Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 15 octubre 2014

#Faltan45.000

  • Según un estudio realizado por el Observatorio del Sistema Universitario (OSU), las carreras universitarias son un 300% más caras desde que entró en liza la Ley Bolonia.

  • Por ejemplo, la carrera de Información y Documentación ha visto elevarse su precio desde los menos de 4.000 euros en 2007 a los casi 14.000 euros actuales.

  • El fuerte incremento del precio de las carreras ha sido continuado desde que entró en vigor la reforma educativa de Bolonia, pero el curso 2012-2013 vio el mayor incremento de las tasas con hasta un 67%.

  • A pesar del fuerte incremento de las tasas la reducción de la inversión por estudiante asciende a un 27% en los últimos 4 años.
  • El grado de Maestro de educación Primaria ha elevado sus precios a unos 8.000 euros, más de un 170% más.

  • Si comparamos los precios a nivel europeo y a paridad de poder adquisitivo, España es el 6º país más caro de entre 33 estados europeos estudiados por el OSU

  • Si nos atenemos a la comparación con la antigua UE-15 España tendría las 3ª tasas superiores.
  • En Europa hay 11 países donde los estudios universitarios de Grado son gratuitos.Precio de un Grado en paridad de compra (2013-14)

  • Mientras en casi todos los países de Europa el precio de estudiar un grado y un máster son similares, en España es hasta un 67% de media más caro el Máster que el Grado.

  • España es el 7º país más caro donde estudiar un máster universitario. Precio de un Máster en paridad de compra (2013-14)

  • En cuanto a las becas, en Europa no es habitual alinear los precios de las matrículas al rendimiento académico. Sólo cuatro países lo hacen y el incremento de las tasas por repetición de asignatura no es tan acusado.

  • La gratuidad de la educación está vinculada en Europa a la concesión de becas con altos importes (becas–salario), los subsidios económicos según la renta disponible y exenciones fiscales, sobre todo, reducciones en en IRPF.

  • Sólo 6 países más vinculan la concesión de becas a criterios académicos como hace España.

  • Un caso más paradigmático aun que el español de liberalización educativa es el británico, donde en 1998 los estudios universitarios eran gratuitos y actualmente tienen un coste de 12.000 libras anuales. Esto ha hecho que muchos estudiantes británicos estén exiliándose a países donde la educación es gratuita como Alemania.

  • Mientras en Alemania se plantean la evolución al descenso y la gratuidad en el coste de los estudios universitarios, España debate ideas geniales como implantar un sistema de prestamos bancarios tipo EEUU donde la deuda estudiantil supera el billón de dólares.

Hoy, 45.000 estudiantes han abandonado su carrera universitaria por no poder pagar estos brutales incrementos en las tasas.

La educación es un derecho, queremos a nuestr@s compañer@s de vuelta

Anuncios

Read Full Post »

Vaya otra chapuza… Yo conozco el Hospital Carlos por una enfermedad que traje de África y me pareció un hospital estupendo. Me trataron muy bien, sabían lo que hacían, tenían los medios… era un hospital muy a la altura, sobre todo para un país fronterizo con África y en el que mucha gente viaja a países donde estás expuesto a otras enfermedades. Y cuando los recortes le afectaron pensé: otra cosa que funcionaba bien y se lo han cargado con la austeridad. Y ahora ha pasado lo que tenía que pasar. El Carlos II era un hospital puntero y lo han desmantelado.”

Reiner Wandler, corresponsal de Die Tageszeitung a Radiocable.com

TeresaEbola

Un breve recorrido por la gestión (perdón, la chapuza y la inconsciencia) de la crisis del ébola:

El contagio por ébola de la auxiliar de enfermería del Hospital de La Paz, Teresa Romero, ha sido el primero fuera de África. (Dudoso honor para la “marca España”)

Médicos Sin Fronteras ha tratado durante los últimos 19 años en África a más de 4.000 pacientes y ha tenido, únicamente, dos contagios por el virus del ébola.

Debido a la política de recortes presupuestarios se decidió desmantelar el hospital Carlos III de Madrid. Este era el hospital de referencia para el tratamiento de enfermedades infecciosas, tropicales y pandemias.

Asimismo la unidad NBQ de la Unidad Militar de Emergencias que podría haberse hecho cargo de este caso sobre el terreno parece ser que también se ha visto afectada por los recortes presupuestarios. Aunque según fuentes citadas por un diario digital existió una propuesta del ejército para instalar un hospital de campaña en Torrejón con riesgo cero.

Cuando se decidió trasladar al primer misionero infectado por ébola para su tratamiento en España, el ministerio y la consejería de sanidad de Madrid sabían que no se contaba con los medios necesarios al haberse desmantelado el hospital Carlos III.

El ministerio de Sanidad alteró sus propios protocolos para adecuarlos a las deficiencias que para estos casos tiene el Hospital de La Paz. España no tiene un hospital con seguridad biológica de nivel 4, que es el nivel de seguridad requerido por la OMS para un caso de ébola.

Estos mismos protocolos de actuación no fueron puestos en conocimiento del personal médico que debería atender a los pacientes.

Se improvisó su ingreso en el hospital de La Paz con los peligros que ello conllevaría: La Paz carecía de los medios (por ejemplo, habitaciones de aislamiento con presión negativa) y los profesionales con la formación adecuada y, además, atiende a diario a miles de personas.

Finalmente, y felizmente, se decide su ingreso en la 6ª planta del Hospital Carlos III que sí tenía las indispensables salas de aislamiento con presión negativa. Esta planta se encontraba cerrada y son los mismos profesionales médicos los que, incluso, con sus propios medios privados se encargan de acondicionar y dotar de equipos y material a la planta.

Como también se carecía de personal médico, que anteriormente había sido dispersado por otros centros, se decidió que serían los profesionales de la UCI de La Paz los que atenderían rotativamente al paciente.

El personal carecía de formación alguna en riesgos biológicos. Recordemos que el personal especialista en este tipo de enfermedades infecciosas se dispersó tras el desmantelamiento del hospital Carlos III.

Según el testimonio de uno de los enfermeros que trataron al primer enfermo de ébola se obliga al personal a “desplazarse con coacciones y amenazas de perder su puesto de trabajo o abrírsele un expediente disciplinario si se niega a ser enviado al Carlos III”.

El personal llega a su puesto en el Carlos III sin conocer el procedimiento de cómo debe atender a un paciente de ébola o cómo hay de ponerse el traje de seguridad. Y sólo unos minutos antes de entrar en la sala del paciente parte del personal que queda del antiguo Carlos III les ayuda.

Tenemos que hacernos una idea de la importancia del proceso: el proceso de quitarse el traje dura unos 40 minutos. Es el momento “dónde está el máximo peligro de contaminación”, según dice la doctora Manuela Cabero de la organización Cruz Roja, que ha estado más de un mes en Sierra Leona atendiendo a enfermos del ébola. Durante el proceso se rocía a la persona tres veces con desinfectante (cloro).

EquipoBioseguridad4

Este proceso (también, la puesta del traje, porque no puede haber ni un milímetro de piel expuesto al aire) se realiza bajo la supervisión de mínimo una persona. Bajo un protocolo muy estricto. Ninguna persona entra sola a la zona de riesgo, siempre entran personas pares para monitorizarse unas a otras.

Sin embargo, el curso dado a los profesionales de La Paz duró alrededor de media hora sin realizar las prácticas pertinentes. Según las palabras de uno de los profesionales sanitarios que recibió la formación: “El servicio de Medicina Preventiva del hospital imparte dos charlas informativas (45 minutos) de como son los equipos de protección personal necesarios. En aquellas charlas y por la inexperiencia del mismo personal que las impartía, los trajes se rasgaban, sustituían las calzas por bolsas de plástico, no existían escafandras completas y venían a decir poco más o menos que había que hacer un apaño para cubrirse la cara con cinta de carrocero.”

Encima de no cumplir el protocolo de seguridad, son los mismos trajes los que no cumplen las estrictas medidas de seguridad para una enfermedad tan contagiosa como el ébola: los guantes están sujetos con cinta adhesiva al traje. El traje no era de nivel 4, impermeable y con respiración autónoma.

IMG-20141009-WA0006

Una formación de poco más de media hora es absolutamente insuficiente y es una forma de proceder negligente: Médicos Sin Fronteras da una formación de dos semanas; Alemania de cinco días; Francia, una semana; Reino Unido tiene 4 hospitales de referencia y profesionales específicamente formados; Portugal tiene un hospital de referencia. Asimismo, todos los procesos formativos constan de su consiguiente entrenamiento y prácticas de cada situación real a realizar y sus pasos.

Además, al personal, según el mismo enfermero que venimos citando no se le hace ningún tipo de seguimiento ni medida epidemiológica cautelar. Una vez terminado su turno se marcha alegremente a su casa y al día siguiente, si no te toca volver al Carlos III pues vas a trabajar a la UCI de la Paz con enfermos de diversa etiología en muchas ocasiones inmunodeprimidos”.

Si el protocolo hubiera estado claro y en conocimiento de todos los implicados; si hubiera sido estricto como indicaba la gravedad del caso y no improvisado; si los profesionales hubieran estado bajo seguimiento y sometidos a pruebas; la enfermera no hubiera tenido que deambular por centros de salud y hospitales desde el 29 de septiembre: día que llamó al hospital informando que tenía más de 37 grados y síntomas de debilidad, pero como no tenía 38,6 grados no se activó “el protocolo de aislamiento” y se le dijo que fuera a su Centro de Salud donde se le recetó paracetamol.

Fue la misma Teresa la que decidió tomar medidas y no compartir baño con su marido.

El 2 de septiembre volvió a ponerse en contacto con el hospital para informar que se encontraba peor. En este momento tenía ya más de 38,6 grados, pero no se activó el protocolo. El día 6 volvió a llamar por encontrarse muy mal, pero le dijeron que llamará al SUMMA (servicio de urgencias) que le trasladaría a su hospital de referencia, Alcorcón.

Si el cúmulo de despropósitos ya había alcanzado unos límites difíciles de superar… La paciente fue trasladada en una ambulancia sin protección aun habiendo puesto en conocimiento que podría tener ébola. Esta ambulancia continuó en servicio durante 14 horas más trasladando pacientes…

Los médicos que atendieron a Teresa lo hicieron, primero, con guantes y mascarillas. El traje de aislamiento nunca tuvo el nivel adecuado: primero, nivel 1; luego, nivel 2. Aún sabiendo que era muy posible que estuviera infectada por ébola (nivel 4) y su estado de salud se deteriorara enormemente durante su estancia en Urgencias.

PrecintoSabanas

Según la carta interna del doctor que le atendió, Juan Manuel Parra, el traje le quedaba pequeño y las mangas le quedaban cortas. Y una enfermera denuncia que tenían que quitarse el traje en la misma zona precintada (¡con sabanas y cinta aislante!)

El médico se enteró de los dos positivos de ébola por la prensa. La principal afectada, Teresa Romero, igualmente se enteró leyendo las noticias en su móvil.

precintoUrgencias

A pesar de haber avisado de la gravedad del caso y pedir el traslado de la paciente, Teresa estuvo en la urgencias de Alcorcón más de 16 horas. Las 21 personas que estuvieron con ella se encuentran en observación.

No debemos llevarnos a engaños, lo que ha ocurrido no ha sido un “error humano” ni un accidente. Ya por abril y mayo los sindicatos profesionales avisaron del grave riesgo en que se estaba incurriendo con el desmantelamiento del hospital Carlos III, el hospital de referencia para tratar el ébola según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ya se avisó antes de que se trasladara al primer misionero de las graves deficiencias que existían para poder atenderlo correctamente y sin peligro para la salud de nadie. Ya avisaron los profesionales de las graves negligencias que se estaban cometiendo: se improvisó una planta de atención a un virus muy infeccioso en 24 horas, se carecía de material y los profesionales no tenían formación, entrenamiento y protocolos de actuación. Se bajaron los residuos de la habitación de los fallecidos por ébola por los ascensores que usaban personal y pacientes.

Además, El 10 de agosto, la secretaria del Sindicato de Enfermeros de Madrid, Amelia Batanero, declaraba:No queremos ser alarmistas, pero la gente que acude al Carlos III está un poco nerviosa. Y no solo porque se pueda contagiar. Es absurdo y peligroso que un enfermero esté un día tratando a Pajares en el Carlos III y al día siguiente vuelva a La Paz para trabajar en la UCI o con enfermos inmunodeprimidos. El ébola puede salir del hospital”. Y salió. 

Esta noche cuando Teresa Romero se debate entre la vida y la muerte es indignante comprobar la actitud miserable y ruin del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez (médico para desgracia de su profesión), que echa la culpa a la enfermera acusándola de mentirosa, criminalizándola (incluso, ha criminalizado al médico de Alcorcón) después de comportarse con una absoluta incompetencia e ineptitud trayendo a los misioneros infectados de ébola sin tener ni proveer de las condiciones de seguridad y los materiales necesarios, poniendo gravemente en peligro, a sabiendas, de forma decididamente negligente la salud de los profesionales que atendieron a estos pacientes. Y luego está su actitud frívola e indecente de decir que no le importa dimitir porque tiene “la vida resuelta” como si no estuvieran en manos de sus decisiones la vida de decenas de profesionales sanitarios. Sólo hay un lugar para las acciones de este tipo de personaje: la cárcel. 

Si unimos a esta actitud chulesca y prepotente, una ministra de Sanidad superada desde el principio por la situación, desaparecida, no sabiendo que contestar y con una gestión sanitaria, vistas ya las consecuencias de sus medidas, desastrosa para la Salud Pública; vemos la degeneración y descomposición que están sufriendo irremisible y rápidamente las instituciones políticas españolas carcomidas no sólo por la corrupción sino por la desvergüenza, la impunidad y la indecencia.

precinto

Read Full Post »