Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Desigualdad’ Category

1.   Los salarios se redujeron un 7% entre 1994 y 2006, los años de mayor crecimiento económico, crédito fácil y burbuja inmobiliaria. En 2011, los salarios han descendido otro 2% más. En el año 2012, con la subida del IRPF y la congelación salarial; los salarios, irremisiblemente, volverán a bajar.

 … Con la llegada del euro, los precios de los productos básicos subieron el triple que los salarios medios de los trabajadores españoles. La cesta de la compra se aceleró un 48% y el salario medio, sólo, creció un 14%.

 2.     Sólo en 4 años, que transcurrieron entre 2002 y 2005 – la mayor parte, todavía, bajo gobiernos de José María Aznar -, la renta del 20% más pobre de las familias españolas cayó un 23,6%.

 … Sin embargo, en el otro extremo, la renta del 10% más rico de la población española creció en términos superiores a un 15%.

 3.     En el año 2002,  cuando comenzaba a bullir con fuerza la locura inmobiliaria, la deuda hipotecaria se comía el 40% de los ingresos del 42,5% de las casas españolas.

 … En 2005, en pleno auge de la burbuja inmobiliaria, estas familias dedicaban el 70,9% de su renta a cumplimentar las cuotas hipotecarias. Casualmente, más del doble de lo que se supone razonable para que te concedan una hipoteca. 

… Sin embargo, desde los diferentes gobiernos (Aznar y Zapatero), ministerios, bancos, cajas, patronal, grandes empresas, la mayoría de ‘expertos’, etc. se invitaba a comprar a precios exorbitantes y se negaba la existencia de una posible burbuja.

  … No parece que una población que tenga que endeudarse a 30 o 40 años por un bien básico – que, posiblemente, no pueda pagar –, como es la vivienda, viva por encima de sus posibilidades.

 4.   En el año 2010, en plena crisis, con el paro disparado, las grandes empresas del IBEX-35 – altamente endeudadas – anunciaron unos beneficios superiores a los 51.000 millones. Estas ganancias suponían un 25% más que el año anterior a pesar de la crítica situación que vivía la economía española. 

 … Al contrario, ese mismo año, los salarios de los trabajadores españoles, volvieron a retroceder en términos reales un 2%. 

5.  El problema del déficit público español se encuentra en los escasos ingresos que obtiene el Estado español – y, no el exceso de gasto público, muy por debajo de la media europea – dado que toda la presión fiscal recae en los trabajadores. Éstos tributan de media un 74% de lo que lo hacen sus homólogos suecos.

  … En cambio, las rentas más altas españoles tributan alrededor de un 20% de lo que lo hacen su homólogos en Suecia. Por tanto, es el alto fraude fiscal, la desigualdad fiscal y los enormes privilegios de las élites económicas, lo que lastra las cuentas españolas. 

  … Si España se dotara de un sistema impositivo similar al que disponen los suecos, que redistribuyera la riqueza y la inversión, se podrían recaudar 200.000 millones de euros y crear alrededor de 5.000.000 millones de empleos

 6.   … Que el problema de España es la desigualdad en la posesión de la riqueza se ve claramente cuando escasamente 20 familias poseían en 2006 el 20% de la capitalización del IBEX-35. 

 … A eso podemos añadirle que en manos de 1.400 personas (equivalentes al 0,0035% de la población de España) mantienen bajo su control unos recursos que ascienden al 80,5% del PIB.

 7.    En 2011 las personas en riesgo de exclusión social o pobreza se han situado en 11,5 millones de españoles, el 25% de la población. El hambre y la desnutrición ya es una realidad que crece rápidamente entre los niños españoles

 … cuando vivíamos por encima de nuestras posibilidades la tasa de pobreza se mantuvo estable en torno a un 19% de la población.

 Ante este panorama, haya ‘crecimiento’ o crisis,  la receta es, siempre, más de lo mismo: más bajadas de salarios, más empleos precarios, más impuestos a los trabajadores, más desempleo, más ‘liberalización’ con la consiguiente destrucción del tejido productivo, más ayudas a los bancos para que paguen el salario de sus directivos y salven las inversiones ruinosas de sus inversores, más crédito a la especulación financiera, más privatizaciones de servicios básicos para engordar los beneficios de grandes inversores, más empobrecimiento por la pérdida del salario indirecto que conlleva el repago por el uso de esos servicios privatizados: sanidad, educación, transportes…, más fraude fiscal, más recortes en derechos sociales y laborales, más división y fragmentación de los trabajadores, más represión policial, más desigualdad, más concentración de la riqueza y los medios de comunicación en manos de una minoría, más desinformación, más manipulación, más ocio y más fútbol… 

Anuncios

Read Full Post »

  1. Desde 1994 a 2006 – antes del advenimiento de la crisis actual – los salarios reales cayeron un 7%. El empobrecimiento real de la población no se refleja en las estadísticas oficiales…
  2. Durante la década de los 2000, hemos perdido 28.000 millones de euros anuales por las últimas rebajas impositivas que han favorecido a las rentas más altas. Con este dinero los recortes ideológicos serían innecesarios.
  3. Los niveles de desigualdad de España se encuentran a niveles de 1947. El 0,01% más rico concentra tanta riqueza como en los peores años de la Dictadura.
  4. El 10% más rico de los españoles ostentan, oficialmente, el 42% de la riqueza española. Sin contar la riqueza evadida o defraudada ni las propiedades de las empresas.
  5. Únicamente, 1.400 personas, todas ellas pertenecientes a los Consejos de las grandes empresas – que equivalen solo al 0,0035% de la población del Estado español – disfrutan del control de unos recursos que ascienden al 80,5% del PIB.
  6. Únicamente, el 28% de las ganancias conseguidas por los más ricos se derivan de las rentas del trabajo. La mayoría de sus ingresos proceden de la especulación financiera e inmobiliaria. Y, ese dinero no se invierte en crear empleo ni empresas.
  7. La reforma constitucional aprobada entrega la soberanía española a los usureros y prestamistas de turno. Antes de pagar pensiones, sanidad o colegios tendremos que pagar a los famosos ‘mercados’, es decir, al Santander, al BBVA, a los bancos holandeses, franceses y alemanes; a los grandes patrimonios, a Botín, a Rato, a Goirigolzarri, Fainé, González, al dueño de Zara o Mango, etc.
  8. En 20 años, el tipo más alto del IRPF ha bajado del 65% al actual 45%. Pero, es que, además, los ricos no pagan impuestos en el IRPF, sino que, los evaden mediante sociedades patrimoniales y paraísos fiscales.
  9. En España, cada año se han defraudado 88.500 millones de euros. Ahora, el Gobierno amnistía y protege a esos delincuentes, renunciando a unos ingresos vitales y acentuando unos ideológicos recortes sociales para apropiarse de los servicios públicos de todos con su privatización a manos de una minoría a la que representa…
  10. El gobierno ‘blanquea’ el dinero de las grandes fortunas y empresas, se dan 10.000 millones a Bankia y 146.000 millones más en ayudas y avales al sector financiero, se salvan las ruinosas inversiones de las concesionarias privadas de autopistas con la implantación de peajes, se privatiza la sanidad a manos de empresas con ramificaciones en importantes cargos políticos a un coste muy superior al actual, etc. etc.

Mientras, el gobierno deja sin sanidad a diversos colectivos, condenando a muchas personas a una muerte segura, y regala a la usura de los bancos nuevos nichos de negocio: justicia, sanidad y educación; poniendo barreras financieras a derechos básicos como la salud, la educación y la tutela judicial efectiva. Asalta los medios de comunicación públicos para desinformar y manipular a la población negándoles el derecho a la información. Modifica el Código Penal para aumentar la represión de los que protestan ante tanta tropelía, no aceptando sumisamente, lo que dicen, se hace por ‘nuestro bien’; poniendo en entredicho el derecho a la presunción de inocencia y la libertad de manifestación. Además, deja a los ancianos y discapacitados sin ayudas y cumple el sueño del FMI: vivimos demasiado, somos un riesgo para la estabilidad financiera, hay que eliminarnos silenciosamente…

Read Full Post »

ImageAnte la propaganda que difunde que hemos vivido ‘por encima de nuestras posibilidades’ debemos decir que: ‘Nos han robado y nos roban por encima de nuestras posibilidades’. La ‘ilusión’ económica de la burbuja inmobiliaria fue una estafa. Ellos lo sabían y lo saben. El gobernador del Banco de España, los políticos, los principales banqueros y empresarios estaban avisados. Pero, para ellos, conseguir enormes ganancias tenían que engañar a una población con un poder adquisitivo cada vez más reducido. Está población tenía que endeudarse para poder seguir consumiendo y permitir ‘la fiesta’. Los precios de los productos más básicos se dispararon. Los sueldos se estancaron en el mejor de los casos. En el de la mayoría, bajaron. Hubo que recurrir a la deuda masiva para mantener el nivel de vida.

No parece que una población que tenga que endeudarse a 40 años por un bien básico, garantizado por la Constitución, como es la vivienda, haya vivido o esté viviendo por encima de sus posibilidades. Entonces, funcionó el engaño de la prosperidad. Ahora, funciona la estafa de la crisis. Si hay crisis es por como una minoría vive a costa de la mayoría. Crisis ¿Para quién? Los políticos viven mejor, los banqueros ganan más y se van a quedar con todo el sistema financiero, los constructores se quedan con la sanidad, el lujo no para de subir y está en auge (como ejemplo, las ventas de Ferrari, Maserati, BMW o Rolls-Royce han subido un 83%). Crisis ¿Qué crisis? Ahora van a ‘ahorrar’ privatizando lo público y sustituyéndolo por un sistema ¡7 veces más caro! Vaya forma de ahorrar… suena a estafa, a engaño masivo. Pero bueno, van a hacer ‘buen negocio’ muchos de los que no están en crisis. Empresario con el dinero de todos y, encima, va a poder contar con ‘trabajadores esclavos’. Crisis ¡Qué va! Esto marcha…

Los recortes que se están haciendo, con burdas maniobras llenas de falsedad y deshonestidad, no sólo son innecesarios sino que son un fraude electoral, anticonstitucionales, un acto de alta traición, un delito, un robo y un acto criminal que, tiene como único objetivo una concentración de riqueza y poder descomunal en manos de muy pocos. Las medidas adoptadas (reformas laboral, bancaria, sanitaria, social, educativa, etc.) son una brutal transferencia de riqueza  y una perdida enorme de derechos de la mayoría de la población a manos de una minoría, ya de por sí muy privilegiada. No es que no haya dinero y el sistema sea insostenible (porque el sistema que viene, no supone un ahorro, sino que es mucho más caro) es que el dinero se lo están llevando unos pocos ante la indiferencia e indolencia general.

Read Full Post »

¿Qué es lo que no cuenta la noticia?

1.    La Iglesia apostó fuerte a la ‘burbuja inmobiliaria’ poniendo a su nombre (inmatriculación) propiedades de los ayuntamientos y  pueblos para revenderlas más tarde.

2.    Del dinero que el Estado da a la Iglesia, unos 11.000 millones, sólo 4 millones son destinados a Cáritas.

3.    La Iglesia recibe voluntariamente de sus seguidores en el IRPF: 250 millones de euros. El Estado le da, además, 11.000 millones de euros.

4.    El dinero que reciben las organizaciones de la Iglesia destinadas a la caridad sale de la casilla del IRPF de ONG’s – fines sociales. Por la que recibe 110 millones de euros más.

FinanciaciónCáritas1%Iglesia

5.    Además, la Iglesia está exenta del pago de la mayoría de los impuestos. Sólo la exención del pago del IBI le cuesta al Estado 3.000 millones de euros anuales.

6.    La Iglesia dispone, aproximadamente, de 100.000 inmuebles, muchos de ellos cerrados, y, por supuesto, no están destinados a la gente necesitada y carente de recursos.

7.     La atención que presta la Iglesia a personas necesitadas y enfermos de todo tipo es realizada con el dinero de los impuestos del Estado, mediante conciertos o pagado directamente por los propios receptores de los servicios que ésta presta.

8.    Es el ‘statu quo’ y el modelo social que defienden la Iglesia y los grupos dominantes el que posibilita la caridad y la beneficencia. Dichos grupos rechazan los servicios del bienestar con acceso universal, sostenidos por un mercado de trabajo participado por todos los ciudadanos, regulado por el derecho (que controle el uso y abuso que se hace de los trabajadores por personas sin escrúpulos que buscan un enriquecimiento ilícito e inmoral) y eficiente, con un acceso digno y en igualdad de condiciones y oportunidades para todos los seres humanos y, que imposibilite la expulsión de él de las personas, supuestamente, no rentables.

Read Full Post »

« Newer Posts