruna devastadora. Durante el S.XVIII estos mismos fenómenos se produjeron, pero las políticas redistributivas de los gobiernos – tanto en China como en la India – evitaron que tuvieran consecuencias humanas tan terribles.

FumadoresOpio

Durante el mandato británico se dejó morir a la gente sin prestarle el diligente auxilio como había sido la norma bajo los antiguos gobiernos locales. Dentro de la lógica del libre mercado – una lógica marcada entonces por el racismo, el maltusianismo y la codicia – la cosecha debía exportarse para obtener cuantiosos beneficios aunque fuera al precio de millones de muertos. Además se imponía sobre el gobierno la doctrina teológica maltusiana de que cualquier intervención del gobierno para aliviar las penurias del hambre sería contraproducente. En palabras del ministro de Finanzas, sir Evelyn Baring: “Cada intento bienintencionado de mitigar los efectos de la hambruna y la salubridad deficiente no sirve más que para aumentar los males que resultan de la sobrepoblación” o, en un informe oficial de 1881 se mantiene que: “… si el gobierno gastase una mayor parte de sus ingresos en aliviar la hambruna, se aumentaría la proporción de la población que está en la penuria”.

En sólo cuatro décadas (1839–1878) la inclusión forzosa de China en el capitalismo liberal se hizo al precio de un máximo de 130 millones de muertos y un mínimo de 43 millones. Además de alrededor de 15 millones de drogadictos y la perdida de Hong Kong. Como ocurriera luego en el S.XX, este fue otro carísimo proceso de ingeniería social desde el poder – éste, en cambio, liberal y capitalista – guiado por la extrema codicia que reportó unos beneficios económicos astronómicos. Para China el “libre comercio” – como para todos los países que lo han “adoptado” – fue catastrófico. Hacia la última década del S.XIX su población no era superior a la que tenía en 1820 y el ingreso per capita había retrocedido a principios de siglo. Con la llegada de los británicos comenzaría – como ocurrió antes en la India o en Irlanda; por las mismas fechas, en Iberoamérica y África – un periodo de guerras, dependencia económica, perdida de soberanía, tratados desiguales, imposición de la losa de la deuda externa, desindustrialización e inestabilidad política y social nunca antes conocido.

FumaderoOpio

Postdata: De ese comercio del opio que tantos millones de muertos provocó queda todavía hoy como vestigio el gran banco HSBC (The Hong Kong and Shanghai Banking Corporation) fundado en 1865 con la finalidad de administrar los enormes beneficios obtenidos por el comercio de esta droga. Banco que, por cierto, no ha perdido su afición a los negocios ilícitos…

* (1785– 1850) Funcionario imperial chino que prohibió y trató de luchar contra el contrabando y el comercio ilegal de opio de los mercaderes (narcotraficantes) británicos, estadounidenses y occidentales. Asimismo luchó contra la corrupción de los funcionarios públicos sobornados con el dinero del opio británico. Estas acciones tuvieron como respuesta la agresión del Imperio británico en las conocidas como Guerras del Opio en su afán de proteger a los comerciantes británicos y los enormes beneficios que le generaba el tráfico de drogas.

Read Full Post »

Imagen

¿Qué pasará si, como prevemos, los mercados incrementan la aversión al riesgo? Muy sencillo. Los tipos de interés a largo plazo repuntarán con fuerza, las bolsas caerán, los diferenciales de crédito se ampliarán, las materias primas se debilitarán, y la volatilidad se disparará. En ese escenario emergerán todas nuestras miserias, nuestra descomunal deuda, privada y pública, y la insolvencia bancaria. Como consecuencia se activará un círculo infernal que se irá retroalimentando: crisis de deuda-crisis bancaria-deflación por endeudamiento. El crecimiento económico se hundirá, la recesión se intensificará con fuerza. […].

La pregunta es inmediata, por qué después de tanta evidencia se continúan recomendando las mismas recetas o políticas económicas que nos hunden irremediablemente. Sólo caben dos respuestas, la incompetencia estructuralo el instinto de clase. En realidad hay una mezcla de las dos hipótesis, pero el empecinamiento de la implementación de políticas fracasadas hace que la balanza se decante finalmente por la segunda. 

Detrás de las políticas económicas del gobierno Rajoy o de la Troika (Fondo Monetario Internacional, Comisión Europea, y Banco Central Europeo) sólo se encuentra la defensa de los intereses de las clases dominantes que no están dispuestas a pagar ni un solo euro de su bolsillo por los desaguisados que ellas mismas generaron.

Hoy más que nunca es necesaria una reconstrucción del poder político soberano y democrático. Serán inútiles todos los esfuerzos sino se orientan prioritariamente a conseguir que las grandes corporaciones transnacionales, que depredan sin límites el ecosistema económico y político planetario, sean controladas”.

 

Juan Laborda, profesor de economía de la Universidad Carlos III de Madrid y del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB).

Read Full Post »