Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Estado de Bienestar’ Category

“Creemos en la lucha de clases y venceremos” Margaret Thatcher.

“There is no alternative” David Cameron parafraseando a Margaret Thatcher, marzo de 2013.

“La seguridad social plenamente desarrollada puede proporcionar seguridad de ingresos, es un ataque a la miseria. Pero la miseria es uno de los cinco demonios en el camino de reconstrucción y en muchos sentidos el más sencillo de atajar. Los otros son la enfermedad, la ignorancia, la pobreza y la inactividad” William Beveridge, miembro del Partido Liberal, 1942.

Imagen

El informe Beveridge en 1942 supuso una revolución para la sociedad británica. Sólo cuatro años después se aprobaba la Ley de Seguridad Social que proveía a los británicos de prestaciones por desempleo, enfermedad, maternidad o jubilación. Dos años más tarde se creaba el Servicio Nacional de Salud (National Health Service) que se encarga de la atención médica gratuita de todos los británicos con una amplia cartera de servicios sanitarios siendo durante mucho tiempo el principal orgullo del país. Estas dos instituciones cumplían los deseos del informe Beveridge que consideraba “imperativo dar prioridad al gasto en el cuidado de la infancia y protección de la maternidad” y posibilitar “un nivel de vida mínimo por debajo del cual nadie debería permanecer”.

No más de treinta años después se produjo otra revolución, conocida como conservadora o liberal. Más que una revolución – como la bautizaron – fue una involución a los tiempos de la edad de oro capitalista. Ayer, murió su cabeza más visible. Podríamos decir que el neoliberalismo tomó carta de naturaleza con Margaret Thatcher. Ella junto con Ronald Reagan pusieron las bases más solidas de  ese movimiento reaccionario que nos retrotraía a una época que acabó abruptamente con el crac del 29. Aunque este movimiento involucionista ya había comenzado a implementarse en los 70. Richard Nixon podría ser considerado el primer político en poner en práctica sus políticas al renunciar a intervenir en la economía para atajar la inflación en gran medida provocada por el poder de los monopolios.

Detrás de la publicidad neoliberal de esfuerzo individual, afán de superación o trabajo duro se encontraba la realidad: la caída de los beneficios empresariales a favor de la rentas del trabajo que se venía produciendo ininterrumpidamente en la últimas décadas. El techo que habían encontrado los beneficios en la década de los 60, llevó a una lucha encarnizada de los grandes monopolios y las élites económicas para destruir el poder sindical. El objetivo era simple: precarizar las condiciones laborales de los trabajadores manteniéndoles en una situación de indefensión para que la parte del pastel que tocara a los beneficios se hiciera nuevamente mayor.

No es coincidencia que la crisis de los 70 se haya hecho pasar fundamentalmente como un shock petrolífero, que sea principalmente conocida como la crisis del petróleo y se haya hecho recaer la culpa en los países árabes.  Hay un problema: solo un 30% de la inflación podría llegar a explicarse por los precios del petróleo. La renuncia de Nixon a controlar y regular la economía, la confianza ciega en la magia del mercado y la política monetaria no hizo más que permitir que la inflación de precios se mantuviera, auspiciada por los monopolios. En cambio, el petróleo actuó de forma depresiva en los mercados en los que los precios no estaban controlados por ellos. Pero el objetivo de la crisis fue cumplido. Los sindicatos fueron derrotados y la producción deslocalizada o trasladada a países con trabajadores más sumisos.

Estas políticas que dejaron Nixon y sus monetaristas implementadas fueron utilizadas más tarde por Margaret Thatcher sin ninguna cortapisa. Sin ningún complejo. Y sin atenerse al dolor que podrían producir. La verdad eso no importaba. Tampoco eran políticas novedosas. Eran políticas del S.XIX. Podemos dar unas cuantas pinceladas de los principales logros de las políticas neoliberales de la señora Thatcher:

1.   Cuando Thatcher llegó al poder en 1979 la tasa de pobreza alcanzaba el 9% de la población en Reino Unido, cuando se marchó en 1990 ésta se había disparado 15 puntos, encontrándose en el 24% de la población.

2.    Como ha demostrado Richard Wilkinson las políticas de Thatcher hicieron aumentar la mortalidad entre la clase trabajadora. Los homicidios, los suicidios y el alcoholismo se dispararon durante su gobierno.

3.    En 1990 la tasa de pobreza infantil se elevaba al 28%. Su relación con la infancia ya le había granjeado la enemistad de gran parte de la población británica. Margaret Thatcher ya era conocida como “robaleches” porque cuando fue ministra de Educación (1970–1974) quitó el vaso de leche que se daba a los niños de 7 a 11 años en las escuelas.

4.    El hambre que había sido erradicado del Reino Unido volvió a aparecer sobre todo en los niños de las regiones más pobres – Escocia y País de Gales – y más golpeadas por las políticas de Thatcher contra los sindicatos y los trabajadores mineros.

5.    Con ella comenzó el desmantelamiento de la institución más valorada por los británicos: el NHS. Con las reformas, las externalizaciones y privatizaciones a que se vio sometido, el que era el mejor sistema de salud del mundo alcanzó tal grado de ineficiencia que todavía perdura, provocando cada año la muerte de 20.000 británicos.

6.    La educación superior pública también recibió los ataques de Thatcher con recortes y subidas en el precio de las matrículas. Pero ha sido más tarde, con sus sucesores ideológicos, cuando la matrícula puede llegar a costar más de 8.000 libras. El trato dispensado a la educación universitaria le costó ser la única primer ministro graduada en Oxford que no recibió el doctorado honorario de esta universidad.

7.    Margaret Thatcher con sus políticas de privatizaciones, austeridad selectiva, rebajas de impuestos a los más ricos, liberalización financiera, precarización del mercado laboral, recortes sociales, en vivienda, salud o educación puso las bases para que los millonarios de hicieran aun más millonarios. En 1979, el 1% poseía el 6% del ingreso nacional británico, en los años 90 este ingreso se disparó por encima del 10% y en la actualidad se encuentra en el 15% y subiendo. Como podemos observar ni las políticas neoliberales son asépticas ni las crisis afectan a todos por igual.

Imagen

8.    Mientras los más ricos engordaban sus ingresos, el principal objetivo de las políticas thatcherianas se cumplía. Durante su mandato el ingreso de los trabajadores en la renta nacional se reducía del 65% al 53% del PIB. Un éxito revolucionario que duda cabe.

Imagen

9.    Se privatizaron las empresas más importantes del país – British Aerospace and Cable and Wireless, National Freight Corporation and Associated Business Ports, British telecom, British gas, British Airways y el agua – con el pretexto de hacerlas más competitivas y productivas. Las empresas eran totalmente solventes. El patrimonio público se traspasó a las manos de ese 1 o 10% más rico.

10. El Capitalismo popular que pregonaban Thatcher y Reagan simplemente era poner en manos del 10% más rico el 83% de la propiedad de las empresas.

11. Tras el Crac del 29 donde se había alcanzado una desigualdad sin precedentes y un nivel de especulación exacerbado por los Trust – monopolios – se decidió reformar el sistema económico. Se subieron los impuestos y se nacionalizaron muchas empresas clave, en su mayoría monopolios. Con la solución al Crac acabaron los neoliberales. Bajaron el tipo máximo de la renta del 83% al 40% y volvieron a privatizar los monopolios. Eso sí elevaron fuertemente el IVA y el resto de impuestos indirectos que perjudican a los trabajadores.

Imagen

12.  Thatcher nunca contó con más de un tercio del apoyo de los británicos, pero el recurso a un burdo nacionalismo militarista con la instrumentada guerra contra Argentina salvó su gestión y evitó su derrota electoral. Un supuesto nacionalismo al alto precio de dejar un país desigual, con amplias capas empobrecidas y dividido con un norte pobre y abandonado y un sur rico.

13.  Ella ha sido una ejemplar semblanza del nuevo liberalismo que nos ha colonizado al haberse alzado como pensamiento hegemónico: clasista, reaccionaria, autoritaria y extremadamente conservadora. O como ha dicho Obama sin sonrojarse lo más mínimo Ha sido una campeona de la libertad, veamos: a ella se le aplaude la guerra sucia o terrorismo de estado contra el IRA, el enfrentamiento militarizado con los sindicatos, el apego a dictadores fascistas y genocidas como Pinochet, el apoyo al régimen del apartheid sudafricano y su desprecio al catalogado por ella como terrorista Nelson Mandela, o el apoyo al régimen de los Jemeres Rojos en Camboya.

14.  La gestión económica de Thatcher fue mediocre a pesar de disponer de la reservas de petróleo del Mar del Norte. Cogió un país con 1,6 millones de desempleados y llevó el desempleo a prácticamente 3,3 millones y medio. Todavía a finales de 1986 se encontraba por encima del 14%, a pesar de que cuando ella tomó las riendas del gobierno se encontraba por debajo del 6%.

Imagen

15.  Este desastroso desempeño económico es obviado por los neoliberales que se centran en el control de la inflación. Un éxito según ellos. Thatcher se encontró con una inflación que se encontraba en el 18%, eran 8 puntos por debajo de su máximo varios años antes. Su política monetaria provocó – a cambio de reducir la inflación al 8% – una grave recesión. Una larguísima recesión con un desempleo desbocado con cifras no conocidas desde la década de 1930.

16.  Se habla de la inflación como el impuesto silencioso o el impuesto de los pobres”. Viene a ser como la mayor parte de la construcción del pensamiento neoliberal, una falacia. Para los trabajadores la inflación no es per se mala. Si se asegura el poder adquisitivo y el suministro, no es importante. Para las élites económicas y financieras que viven de las rentas es empobrecedora. Las deudas pesan menos y se evaporan con alta inflación, los activos financieros al estar indexados nominalmente pierden valor o el dinero deja de ser una reserva de valor. Para quien vive de su trabajo, lo que realmente es un impuesto cruel, es el desempleo que genera el control monetario de la inflación.

Imagen

17.  Reagan y Thatcher demostraron que el dinero público para sanidad, infraestructuras o educación es intrínsecamente malvado, pero tener un déficit brutal y una deuda disparada a base de un ingente gasto militar es de sentido común. La última innovación. Más o menos como en el S.XVI cuando la gente moría en la miseria y el 70% de la renta nacional se dedicaba a los juegos de guerra de los reyes.

18.  El enfermo de Europa con Thatcher cogió más que una simple gripe. En unos años vio más que doblarse su tasa de desempleo y pobreza. La deuda siguió creciendo y el déficit nunca fue totalmente eliminado. La salida de la crisis a finales de los 80 se debió a una burbuja financiera – sobre todo inmobiliaria – que desembocó en una nueva recesión mundial.

Imagen

19.  Por tanto, la salida de la crisis de los 80 se montó mediante una burbuja que provocó la subida de los precios de la vivienda a niveles nunca vistos, debido a la especulación financiera facilitada por la desregulación de los mercados de capitales, que trajo consigo – no las promesas de propiedad de Thatcher – sino un endeudamiento masivo de las familias británicas que dura hasta hoy. La inflación de los 70 para las familias británicas no fue un problema serio, pero la combinación de baja inflación con deudas inmobiliarias monstruosas a perpetuidad sí es una gran losa.

Imagen

20.  Cuando los neoliberales nos hablan del soplo de aire fresco que supusieron para una economía anquilosada las políticas de Thatcher, Reagan, Friedman y su libre mercado, debemos enfrentarlo a sus verdaderos resultados, a los hechos contrastados. Un hecho incontestable es que la liberalización financiera de estas políticas neoliberales ha provocado 170 crisis y pánicos financieros desde su implantación en los años 70, frente a una sola crisis de la economía parcialmente nacionalizada que salió de la II guerra mundial.

21.  La especulación financiera se ha multiplicado, el crecimiento de los activos financieros no tiene ninguna relación con la economía real. El sector financiero, simplemente, se ha convertido en el casino del 10% más rico. Ha habido un crecimiento exponencial de la inflación de los activos expulsando a muchas personas del acceso a la vivienda. El endeudamiento privado se ha disparado con el objetivo inconfeso de cobrar a la mayoría el silencioso impuesto de la usura de un dinero creado de la nada. La pobreza y la desigualdad han crecido como no se veía desde el Crac del 29. Los monopolios financieros y las corporaciones tienen un poder inmenso. El sistema financiera está efectivamente quebrado.

22.   Además, con las buenas políticas neoliberales el crecimiento se ha reducido prácticamente a la mitad en Europa pasando del 3% per cápita de los años malos y de enfermedad al 1,7% de la época  neoliberal (1980 – 2000). Para otras regiones fue incluso peor: en Iberoamérica se redujo dos tercios pasando del 3,1% al 1,1% con un aumento exponencial de la pobreza. En África, simplemente, ha sido devastador…

En resumen, obviando el colapso final de 2007 que supuso para la economía el orden neoliberal, si nos fijamos en las grandes cifras macroeconómicas, incluso ahí, el desempeño es pobre. Se redujo la inflación a cambio de un alto desempleo y una alta precariedad laboral; el déficit prácticamente ha sido crónico y la deuda se ha disparado hasta unos niveles insostenibles para el sector privado que se han contagiado a un sector público que ha tenido que rescatar a un sistema financiero quebrado.

Margaret Thatcher como todo buen gobernante neoliberal tiene frases que resultan sorprendentes. Todos coinciden en que era una chica humilde que estudió en Oxford. Tuvo un gran golpe de suerte al casarse con un millonario que le facilitó su carrera política y el ascenso en el partido conservador. Para Margaret Thatcher la sociedad no existía, sólo los individuos. Sin entrar a valorar el desvarío de esa frase, si podemos decir por las acciones de Margaret que tenía la seguridad de que existían las clases y a su clase puso en bandeja toda la riqueza y el poder de Reino Unido. Una riqueza y un poder que para su clase nunca será suficiente.

Postdata:

Ha muerto José Luís Sampedro. Un buen hombre. Un intelectual integro. Un humanista que se ha ido sin hacer ruido. Ha dado un ejemplo admirable de lucha y honestidad. Puso por encima de todo al hombre y a la vida en total oposición al dinero. Tristemente se ha ido sin ver derrotado el orden del dinero, la codicia y el poder que Thatcher y los suyos han impuesto. Intentarán amedrentarnos. El miedo, la represión y la mentira son sus armas. Sabemos que tienen el poder pero no debemos rendirnos jamás.

Imagen

Read Full Post »

Idiótes (ἰδιώτης; idiota, idiotae): “Él que no se ocupa de los asuntos públicos, de la política, sino únicamente de sus asuntos privados”

Imagen

1.    Control de la política y los gobiernos por lacayoso empleados de los intereses privados de las élites o ellas mismas: Gobiernos S.A. Ya conoces el dicho popular: Déjalos que hablen, tú haz como yo: no te metas en política y vive tranquilo.

2.    Se produce un proceso de deslegitimación de la política, que provoca un sentimiento de impotencia, resignación y desengaño en la ciudadanía.

3.    Llegados, incluso, al cinismo, en un primer momento, se reflejará en una fuerte abstención. Para finalmente acabar, si la situación social se vuelve totalmente insostenible, debido a la codicia sin límites de las élites, en el totalitarismo o una férrea dictadura.

4.    Durante la democracia”, el proceso conduce a deslegitimar lo público y ensalzar los beneficios de la iniciativa privada. El objetivo es erosionar lo público para apropiarse de ello.

5.    Se utilizan todas las instancias posibles para lograr este objetivo: medios de comunicación, universidades, escuelas de negocio, libros, películas, etc. Se impone un pensamiento que justifica el saqueo. Es necesario hacer culpable al débil y al inocente. Al ciudadano hacerle apático, irresponsable e infantil.

6.    Con la excusa, anteriormente, prefabricada de la ineficiencia de lo público, los impuestos y el gasto excesivos se privatizan las empresas y servicios públicos a ‘precio de saldo’.

7.    Los poderosos intereses privados de las élites se han ahorrado la descomunal inversión que supone iniciar y hacer crecer enormes empresas y sectores  públicos, que han sido financiados con los impuestos de todos los ciudadanos.

8.    Saqueo de las arcas públicas: privatizaciones, dinero malversado en beneficio privado, fraude fiscal y privilegios fiscales para las élites, socialización de las pérdidas de la iniciativa privada y privatización de los beneficios.

9.    El saqueo de las arcas públicas provoca déficit por falta de financiación y total perdida de recursos públicos. La falta de financiación viene porque los grupos privilegiados – grandes patrimonios y empresas, y la Iglesia – no pagan impuestos y reciben enormes transferencias de dinero público. Sólo paga impuestos el Tercer Estado. Una minoría parasita a la mayoría ¿a qué recuerda esta curiosa situación?

10. Profecía autocumplida: ineficiencia de recursos en el sector público por estrangulamiento de los ingresos y la financiación, debido al saqueo y la extorsión de los mercados, para pagar los servicios y prestaciones.

11.  Se privatizan la educación, la sanidad, las pensiones, etc. Todo lo que todavía quede, que pueda ser rentable. Ha habido dinero para apuntalar la calamitosa gestión privada, pero no para pagar los servicios públicos. Monstruosa concentración de la propiedad, la riqueza y el poder.

12.  Ahora, los servicios básicos y esenciales, el dinero y los ahorros de todos están en manos de personas propensas al fraude y al saqueo, capaces de hundir sectores de negocio enteros. Cuando ocurra el siguiente descalabro, que ocurrirá ¿cómo vas a  recuperar tu dinero?

13.  Ahora, echa cuentas. Sigues pagando los mismos impuestos, mejor dicho, más que antes. Las élites siguen sin pagar impuestos, como antes. Pero, ahora tu sueldo se ha reducido o no lo tienes, los precios siguen subiendo, tienes que pagarte la educación, la sanidad y pagar un plan de pensiones privado que, te va dar una pensión mucho menor que el público y, que es propenso a esfumarse en Bolsa. ¿Quién se ha llevado nuestro queso?

Pues esto es el neoliberalismo. El saqueo de los bienes públicos, de los bienes comunes por una codiciosa minoría. La creación de escasez para vendérsela al mejor postor. El neoliberalismo no es otra cosa que el nuevo ropaje del dominio. El dominio absoluto de la totalidad de los seres humanos por una minoría criminal. El neoliberalismo, como ya dijo mucho antes que nosotros Pierre–Joseph Proudhon, como la propiedad son un robo.

Read Full Post »

Imagen

Este artículo es una serie de afirmaciones apoyadas en datos empíricos que quiere combatir todos los tópicos, lugares comunes, mitos, prejuicios, mentiras, etc. de los que la propaganda y la desinformación se vale – bombardeándonos con ellos a todas horas – para tergiversar la realidad y operar prácticas manipuladoras en la personas de buena voluntad con el afán de controlar y engañar para quebrar las Instituciones democráticas y los Derechos Humanos en beneficio de una poderosa minoría

1.     El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2.  Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3.     Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4.     Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 15% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5.     Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6.     Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.  Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7.     Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8.     Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9.     La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10.  La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13.  En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14.  Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15.  El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16.  Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17.  Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18.  De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19.  Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20.  No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21.  Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22.  Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23.  Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24.  La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25.  Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26.  No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27.  Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28.  Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29.  Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30.  Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31.  En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32.  Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33.  En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34.  Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35.  El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36.  Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37.  Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38.  Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39.  Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40.  Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41.  Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42.  En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43.  Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44.  Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45.  “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46.  Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47.  En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48.  Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49.  España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50.  Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51.  Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52.  La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%. 

53.  La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54.  ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55.  Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56.  Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57.  Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58.  El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59.  El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60.  Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61.  De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62.  Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63.  Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64.  El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65.  Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66.  Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67.  Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68.  Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69.  Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70.  Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71.  ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72.  Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73.  Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74.  Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75.  Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76.  Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77.  En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78.  ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79.  Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80.  El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81.  Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82.  ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83.  España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84.  Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85.  El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86.  El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87.  Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88.  En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89.  Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90.  Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91.  El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92.  Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93.  Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

Read Full Post »

Imagen

El Gobierno sabe desde hace tiempo lo que va a hacer y lo está ocultando a los españoles. En la entrevista del pasado lunes, en TVE, Mariano Rajoy volvió a negar a los españoles las explicaciones pertinentes a sus acciones políticas. Sabe que el rescate es inevitable, un rescate a los bancos poniendo como avalista al Estado y a los españoles como ha exigido Alemania. Y las condiciones van a ser terribles, aun peores que las actuales. Toda la riqueza nacional va a ser puesta al servicio del pago de una deuda privada que ha sido nacionalizada, es decir, vamos a socializar las pérdidas de los bancos. Los especuladores se llevaron los beneficios de la burbuja y, ahora, no quieren aceptar que sus apuestas fueron equivocadas.

Imagen

Esta es la inexistente justicia neoliberal. Los ciudadanos quiebran, son desahuciados, pierden sus casas y sus ahorros, quedan desempleados, etc. Para ellos no hay nada. Para los bancos hay miles de millones del BCE y un rescate indecente con dinero público. Los desahuciados ciudadanos – millones de ellos sin posibilidad de acceder a una vivienda – ven como el Estado va a comprar las viviendas devaluadas (activos tóxicos) de los bancos a un precio superior al de mercado. Nuevo regalo de dinero público a los muy ricos. Los bancos no pueden caer porque sus quiebras arruinarían a muchos multimillonarios. Hemos entregado la soberanía y el patrimonio nacional a los especuladores franceses y alemanes (no sólo los tenemos en España). El rescate europeo a los bancos – que no a España – asciende en principio a 100.000 millones, prácticamente, la misma cantidad que los recortes sociales. Réquiem por España…

Imagen

Para mayor escarnio, Mariano Rajoy ha tardado en desdecirse de sus palabras dos días y lo ha hecho, como no, en el extranjero:“Según parece, al final tendremos que presentar la petición (de rescate), pero antes debemos escuchar a todas las partes implicadas”. Lamentablemente, la pregunta que no supo, no pudo o no quiso contestar a los periodistas españoles en TVE, lo hizo en declaraciones a sus colegas finlandeses. Por si fuera poco, Luís de Guindos se encargó de allanar el camino del rescate diciendo, ayer, en el Parlamento que: “Si no se consigue en los próximos trimestres una modificación de la situación de los últimos cinco años será imposible que se sigan manteniendo las prestaciones sociales”

Imagen

Sin embargo,el ministro maniobra torticeramente, sabe que la situación económica no va a mejorar en los próximos trimestres. Todo lo contrario. Con los nuevos recortes que se avecinan, España se hundirá en una depresión aun más grave. Sin la necesaria inversión pública, la economía no podrá crecer ni crear empleo. El único objetivo de esta frase, que esconde una actitud ventajista e hipócrita, es justificar una decisión, atemorizando una vez más a los ciudadanos, que ya ha sido tomada por el Gobierno hace tiempo: La destrucción de los servicios sociales y su entrega a la iniciativa privada de la que él viene y forma parte.

Imagen

A nadie debiera extrañarle las medidas ideológicas que se están tomando, es cierto, que Mariano Rajoy mintió descaradamente en la campaña electoral, mostrando un total desprecio por los procedimientos democráticos, igual que hace ahora al no rendir cuentas de sus acciones a los españoles. Pero es, también, cierto que si se hace un análisis sosegado y pormenorizado de las políticas llevadas a cabo por el PP en las Comunidades Autónomas que gobernaba entonces, a nadie debe extrañarle que el actual partido de Gobierno esté llevando a cabo el desmantelamiento de los servicios públicos y su privatización. Son las mismas políticas que venían realizando estos Gobiernos. Ejemplos, palmarios, de ellos son Castilla La-Mancha, Valencia y Madrid. Políticas, por lo demás, que el PP preconiza desde siempre. Son sus señas de identidad.

Imagen

Hay alternativas a estas políticas que nos hunden en la Depresión. Hay dinero y el Gobierno lo sabe. Sin ir más lejos ha amnistiado a sus poseedores. Los mismos que no pagan impuestos y evaden miles de millones. Por tanto, el objetivo de nuestros líderes es ideológico. Se quieren privatizar los servicios públicos y ponerlos en manos de fondos de inversión y empresas privadas en las que nuestros dirigentes tienen o tendrán enormes intereses personales. Asimismo, no hay intención en reducir el paro porque es positivo para las grandes empresas e inversores extranjeros tener una mano de obra barata, sin derechos y aterrada por la situación social que les rodea. El desinterés es claro si nos fijamos como el presupuesto en Políticas Activas de Empleo ha caído un 21,3%  y para formación un 34,3%, mientras, el presupuesto en armamento ha subido un 28% con la finalidad de pagar a los acreedores extranjeros.

Imagen

En definitiva, se está invitando a los españoles a emigrar a otros países – deben aprender inglés, alemán o irse a Londres a trabajar de camareros – y se están recortando las ayudas en educación infantil, a los mayores y a los dependientes con el único objetivo de que la mujer vuelva completamente al hogar. De esta manera, la mujer será en las familias menos pudientes el sustitutivo del Estado de bienestar saqueado por constructores y financieros, sobrecargándola de nuevo de trabajo. Con la mujer en casa y la mano de obra sobrante emigrada enviando remesas de divisas a sus familias se intenta de este modo paliar la situación social. ¿Política nueva? No, es la misma utilizada en los años más prósperos de la Dictadura.

Read Full Post »

Imagen

¿Qué es lo realmente caro para la sociedad y la economía española? Lo realmente caro para el conjunto de la sociedad es soportar el fraude fiscal, la economía sumergida, la precariedad laboral y la corrupción inherente al sistema. Tener un sector público amplio centrado en el bienestar de las personas, los trabajadores y el medio – y no en el lucro a cualquier precio que no repara en las consecuencias de sus actos – no solo sería beneficioso sino muy barato a largo plazo.

1.    El fraude fiscal se sitúa en 88.500 millones anuales, la mayoría perpetrado por las grandes fortunas y empresas. Más del 80% de las grandes empresas tienen sociedades radicadas – para evadir capitales – en paraísos fiscales. ¿No hay dinero?

Imagen

2.    La economía sumergida alcanza el 23% del PIB, más de 200.000 millones de euros. No sólo supone una enorme pérdida de ingresos por diversos conceptos, sino también, la creación de una clase trabajadora barata y precaria a la que se le niega una vida digna.

3.    No deja de ser curioso que en España los empresarios declaren ingresar 6.000 euros menos que los trabajadores.

Imagen

4.    Esto es sólo la punta del iceberg de un sistema tributario que permite que grandes empresas y fortunas, prácticamente, no paguen impuestos. Reciban regalos fiscales y, además, con ese dinero evadido financien al Estado – los Mercados –, nos sangren con los intereses de la deuda y reciban en concepto de privatizaciones el patrimonio nacional a precio de saldo.

5.    Es posible que el hombre más poderoso de España, Emilio Botín, – uno de los que está saliendo más beneficiado de la ‘crisis’ – y su familia posean 2.000 millones de euros en Suiza y desde un gobierno ‘democrático’ se impidan investigaciones contra él por evasión de capitales. Este mismo hombre tributa – mediante SICAV – al 1%. ¿No nos podemos pagar los servicios públicos?

Imagen

6.    Es permisible que mientras un empresario, Pablo Isla, haya ganado 145 millones de euros en 2011 – por tener la visión empresarial (Inditex) de copiar ropa y, explotar a niños y mujeres en diversos países – el resto de trabajadores españoles malamente rocen los 15.000 euros ¡9.800 veces menos!

Imagen

7.    La privatización de las empresas y servicios públicos – poner en manos de una minoría la riqueza nacional –  ha supuesto una perdida enorme de ingresos para la sociedad y, además, una enorme subida de precios que solo beneficia a una minoría de elegidos ‘a dedo’. Aunque no contribuya al bienestar nacional, después agitan la bandera nacionalista para defender sus negocios privados.

8.    El ataque a los funcionarios tiene como objetivo convertir a estos trabajadores – como al resto – en precarios y sumisos. Igualarnos a todos por abajo. Unos trabajadores que sin derechos y sin protección quedarán a merced del abuso de poder del político de turno y su red clientelar.

Imagen

9.    El ataque a los funcionarios de carrera – que han alcanzado su puesto mediante una oposición – oculta que el verdadero deseo de las reformas es tener vía libre para colocar arbitrariamente a personas, amigas, familiares, etc.

10.   Por esta razón ya se han abierto muchísimas vías en la Administración para saltarse el filtro de una oposición en igualdad de condiciones para todos. La creación de empresas públicas, encomiendas de gestión, privatización de servicios y la elección de cargos de libre designación que supone que personas elegidas a dedo ganen un 35% más que la media de los funcionarios.

11.   La mayoría de estos altos cargos ‘enchufados’ ganan de 7.000 a 9.000 euros mensuales que no se verán afectados por los recortes, simplemente, subirán. ¿A quién favorece este despilfarro de recursos del sector público? Curiosamente, a las mismas personas que critican ‘lo público’ y hacen negocio a costa de él.

Imagen

12.   El mito más extendido es que los trabajadores públicos son unos privilegiados – como si los políticos, propagandistas y empresarios que quieren hacerlos desaparecer para provecho propio fueran ‘mileuristas’ – Tristemente, en la Administración Pública, también, reina la precariedad y el 72% de los trabajadores están sujetos a ella. Sólo un 28% es funcionario, lo que favorece – estrategia deseada por los asaltantes de la Administración Pública – los comportamientos discrecionales, el amiguismo, el nepotismo, las redes clientelares y la corrupción de estos mismos asaltantes. Además, el salario de la mayoría los trabajadores públicos ronda los 1.000 euros.

13.   Los países más desarrollados económicamente – todavía no, totalmente, subyugados por la falacia neoliberal – tienen sistemas públicos más potentes, con un gasto mayor y un número de empleados públicos – dedicados a los servicios del bienestar – más elevado. 

Imagen

14.   El gasto social – familia, educación, ancianos, pensiones, sanidad – en España está a la cola de Europa. Nuestros servicios públicos, no sólo, son baratos, sino que, son muy reducidos y son deficitarios porque están infrafinanciados. La media de la UE-15 gasta en bienestar social un 28%, mientras que, España gasta un 20%…

15.   España según su PIB gasta un 20% menos – que la media de la U-15 – de lo que le corresponde por su nivel de desarrollo en gasto social.Esto supone 66.000 millones de euros que deberían dedicarse al crear empleo y riqueza social. Una riqueza que recaería en los trabajadores y las personas y, no en el enriquecimiento de un minoría.

16.   Ante esto algunos todavía argüirán el falso pretexto de la falta de ingresos. Como hemos visto esta carencia de ingresos se debe al fraude fiscal. A pesar de ser el 4º país con mayores impuestos, recaudamos solo un 34% del PIB, el promedio de la UE-15 un 44% y Suecia un 54%.

Imagen

17.   Esto se debe a que Suecia gasta 6 veces más en la recaudación de impuestos y la consecuente persecución del fraude fiscal. Si España – aquí preferimos amnistía fiscales a delincuentes llevará a cabo está misma política fiscal recaudaría ¡200.000 millones más! Adiós crisis, adiós chantaje de los mercados.

18.  Como ha comentado el mismo profesor Navarro, si España elevará su gasto social al nivel europeo podríamos crear 5.000.000 de empleos dedicados al bienestar de las personas. Renunciaríamos a tener casi 6.000.000 de parados dedicados al enriquecimiento de una minoría…

19.  Con los datos actualizados, Suecia – en cabeza de los países más competitivos del mundo – tiene un 25% de la población trabajando en los servicios públicos del Estado de bienestar; España, el 9%…

Imagen

20.   Ante la propaganda que dice que a mayores servicios públicos y mayores ayudas sociales, mayor paro e ineficiencia nos encontramos con que Suecia tiene una tasa de empleo del 80%. Suecia ha creado empleo público para cuidar de niños, ancianos y dependientes; apoyando a la mujer y a la familia, posibilitando que la mujer pueda acceder a trabajar, una vez, cubiertas las necesidades de cuidado familiar que recaen sobre ella.  

Imagen

21.  Se cita, constantemente, el mito de que la iniciativa privada es más eficiente que el sector público. Que el excesivo peso de la Administración Pública lastra la economía española. No deja de ser un mito… En España, un 10,64% de la población es empresaria o autónoma; en la UE-15, un 9,78%. Como hemos dicho España emplea en el sector público al 9% de la población, la media de la UE-15, se encuentra en el 16%. Es indudable el mayor bienestar que disfrutan estos países de la UE.

Imagen

22.  Un sector público fuerte centrado en el bienestar de los ciudadanos reduce la pobreza, las desigualdades, la criminalidad y la fragmentación social. España y EEUU son dos de los países con mayores desigualdades, lo que les lleva a tener una enorme proporción de población carcelaria y un enorme gasto en seguridad – 2,1% y 2,2% del PIB, respectivamente –

23.  En cambio, Noruega, Suecia y Dinamarca – países con un sector público muy desarrollado, que posibilita una mayor igualdad y calidad de vida, que no impide una elevada eficiencia económica y competitividad – incurren en un gasto mucho menor en seguridad – 0,9%, 1,3% y 0,9%, respectivamente –.

Imagen

24.  No tenemos que olvidar – contra lo que dice la propaganda – que el problema de la deuda es privado. De los 4,25 billones de deuda total – un 400% del PIB – El 84% de la deuda es privada. Un 32% corresponde a los bancos y un 31% a empresas. Sólo el 16% de la deuda pertenece al sector público. Y, el 21% a las familias.

25.   La deuda pública está creciendo a razón de salvar a los bancos. Al comienzo del desastre financiero – en 2007 – el endeudamiento de las empresas alcanzaba el 200% del PIB; el de las familias se acercaba al 100%; y, el endeudamiento público era del 50% del PIB. Hoy se encuentra en torno al 75% del PIB- siendo la privada, todavía, cercana al 321% del PIB – con el peligro que va a suponer socializar las perdidas privadas.

Imagen

26.  Tampoco debemos olvidar que constructoras e inmobiliarias deben unos 523.000 millones de euros del desastre de la burbuja que – según decían – no existía y ha acabado siendo el cáncer de nuestra sociedad. Los bancos deben 1,35 billones, el conjunto de empresas 1,30 billones, las familias 900.000 millones de euros – prácticamente de deuda hipotecaria – y el sector público 700.000 millones.  

Imagen

27.  Cuando se habla y se repite – alejándonos totalmente de los hechos – que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, habría que recordar que de las deudas, el 40% de lo debido corresponde al 10% más rico; que, de lo debido por las empresas un 95% pertenece a las grandes empresas, créditos usados para alcanzar sus sueños de concentración y expansión de la riqueza.

28.  La mayoría de las familias trabajadoras parece haber sido más responsable de sus gastos y solo un 16,5% de ellas tiene deudas por devolver; en cambio, no podemos decir lo mismo de las familias más adineradas, pues, un 64,7% de ellas tiene deudas por pagar. Parece que, quienes han vivido por encima de sus posibilidades nos quieren hacer pagar al resto sus deudas…

Imagen

Read Full Post »

Imagen

En 1930, John Maynard Keynes predijo que, en el año 2030, las horas de trabajo remunerado se reducirían a 3 horas diarias, una semana laboral de 15 horas, porque gracias al crecimiento y la productividad de las economías desarrolladas la gente, ya “tendría suficiente” para llevar “una buena vida”. Este crecimiento de la economía sería “suficiente” para que los seres humanos dirigieran su atención a cosas “más agradables”. Esta menor necesidad de trabajar se utilizaría para mejorar y enriquecer las relaciones personales y sociales, tender a una mayor cooperación y ayuda mutua. Hace más de 80 años Keynes abogaba por potenciar “vínculos u obligaciones o lazos” ahogados en el culto al crecimiento y el dinero. “Vinculos”, para él, fundamentales en el desarrollo de las comunidades y las personas. Pero, los supuestos ‘expertos’ contradicen a la ‘solución humana’ de Keynes. Lo importante para ellos es la movilidad de los trabajadores. Movilidad, que no se dice, destruye comunidades, vínculos familiares y relaciones. Movilidad que multiplica las enfermedades mentales en las personas y la inseguridad en los barrios.

Imagen

Pero, los planteamientos de Keynes han chocado con la realidad imperante. Lo que para él era “suficiente” para otros no es, ni será, de hecho, bastante. A pesar, del crecimiento constante de la productividad y la riqueza, el desempleo, la jornada laboral, la pobreza y la desigualdad social no han parado de aumentar desde los años 80. Desde la imposición del neoliberalismo; que no es sino, la última máscara del sueño de algunos por dominar y explotar en provecho propio a la mayoría de los seres humanos; el crecimiento de la productividad y la riqueza no se han repartido entre todos. No es que la productividad sea baja ni que seamos pobres, es que unos pocos se quedan con el esfuerzo de todos. La avaricia y la codicia extrema de una minoría les han llevado a apropiarse de los beneficios del trabajo y el conocimiento de todos.

Imagen

En un año tan temprano como 1848, John Stuart Mill ya escribía “El estado estacionario de la población y de la riqueza no implica el estancamiento del progreso humano. Habría más espacio que nunca para todo tipo de cultura moral y de progreso moral y social; mucha más disponibilidad para mejorar el arte de vivir y muchas más probabilidades de verlo realmente mejorado si los espíritus quedasen libres del afán de adquirir riquezas. Las artes industriales podrían ser cultivadas de manera tan seria y con el mismo éxito que ahora, con la única diferencia de que, en lugar de no tener otra finalidad que la adquisición de la riqueza, los perfeccionamientos de esas artes alcanzarían su objetivo, que es la disminución del trabajo”.

Imagen

Los sueños se han truncado… Nuestra sociedad ha optado por obviar el progreso moral y humano. Se ha embarcado en una carrera suicida hacia el abismo de la productividad. No importa que producir ni cómo sino, simplemente, producir, producir y producir a cualquier precio humano y natural para vender y vender. No importa cómo vender, simplemente, importa vender. Los engaños y las estafas, sus consecuencias en la vida de las personas, son secundarias. Se ha creado una parafernalia que enmascara con bellas palabras – libertad, responsabilidad y esfuerzo – los objetivos y las acciones de los mismos seres reaccionarios y voraces que, siempre han aborrecido estas palabras, que lo siguen haciendo y, que han pisado y continúan pisando la libertad y derechos de la mayoría de los seres humanos. En sus bocas las palabras se pervierten: la libertad es libertinaje, que pisotea los derechos de los seres humanos; la responsabilidad es irresponsabilidad, que no asume el coste ni las consecuencias de sus acciones; y, el esfuerzo es explotación de los seres humanos y los recursos naturales.

Imagen 

Han creado una sociedad tan inmoral como lo son ellos. En la sociedad de consumo se ha impuesto el insaciable apetito de ganar más y más dinero. Este apetito voraz destruye vidas y el planeta. Se fomenta la superficialidad, el egoísmo y la competitividad. Una competitividad que no entiende de normas. Unos se enriquecen y se apropian de todo a costa del dolor y la humillación de otros. Se usa a las personas como si no tuvieran valor ni dignidad. Privatizan la naturaleza y disponen de la vida de las personas. Crean escasez para después vender su remedio a quien pueda pagarlo. Han tomado la educación, la universidad y las instituciones para vender las virtudes de la empresa privada. Una iniciativa privada que esconde su verdadero rostro y sus crímenes. Se promete un trabajo y la felicidad a cambio de no pensar, ser servil y comprar… Se inyecta en vena la cultura de la empresa – secta. Desde todos sitios se nos inculca cual es ‘la vida perfecta’. Una vida donde las necesidades materiales – gracias al poder de la publicidad y su capacidad para vender ilusiones –se multiplican y no dejan de crearse constantemente otras nuevas para inducir a la gente a trabajar y ganar dinero para satisfacerlas. Pero, esta sociedad consiste en una carrera sin llegada porque su secreto es no acabar de satisfacer nunca esas necesidades.

Read Full Post »

1.    11,5 millones de españoles viven bajo el umbral de pobreza. El 22,5% de la población.

Imagen

2.  580.000 familias no tienen ningún tipo de ingresos.

3.  Casi 2.200.000 niños el 26% de niños españoles – viven bajo el umbral de la pobreza. Por primera son el colectivo más pobre. Ancianos, niños, jóvenes, familias abandonadas, expoliadas y saqueadas por los ‘mercados’ y los gobiernos…Imagen

4.  Un tercio de los hogares tiene dificultades para llegar a fin de mes. En 2012, el 64% de los españoles llega con apuros a final de mes.

5.  El crecimiento de la desigualdad en España es casi 5 veces mayor que en el resto de la Eurozona.

6.  En los paísesdel norte de Europa el gasto en servicios sociales ocupa un 25% del presupuesto, mientras que, en España sólo un 9%.

7.  Las ejecuciones hipotecarias se han cuadruplicado. Actualmente, 300 desahucios de familias al día. Y, 6.000.000 millones de casas vacías.

Imagen

8.  Ya no solo, es pobre él que no tiene trabajo. Son pobres, incluso, cientos de miles de trabajadores que tienen salarios de miseria y ‘empleos basura’.

9.  España es el único país desarrollado donde los salarios no han crecido en los últimos 15 años y, están bajando cada año. Los precios, sin embargo, han crecido el triple…

10. Los salariosque, a principios de los 80, constituían el 53% del PIB. Ahora, equivalen al 46% y, bajando…

11. Hace 20 años, las diferencias salariales entre los directivos y sus asalariados eran 10-20 veces. En la actualidad, son de 100-200 veces superiores.Imagen

12. Los licenciados e investigadores son obligados a marchar fuera de España ante los recortes en educación e investigación y, la apuesta por  un modelo social basado en la construcción y los empleos precarios.

13. El 60% de los españoles estaría dispuesto a emigrar para encontrar trabajo. En 2011, salieron 507.740 mil españoles en busca de trabajo en el extranjero.

14.  Al ministro de Educación, José Ignacio Wert, no le preocupa la ‘fuga de cerebros’, porque, de esta forma no hacen competencia a los ‘pequeños cerebros’, que para seguir medrando necesitan que la inteligencia se exilie de España. Pues eso, la historia se repite…

15.  Madrid y Barcelona pelean por ‘EuroVegas’ saltándose si hace falta todas las leyes habidas y por haber, convirtiéndolo en un paraíso fiscal y legal para enriquecer a criminales, corruptos, constructores, defraudadores, proxenetas, mafiosos… Y, crear empleos precarios con salarios miserables.Imagen

16.  Mientras el lujo está en auge y el sector creció, en 2011, un 25%. Está tan boyante que han creado la marca ‘Luxury Spain’. Las ventas de coches cayeron un 18% el pasado año, sin embargo, las ventas de ‘coches de lujo’ aumentaron más de un 80% en el mismo período.

17.  Una minoría se enriquece más y más, medra más y más, roba más y más; los salarios bajan más y más; la desigualdad crece más y más; 4 o 5 bancos salvados con dinero público se van a repartir el pastel; y el ‘ladrillo’ símbolo de pelotazos, corrupción y destrucción sigue siendo el ‘sueño’ de España.

Read Full Post »