Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Deuda Pública’ Category

Imagen

“… De acuerdo a los autores del nuevo documento de trabajo presentado por el FMI  (Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff), esta crisis supera todas las crisis anteriores, con una deuda que ha batido todos los récord históricos y que tiene atrapada a toda la economía mundial.

La receta es la aplicación de una represión financiera sin precedentes, y una oleada de medidas de fuerza para reducir la deuda. Estas medidas serían una mezcla de:

Importantes recortes en la deuda soberana al estilo de los años 30.

Masivas confiscaciones en los depósitos y ahorros privados.

Controles de capital.

Generación de inflación para licuar la deuda con más rapidez e

Impulsar el crecimiento.

Todo indica que el fantasma deflacionario que recorre Europa está para quedarse.

Se requiere aplicar en los países avanzados políticas que sólo se habían visto en el Tercer Mundo.

Muchos aún se aferran a la ilusión de que los países ricos pueden salir de la crisis con programas de austeridad y recortes públicos. Pero la realidad está requiriendo acciones más implacables: la solución al tema de la deuda pasa por acciones brutales, decididas y enérgicas, señala este informe elaborado por los mismos autores que en 2010 presentaron el documento clave para la aplicación los planes de austeridad.

El principal defecto de la política europea ha sido pensar que los impagos (default) sólo se veían en países como Argentina;

Pues bien, la corrupción de los mercados financieros europeos provocó una caída en el ranking de todos los países europeos por tanto el 2014 será el año de los grandes impagos europeos y de la quiebra de esos grandes elefantes que han crecido a la sombra de las castas políticas.

Solo Alemania se ha beneficiado, pero la banca alemana sigue siendo la más apalancada del mundo, mientras los planes de austeridad solo han dilatado los problemas…

Esta crisis demuestra que los años gloriosos del capitalismo fueron un fraude. Todo el llamado crecimiento fue vía deuda y no hubo un crecimiento real que garantizara el futuro. La ilusión se ha diluido y solo queda el auténtico cáncer de la crisis. Una crisis que se sigue expandiendo y dando cuenta que aún quedan muchos días difíciles por venir”.

 

Marco Antonio Moreno. Magister en Economía, editor en El Blog Salmón y Jaque al Neoliberalismo.

Read Full Post »

Imagen

Contra las mentiras que se repiten hasta la saciedad…

1. El gasto público no ha sido el causante de la crisis. El sector público fue el sector – público, privado y familias – que menos se endeudó, por muchísima diferencia, durante la burbuja y se ha endeudado durante la crisis a razón de rescatar a los especuladores financieros.

Imagen

2. Han sido los bancos y las grandes empresas – el sector privado empresarial – los que más se han endeudando – con el objetivo declarado de especular –provocando la burbuja y posterior crisis financiera.

Imagen

3. Recordemos que la crisis comenzó en EEUU con la quiebra de su sistema financiero que arrasó el sistema financiero alemán y centroeuropeo. Sólo Alemania ha dedicado alrededor de 340.000 millones en salvar a sus bancos en quiebra.

4. Las familias españolas se han endeudado debido a la caída continuada de su poder adquisitivo, su nivel de vida – y no a que hayan vivido por encima de sus posibilidades – y el alza especulativa de los bienes básicos, como la vivienda. Y, además, se oculta que han sido las familias más acaudaladas las que más se han endeudado: al 10% más rico pertenece el 40% de la deuda.

Imagen

5. Por tanto, se culpabiliza a las familias y al sector público para desviar la atención de que los responsables de la crisis han sido los grandes poderes financieros y empresariales que parasitan la economía. Sin ir más lejos, ahora, nuestras instituciones están más que nunca antes dirigidas por los financieros responsables de la actual crisis.

Imagen

6. Ante los ataques racistas, prepotentes y falaces a las familias del sur de Europa debemos poner de manifiesto que: Las familias españolas no han sido más irresponsables ni se encuentran más endeudadas que sus homologas de otros países. Todo lo contrario, se encuentran muchos menos endeudadas.

Imagen

Por tanto, la actual situación que nos enfrenta es una cuestión de dignidad, saber y poder. Dignidad para luchar contra el expolio al que estamos siendo sometidos. Saber, conocer que la deuda es privada y no debe socializarse. Poder, porque la deuda es una cuestión de poder del fuerte sobre el débil; al que subyuga, humilla, culpabiliza y hace responsable de sus desmanes.

Read Full Post »

Imagen

Sabías que el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, y que casi el 90% de la deuda externa de España también les pertenece a ellas. Por tanto, es deuda privada. Sabías que estas empresas y las grandes fortunas – únicamente, el 10% más rico debe el 40% de la deuda – que están detrás de ellas van a traspasar esta deuda privada al Estado – es decir, a ti – vendiendo la soberanía nacional a los grandes especuladores – carroñeros – internacionales, para que todos los trabajadores paguen sus trampas y apuestas especulativas fallidas.

Imagen

Sabías que está socialización de las perdidas privadas ya se está llevando a cabo – por los gobiernos títeres, que se autocalifican de ‘patriotas’ mientras venden a su pueblo, al servicio de las grandes fortunas –  mientras tu echas la culpa de todo al sector público, a los funcionarios, a los enfermos, a los pensionistas, a los estudiantes, a los parados, a los débiles, a los ‘irresponsables’ que se endeudaron – engañados por los banqueros y gobernantes – para comprar un ‘zulo’ al precio de una mansión…

Imagen

Sabías que mientras te quitan todos tus derechos, tu salud, tu autonomía, te suben los impuestos – ellos, en cambio, no los pagan – y te expropian lo que es tuyo – las empresas y servicios públicos pagados con tus impuestos y tu trabajo –,  además, les pagas los intereses usurarios de una deuda que es suya. Se están riendo de ti, se están enriqueciendo más y más, y te están empobreciendo hasta límites insospechados.

Imagen Datos de 2010. La deuda pública está creciendo a razón de socializar las pérdidas de bancos y grandes empresas cargando al Estado con los intereses usurarios de una deuda que es privada.

¿A qué esto no lo lees en la prensa o lo ves en la tele? No, porque los grandes medios de comunicación los controlan estas grandes fortunas y empresas que quieren hacerte sentir culpable, que te flageles, que pagues sus fiestas, sus facturas y sigas siendo su fiel, feliz y convencido siervo. Si no lo sabías, ahora, ya lo sabes. Haz que lo sepa toda la gente que puedas. No al pago de una deuda que no es tuya, que es ilegitima…

Imagen

La deuda es de esos respetables ‘mercados’ que se prestan, especulan, asignan los recursos de manera ineficiente, incluso, de forma imprudente y temeraria en bienes e inversiones improductivas para crear burbujas especulativas que enriquecen a unos pocos porque saben que no habrá consecuencias a sus malas acciones porque la justicia es asimétrica o inexistente. Tienen un poder omnímodo. Los medios te venden que son respetables y tú respetas mansa y reverencialmente a personas que te convierten en un esclavo. Dime, entonces, si aceptas todo esto acríticamente ¿Qué eres?…

La deuda es suya, que la paguen ellos. 

Imagen

Read Full Post »

Imagen

En estos momentos España se encuentra al borde del segundo rescate, el rescate total. La razón del rescate no es salvar a España de la quiebra, sino evitar la ruina de los banqueros y los inversores de estas entidades. En realidad, desde hace bastante tiempo, todos nuestros bancos (sin hacer distinción entre bancos y cajas) están en quiebra, son insolventes. Curiosa e interesadamente, aquí nada es inocente, esto no sale ni se discute en los grandes medios, pero nuestro sistema financiero no recibe financiación en los mercados secundarios. Ningún banco o inversor quiere prestar a los bancos españoles, también, es verdad que ellos tienen sus propios problemas de solvencia. Nuestros bancos dependen enteramente del dinero que reciben del BCE.

Imagen

Las cajas han estado en el centro de atención – es cierto que por méritos propios – pero, también, por otra razón muy importante. La razón fundamental es ideológica e interesada. Este interés tiene que ver con los cuantiosos beneficios pecuniarios que reportarán a las élites la privatización a costa de los contribuyentes del patrimonio común que son las cajas. Una parte muy importante de la riqueza nacional que, nuevamente, será sustraída o, como dicen,  ‘privatizada’. Las cajas son entidades que no han sido gestionadas como un bien público – destinadas al bien común, al interés general o al desarrollo económico a largo plazo – sino como fuentes de financiación y promoción de distintos intereses y ambiciones privadas. Ha habido una colosal malversación de dinero público y han sido un foco más de corrupción generalizada, por tanto, lo que tiene que haber son gravísimas consecuencias legales, pero la entrega de unas entidades públicas a las mismas personas que han hecho un uso fraudulento de ellas es una locura.

Imagen

Los bancos, misteriosamente, han salido indemnes del debate público y publicado – medios de comunicación y ambientes políticos – por supuesto, no del debate que se ha producido en calles, casas, bares y plazas españolas. Esto no es inocente. Nuevamente, por cuestiones ideológicas, se ha ocultado la verdadera situación de los bancos, poniendo el foco en el objetivo más codiciado por financieros y grandes fortunas: las cajas, el último escollo para cumplir el sueño de la apropiación o ‘privatización’ absoluta del dinero, concentrando el sistema financiero español en muy pocas y poderosas manos con las consecuencias desastrosas para la sociedad de la formación de un nuevo monopolio privado.

Imagen

Los planes de ayuda – eufemismo muy utilizado por la prensa – a España u otros países no son tales. En realidad, son planes de salvamento – con dinero público – a multimillonarios. Los actuales dirigentes europeos no tienen ningún interés en solucionar la supuesta crisis. No están gobernando en pos del interés general, sino que, están salvaguardando los intereses privados de grandes fortunas y empresas a las que sirven. Esto no es muy difícil de ver cuando muchos de ellos vienen de la banca o vuelven a ella: Monti, Papademos, Draghi, Solbes, Rato o De Guindos, entre muchos otros. Ellos ocultan que la crisis financiera tiene fácil solución. Tan solo tenemos que aplicar las mismas leyes económicas que se aplican diariamente a las personas comunes, a los autónomos o a las pequeñas empresas. La misma solución que publicita la retórica neoliberal que se jacta del peligro del ‘moral hazard’ o riesgo moral,  que nos dice que las personas – parece ser que sólo las humildes – deben enfrentarse totalmente a las consecuencias de sus malas acciones. Por tanto, por un simple principio de simetría y justicia universal, los bancos y grandes empresas deben afrontar ante la justicia las consecuencias de las acciones delictivas e inmorales que han llevado a cabo.

Imagen

Los bancos con problemas no deben ser salvados, deben ser liquidados. Y, esto se puede hacer fácilmente. Hay medios para ello y no resultaría en ningún cataclismo. No debemos dejarnos arrastrar por el miedo ni por el determinismo de los teóricos neoliberales, que está basado en una evasión interesada de la realidad. Disponemos de 700.000 millones de euros – 400.000 millones pertenecientes a los accionistas, es decir los dueños de los bancos y 300.000 millones de los inversores – que deben servir para sanear el sistema financiero y dar fin a estas ‘entidades zombies’,que impiden la reactivación del crédito, la normalización de los precios de la vivienda y nos mantienen en la depresión. El dinero que llegó a España durante la última década no era para invertir a largo plazo, era para especular en el mercado inmobiliario y sacar jugosos beneficios, mientras, cientos de miles de españoles no podían acceder a una vivienda o tuvieron que endeudarse por ella de por vida, convertidos, ahora, como se quiere hacer con España en esclavos de la deuda.

 Imagen

Por tanto, no hay que coger el dinero de los contribuyentes, sino el de propietarios de bancos, grandes empresas y sus inversores. El dinero de estos especuladores que inflaron artificialmente los precios creando una demanda especulativa que expulsaba del mercado a la demanda real. Lo que ahora quieren estos bancos e inversores es que les rescatemos de sus apuestas fallidas. Durante la burbuja fueron ellos los que avivaron la propaganda desde medios de comunicación, resortes del poder político, servicios de estudios financieros, expertos a sueldo, tasadoras, agencias de calificación, etc. invitando a los ciudadanos comunes a participar en la estafa, porque, según ellos, los precios nunca bajan, saltándose toda la historia y la teoría económica plagada de cientos de burbujas financieras e inmobiliarias como la española. Y, fueron los grandes patrimonios y empresas – como muestran los datos – quienes jugaron más fuerte a la especulación inmobiliaria y financiera –. A ellos pertenece la mayor parte de la deuda: el 40% de la deuda pertenece al 10% más rico de la población y el 95% de la deuda empresarial corresponde a las grandes empresas. Esto se oculta porque ellos son quienes nos gobiernan. Ahora, quieren que les paguemos su fiesta.

Read Full Post »

Imagen

¿Qué es lo realmente caro para la sociedad y la economía española? Lo realmente caro para el conjunto de la sociedad es soportar el fraude fiscal, la economía sumergida, la precariedad laboral y la corrupción inherente al sistema. Tener un sector público amplio centrado en el bienestar de las personas, los trabajadores y el medio – y no en el lucro a cualquier precio que no repara en las consecuencias de sus actos – no solo sería beneficioso sino muy barato a largo plazo.

1.    El fraude fiscal se sitúa en 88.500 millones anuales, la mayoría perpetrado por las grandes fortunas y empresas. Más del 80% de las grandes empresas tienen sociedades radicadas – para evadir capitales – en paraísos fiscales. ¿No hay dinero?

Imagen

2.    La economía sumergida alcanza el 23% del PIB, más de 200.000 millones de euros. No sólo supone una enorme pérdida de ingresos por diversos conceptos, sino también, la creación de una clase trabajadora barata y precaria a la que se le niega una vida digna.

3.    No deja de ser curioso que en España los empresarios declaren ingresar 6.000 euros menos que los trabajadores.

Imagen

4.    Esto es sólo la punta del iceberg de un sistema tributario que permite que grandes empresas y fortunas, prácticamente, no paguen impuestos. Reciban regalos fiscales y, además, con ese dinero evadido financien al Estado – los Mercados –, nos sangren con los intereses de la deuda y reciban en concepto de privatizaciones el patrimonio nacional a precio de saldo.

5.    Es posible que el hombre más poderoso de España, Emilio Botín, – uno de los que está saliendo más beneficiado de la ‘crisis’ – y su familia posean 2.000 millones de euros en Suiza y desde un gobierno ‘democrático’ se impidan investigaciones contra él por evasión de capitales. Este mismo hombre tributa – mediante SICAV – al 1%. ¿No nos podemos pagar los servicios públicos?

Imagen

6.    Es permisible que mientras un empresario, Pablo Isla, haya ganado 145 millones de euros en 2011 – por tener la visión empresarial (Inditex) de copiar ropa y, explotar a niños y mujeres en diversos países – el resto de trabajadores españoles malamente rocen los 15.000 euros ¡9.800 veces menos!

Imagen

7.    La privatización de las empresas y servicios públicos – poner en manos de una minoría la riqueza nacional –  ha supuesto una perdida enorme de ingresos para la sociedad y, además, una enorme subida de precios que solo beneficia a una minoría de elegidos ‘a dedo’. Aunque no contribuya al bienestar nacional, después agitan la bandera nacionalista para defender sus negocios privados.

8.    El ataque a los funcionarios tiene como objetivo convertir a estos trabajadores – como al resto – en precarios y sumisos. Igualarnos a todos por abajo. Unos trabajadores que sin derechos y sin protección quedarán a merced del abuso de poder del político de turno y su red clientelar.

Imagen

9.    El ataque a los funcionarios de carrera – que han alcanzado su puesto mediante una oposición – oculta que el verdadero deseo de las reformas es tener vía libre para colocar arbitrariamente a personas, amigas, familiares, etc.

10.   Por esta razón ya se han abierto muchísimas vías en la Administración para saltarse el filtro de una oposición en igualdad de condiciones para todos. La creación de empresas públicas, encomiendas de gestión, privatización de servicios y la elección de cargos de libre designación que supone que personas elegidas a dedo ganen un 35% más que la media de los funcionarios.

11.   La mayoría de estos altos cargos ‘enchufados’ ganan de 7.000 a 9.000 euros mensuales que no se verán afectados por los recortes, simplemente, subirán. ¿A quién favorece este despilfarro de recursos del sector público? Curiosamente, a las mismas personas que critican ‘lo público’ y hacen negocio a costa de él.

Imagen

12.   El mito más extendido es que los trabajadores públicos son unos privilegiados – como si los políticos, propagandistas y empresarios que quieren hacerlos desaparecer para provecho propio fueran ‘mileuristas’ – Tristemente, en la Administración Pública, también, reina la precariedad y el 72% de los trabajadores están sujetos a ella. Sólo un 28% es funcionario, lo que favorece – estrategia deseada por los asaltantes de la Administración Pública – los comportamientos discrecionales, el amiguismo, el nepotismo, las redes clientelares y la corrupción de estos mismos asaltantes. Además, el salario de la mayoría los trabajadores públicos ronda los 1.000 euros.

13.   Los países más desarrollados económicamente – todavía no, totalmente, subyugados por la falacia neoliberal – tienen sistemas públicos más potentes, con un gasto mayor y un número de empleados públicos – dedicados a los servicios del bienestar – más elevado. 

Imagen

14.   El gasto social – familia, educación, ancianos, pensiones, sanidad – en España está a la cola de Europa. Nuestros servicios públicos, no sólo, son baratos, sino que, son muy reducidos y son deficitarios porque están infrafinanciados. La media de la UE-15 gasta en bienestar social un 28%, mientras que, España gasta un 20%…

15.   España según su PIB gasta un 20% menos – que la media de la U-15 – de lo que le corresponde por su nivel de desarrollo en gasto social.Esto supone 66.000 millones de euros que deberían dedicarse al crear empleo y riqueza social. Una riqueza que recaería en los trabajadores y las personas y, no en el enriquecimiento de un minoría.

16.   Ante esto algunos todavía argüirán el falso pretexto de la falta de ingresos. Como hemos visto esta carencia de ingresos se debe al fraude fiscal. A pesar de ser el 4º país con mayores impuestos, recaudamos solo un 34% del PIB, el promedio de la UE-15 un 44% y Suecia un 54%.

Imagen

17.   Esto se debe a que Suecia gasta 6 veces más en la recaudación de impuestos y la consecuente persecución del fraude fiscal. Si España – aquí preferimos amnistía fiscales a delincuentes llevará a cabo está misma política fiscal recaudaría ¡200.000 millones más! Adiós crisis, adiós chantaje de los mercados.

18.  Como ha comentado el mismo profesor Navarro, si España elevará su gasto social al nivel europeo podríamos crear 5.000.000 de empleos dedicados al bienestar de las personas. Renunciaríamos a tener casi 6.000.000 de parados dedicados al enriquecimiento de una minoría…

19.  Con los datos actualizados, Suecia – en cabeza de los países más competitivos del mundo – tiene un 25% de la población trabajando en los servicios públicos del Estado de bienestar; España, el 9%…

Imagen

20.   Ante la propaganda que dice que a mayores servicios públicos y mayores ayudas sociales, mayor paro e ineficiencia nos encontramos con que Suecia tiene una tasa de empleo del 80%. Suecia ha creado empleo público para cuidar de niños, ancianos y dependientes; apoyando a la mujer y a la familia, posibilitando que la mujer pueda acceder a trabajar, una vez, cubiertas las necesidades de cuidado familiar que recaen sobre ella.  

Imagen

21.  Se cita, constantemente, el mito de que la iniciativa privada es más eficiente que el sector público. Que el excesivo peso de la Administración Pública lastra la economía española. No deja de ser un mito… En España, un 10,64% de la población es empresaria o autónoma; en la UE-15, un 9,78%. Como hemos dicho España emplea en el sector público al 9% de la población, la media de la UE-15, se encuentra en el 16%. Es indudable el mayor bienestar que disfrutan estos países de la UE.

Imagen

22.  Un sector público fuerte centrado en el bienestar de los ciudadanos reduce la pobreza, las desigualdades, la criminalidad y la fragmentación social. España y EEUU son dos de los países con mayores desigualdades, lo que les lleva a tener una enorme proporción de población carcelaria y un enorme gasto en seguridad – 2,1% y 2,2% del PIB, respectivamente –

23.  En cambio, Noruega, Suecia y Dinamarca – países con un sector público muy desarrollado, que posibilita una mayor igualdad y calidad de vida, que no impide una elevada eficiencia económica y competitividad – incurren en un gasto mucho menor en seguridad – 0,9%, 1,3% y 0,9%, respectivamente –.

Imagen

24.  No tenemos que olvidar – contra lo que dice la propaganda – que el problema de la deuda es privado. De los 4,25 billones de deuda total – un 400% del PIB – El 84% de la deuda es privada. Un 32% corresponde a los bancos y un 31% a empresas. Sólo el 16% de la deuda pertenece al sector público. Y, el 21% a las familias.

25.   La deuda pública está creciendo a razón de salvar a los bancos. Al comienzo del desastre financiero – en 2007 – el endeudamiento de las empresas alcanzaba el 200% del PIB; el de las familias se acercaba al 100%; y, el endeudamiento público era del 50% del PIB. Hoy se encuentra en torno al 75% del PIB- siendo la privada, todavía, cercana al 321% del PIB – con el peligro que va a suponer socializar las perdidas privadas.

Imagen

26.  Tampoco debemos olvidar que constructoras e inmobiliarias deben unos 523.000 millones de euros del desastre de la burbuja que – según decían – no existía y ha acabado siendo el cáncer de nuestra sociedad. Los bancos deben 1,35 billones, el conjunto de empresas 1,30 billones, las familias 900.000 millones de euros – prácticamente de deuda hipotecaria – y el sector público 700.000 millones.  

Imagen

27.  Cuando se habla y se repite – alejándonos totalmente de los hechos – que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, habría que recordar que de las deudas, el 40% de lo debido corresponde al 10% más rico; que, de lo debido por las empresas un 95% pertenece a las grandes empresas, créditos usados para alcanzar sus sueños de concentración y expansión de la riqueza.

28.  La mayoría de las familias trabajadoras parece haber sido más responsable de sus gastos y solo un 16,5% de ellas tiene deudas por devolver; en cambio, no podemos decir lo mismo de las familias más adineradas, pues, un 64,7% de ellas tiene deudas por pagar. Parece que, quienes han vivido por encima de sus posibilidades nos quieren hacer pagar al resto sus deudas…

Imagen

Read Full Post »