Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Reformas’ Category

 Me impresionó un titular del día de la tragedia de Bangladesh: ‘Vivir con 38 euros al mes’. Esto es lo que pagaban a los que murieron… ¡Eso se llama trabajo esclavo!”.

 Papa Francisco, 1 de mayo de 2013.

 El doctor Farre se expresaba [ante la Cámara de los Comunes] en términos todavía más crudos: La intervención del legislador es asimismo necesaria para prevenir la muerte en todas las formas en que puede sobrevenir prematuramente, y éste (el régimen fabril) es, sin ningún género de dudas, uno de los métodos más crueles que la ocasionan.El mismo parlamento [británico] “reformado”, que, apiadándose de los señores fabricantes, seguía reteniendo durante unos cuantos años a niños menores de 13 [años] en el infierno de 72 horas de trabajo fabril a la semana, prohibía a los plantadores, en la ley de emancipación, ley que administraba también la libertad con cuentagotas, que hiciesen trabajar a ningún enclavo negro más de 45 horas semanales.”

 Karl Marx, El Capital, capítulo VIII, 1867.

 Imagen

Todos podemos tener algunos indicios para sospechar que las grandes transnacionales de la moda explotan laboralmente a sus trabajadores. En algunos casos podemos constatar que son más que simples indicios como ha podido experimentar en las últimas semanas una clienta galesa, Rebecca Gallagher, de la firma irlandesa Primark, que ha encontrado un mensaje de denuncia, un grito de auxilio, en la etiqueta de su blusa adquirida en ese establecimiento: Force to work exhauting hours” (“Forzados a trabajar durante horas agotadoras”). Esto nos debería hacer pensar sobre las condiciones inhumanas que favorecemos con nuestros comportamientos, como cuando compramos “barato” en estas tiendas. Y exigir a nuestros gobiernos que castigue a estas empresas por fomentar activa y conscientemente la explotación de seres humanos. Pero, esta denuncia no ha sido la única, pues, ha tenido el efecto de sacar a la luz varias más en las últimas semanas.

Imagen

Es el caso de otra clienta galesa de Primark, Rebecca Jones, que ha encontrado otra etiqueta de denuncia en sus pantalones comprados en las tiendas de esta misma transnacional: «“Degrading” sweatshop conditions»(«“degradando” las condiciones de explotación»). Este último mensaje ha dado lugar a que Amnistía Internacional nos haya recordado otra denuncia que tuvo lugar en 2011, cuando karen, residente en Irlanda del Norte, se encontró una nota de auxilio en el bolsillo de sus pantalones Primark: “We work 15 hours every day and eat food that wouldn’t even be fed to pigs and dogs. We’re (forced to) work like oxen” (Nosotros trabajamos 15 horas cada día y comemos la comida con la que incluso no serían alimentados cerdos y perros. Somos forzados a trabajar como bueyes). Todo ese sufrimiento – el trabajo hasta el desfallecimiento – sale a £10 libras la pieza, unos 12 euros y medio: una “ganga”.

Imagen

“En las últimas semanas del mes de junio de 1863, toda la prensa de Londres publicaba una noticia encabezada con este epígrafe “sensacional”: «Death from simple Overwork»[“Muerta por simple exceso de trabajo”]. Tratábase de la muerte de la modista Mary Anne Walkley, de veinte años, empleada en un honorabilísimo taller de modistería de lujo que explotaba una dama con el idílico nombre de Elisa. Gracias a ese episodio, se descubría como cosa nueva la vieja y resabida historia de las pobres muchachas obligadas a trabajar, un día con otro, 16 horas y media, y durante la temporada hasta 30 horas seguidas sin interrupción, para lo cual había que mantener muchas veces en tensión su “fuerza de trabajo”, cuando fallaba, por medio de sorbos de jerez, vino de Oporto o café. […] Y este taller era uno de los mejores talleres de modas de Londres. […] El médico Mr. Keys…, informa…, con palabras secas: «Mary Anne Walkley murió por exceso de horas de trabajo en un taller abarrotado de obreras y en una alcoba estrechísima y mal ventilada.». […] Nuestros “esclavos blancos”, exclamaba al día siguiente el Morning Star,…, «nuestros esclavos blancos son lanzados a la tumba a fuerza de trabajo y agonizan y mueren en silencio».”

 Karl Marx, El Capital, capítulo VIII, 1867.

Imagen

Cuando se ponen claramente de manifiesto las agotadoras y maratonianas jornadas de trabajo a las que son sometidos, la crueles condiciones de explotación y los ínfimos sueldos de estos trabajadores, los defensores e ideólogos de este sistema económico de explotación argumentan que sino fuera por el trabajo y las inversiones que estas transnacionales proporcionan, estas personas vivirían muchísimo peor. La justificación a la explotación siempre tiene sus publicistas, muchos de ellos – ardientes defensores del progreso que supone el trabajo infantil – tan “prestigiosos” como estas marcas de ropa. En el mejor de los casos tratan a los trabajadores como a menores de edad, niños a los que hay que educar, que deben sentirse afortunados por haber sido tocados con la varita de la economía y el progreso.  Y debemos estar atentos a este tipo de razonamientos porque son los mismos que justifican y animan aquí a que la gente trabaje por 300 o 400 euros – mejor eso que nada, dicen – salarios de miseria, deteriorando las condiciones laborales hasta límites extremos y empobreciendo al conjunto de la población. Prácticas que nos devuelve al presente la realidad del trabajador pobre y la precariedad social. El abismo de la exclusión social no está tan alejado. Cuando las personas son una mercancía, se cosifican, no puede esperarse que sean tratadas de otra manera.

Imagen

En los países en vías de desarrollo, ramas enteras de la industria que producían para el mercado interno han sido empujadas a la quiebra por orden del Banco Mundial y el FMI. El sector urbano informal, que históricamente ha desempeñado un papel importante como fuente de creación de empleos, ha sidosocavado como consecuencia de las devaluaciones de la moneda, la liberalización de las importaciones y el dumping.En el África subsahariana, por ejemplo, el sector informal de la industria del vestido ha sido destruido y sustituido por el mercado de prendas usadas (importadas de Occidente a 80 dólares la tonelada).

 Michel Chossudovsky “Globalización de la pobreza y nuevo orden mundial”.

Imagen

Las empresas se enmascaran en que la “falta” ha sido realizada por sus proveedores como si no supieran que los costes de producción y los plazos de entrega que exigen, la subcontratación de los servicios a sus proveedores y las exigencias a las que los someten son los que determinan las condiciones laborales de los trabajadores. Buscan todos los subterfugios posibles para saltarse la Ley, los tratados internacionales de Derechos Humanos y del Niño y, sus publicitadas y farisaicas campañas de responsabilidad social corporativa. Como si ellas no pidieran – exigieran  – constantemente, la reducción de costes y salarios a  los gobiernos y no dispusieran de sus propios brazos armados en los organismos internacionales como el FMI, el Banco Mundial o la OMC. Como si los planes de ajuste y las reformas estructurales que han impulsado durante las últimas décadas no hubieran incidido en el deterioro de los salarios, las cargas sociales y las condiciones de seguridad y salubridad de los trabajadores. Esas mismas empresas que incitan a la desaparición de los derechos laborales y sindicales y que dan vía libre a sus “subcontratistas” y a gobiernos represivos para que intimiden y asesinen a los sindicalistas o a cualquiera que se oponga a su sistema. En lugar de combatir la injusticia del sistema, apostar por un consenso en materia de condiciones laborales y un respeto al medio ambiente profundizan la explotación y la degradación a nivel global. Nos dicen que no hay alternativa, es inevitable. Otro camino es la utopía.

Imagen

Lo que ha hecho Primark es una conducta normal y racional dentro de la lógica económica del “mercado”. No es sólo Primark sino también: El Corte Inglés, Inditex (Zara, etc.), Mango, H&M, C&A Loblaw, Cato, JC Penney, Iconix, Lee Cooper, Benetton, Carrefour, Walmart, Children’s Place, Gap y un largo etcétera más.  Todas ellas implicadas en la tragedia del Rana Plaza que costó la vida a 1.129 trabajadores. Asimismo, no son únicamente las empresas textiles. Apple y sus subcontratas son famosas por someter a los trabajadores a extenuantes jornadas de trabajo que llegan incluso a que muchos de ellos se suiciden. Foxcon, subcontrata de Apple, ha tenido que poner rejas en sus fábricas para evitar que los trabajadores se tiren al vacío. No se puede decir que Apple desconozca esta forma de actuar de su proveedor, todo lo contrario, lo fomenta si nos atenemos a las opiniones del divinizado Steve Jobs, que veía este tratamiento a los trabajadores como un ejemplo a exportar a los Estados Unidos. Tenemos que cuidarnos de quienes son nuestros ídolos, sobre todo, cuando los ídolos que adora esta sociedad tienen unas conductas morales tan laxas. Tenemos una sociedad que celebra la libertad, los derechos de todos y cada uno: el árbol, el perro, la niña, el niño, el abuelo, hasta los del “perro piloto”. Tenemos un día al año para cada uno, pero a la hora de la verdad ahí están las tasas de pobreza y exclusión, las degradantes condiciones laborales, la destrucción ambiental y la espiral de empobrecimiento y autoritarismo que estamos sufriendo. La autocelebración de lo buenos que somos oculta todas las muestras de una absoluta hipocresía social.

Imagen

La industria textil mueve miles de millones de euros, da trabajo a millones de personas, sí. Y por eso nos dicen que es intocable. Cualquier intervención tendría unas consecuencias aún peores. Pero esto es una absoluta falacia que persigue, simplemente, justificar la explotación de millones de personas. El trabajo barato, los precios baratos, el “low cost” tienen sus costes, morales y sociales. A lo mejor no los vemos porque nos quedamos en la superficie, en  el precio de la prenda, en los anuncios de la marca. Pero, además, tiene unos costes económicos, que un país con casi 6 millones de parados debería plantearse. La industria textil global no sólo crea millones de empleos sino que también destruye millones de empleos. El caso de España es paradigmático: la industria textil española tenía a fecha de 2012, 19.763 empresas casi un 50% menos que hace apenas 10 años; muchísima mayor sería la caída si echáramos la mirada a la década de los 90. Por ejemplo, en el caso del empleo este ha retrocedido de cerca de los 400.000 trabajadores de esta década a los 113.201, que sobreviven hoy. Seguimos comprando barato y seguimos perdiendo empleo, destruyendo tejido productivo y social, excluyendo a millones de personas y, además, permitimos que se explote impunemente a decenas de millones más. Qué buen negocio estamos haciendo.

Imagen

Anuncios

Read Full Post »

Imagen18 medidas: 365.000 millones para evitar un ‘dolor innecesario’

Los recortes no son neutros. Las políticas públicas y la doctrina económica tampoco son neutras. Tienen unas intenciones claras y favorecen a unos grupos e intereses determinados. Por tanto, no son las únicas que se pueden tomar. Hay alternativas al ‘hachazo’ que se ceba con la gran mayoría de la población y pone al borde de la desaparición el ‘mini-Estado’ del Bienestar español. Aún, el gasto público, chivo expiatorio de moda, está 7 puntos por debajo de la media de la eurozona. Por tanto, el problema no es el gasto público sino el mal uso que se hace del dinero público en subvenciones, externalizaciones y pago de favores a amigos y personas afines.

Imagen

Únicamente, con 18 medidas, son posibles muchas más (perseguir la corrupción, gastos de la casa real y los políticos, subvenciones a dedo…), se pueden obtener unos ingresos de más de 365.000 millones de euros suficientes para acabar con el déficit público, crear empleos e industrias con salarios dignos, tener una sanidad y una educación de calidad, pensiones públicas, una asistencia a mayores y discapacitados digna de seres humanos… Y, permitir el acceso a la vivienda de todos los españoles como un bien de primera necesidad y no de inversión especulativa, que ha llevado a la ruina  y a la indigencia a muchos españoles y a la destrucción del patrimonio histórico y medioambiental. Por tanto, el problema se reduce es una cuestión de elección. Elegir a quien queremos ‘sacrificar’:Imagen

1.    Reducir tan sólo a la mitad el fraude fiscal que, los técnicos de Hacienda sitúan en más de 72.000 millones de euros, supondría recaudar 35.000 millones de euros. Muy lejos de los 2.000 millones que pretende recaudar el gobierno con la amnistía fiscal (blanqueo de dinero negro). El 70% del fraude lo cometen las grandes empresas y grandes patrimonios.

2.    Reducir sólo 10 puntos la economía sumergida que, varios trabajos académicos sitúan en el 23% del PIB, supondría aflorar más de 200.000 millones de euros y cientos de miles de puestos de trabajo… Y, podrían recaudarse 38.500 millones de euros.

Imagen

3.    Si el BCE nos prestara al 1% como hace con los bancos y no tuviéramos que pedir prestado a esos mismos bancos al 3% o 7% dependiendo del capricho de éstos nos ahorraríamos más de 22.000 millones de euros en intereses que, van a parar a bancos y grandes patrimonios.

4.    La devolución de las ayudas a bancos y cajas que ascienden a 146.000 millones de euros, cifra equivalente al 8,4% del PIB. Este es el tamaño del déficit del Estado.

5.  Eliminar las diputaciones supondría un ahorro cercano a los 20.000 millones de euros, prácticamente, la mitad del recorte previsto para 2012.

Imagen

6.    Elevar el tipo máximo del IRPF, por ejemplo, como se hizo en la reforma fiscal de la Transición, que lo colocó en el 66%. El 96% del IRPF lo pagan los contribuyentes que ganan menos de 60.000 euros.

7.    Igualar la tributación de las rentas de capital generados en los depósitos de ahorro y las actividades especulativas a las rentas del trabajo, IRPF. “No tiene demasiado sentido que los ingresos nacidos del trabajo se graven por encima del 50% y los generados sin esfuerzo en un banco estén por debajo del 30%”.Imagen

8.    Inversión militar: eliminando el Ministerio de Defensa se obtendría un ahorro automático para el erario público de 16.000 millones de euros.

9.    Impuesto de sociedades a las grandes compañías (en España hay 5.700 grandes compañías) elevando el tipo nominal del 30% al 34%, el erario público obtendría al menos 10.500 millones al año.Imagen

10.    Eliminación de las deducciones en el Impuesto de Sociedades haciendo que las grandes empresas tributen del 10% o 19% actual al 30% efectivo, igualándose a lo que pagan la media de los trabajadores en el IRPF.Imagen

11.  Una tasa a las transacciones de dinero especulativas a nivel europeo del 0,05% supondrían para España 14.000 millones de euros anuales.

Imagen

12.  Eliminar el concordato entre la Iglesia católica y el Estado español, ahorraríamos 10.000 millones de euros anuales. Incluye la asignación vía IPRF (en 2010 fueron 249 millones), el salario de los profesores de religión en las escuelas (650 millones) y sus indemnizaciones por despido improcedente o el pago de los sacerdotes o el pago de los sacerdotes en las cárceles y los cuarteles, pero también los conciertos por servicios educativos y sanitarios que reciben decenas de miles de personas…

Imagen

13.  Si la Iglesia abonara el IBI, como el resto de los ciudadanos, por los bienes inmuebles que posee se recaudarían 1.200 millones de euros anuales más.

14.  Eliminar las bonificaciones al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que favorecen a las grandes fortunas y perpetúan sus privilegios, supondría una recaudación adicional de entre 17.000 y 19.000 millones anuales.Imagen

15.  Elevar el tipo del impuesto de patrimonio al 1%, permitiría sumar otros 3.500 millones de euros cada año.

16.  Reducir el gasto en medicamentos, limitando el poder de las farmacéuticas, acercándose a la mitad del diferencial de gasto europeo ahorraría mínimo 2.000 millones de euros.Imagen

17.  La eliminación de la desgravación por vivienda y el IVA superreducido a  la compra de vivienda nos ahorraría 5.000 millones de euros. Además, abarataría el acceso a la vivienda, pues, estas medidas van a parar íntegramente en beneficio de los promotores que lo repercuten en los precios.Imagen

18.  Eliminar las desgravaciones a los planes de pensiones privados que nos cuestan 3.000 millones de euros anuales, más de lo que se ahorró con la última reforma de las pensiones. Varios estudios han demostrado que no dan una rentabilidad superior al bono español, pues, sufren altísimas comisiones de sus gestores financieros por valor de más 1.000 millones de euros anuales, por tanto, los gestores prácticamente se embolsan las desgravaciones fiscales. Y, estas desgravaciones favorecen a las rentas altas que, son las que tienen capacidad de ahorro. Además, los planes privados han tenido que ser rescatados en varios países por quiebra o insolvencia y han dejado a sus beneficiarios sin pensión o con una pensión mínima.Imagen

Read Full Post »

Imagen
  1. Dejar quebrar a los bancos y juzgar por estafa a los banqueros. Que respondan de las pérdidas de sus inversores. Pero, el Estado no responde. Creación de una banca pública para financiar el desarrollo económico y social.
  2. Juzgar a los constructores por delitos ambientales y estafas inmobiliarias. A las tasadoras por manipulación de precios y estafa.
  3. Investigar y juzgar por prevaricación y malversación de fondos a los políticos que hayan incurrido en esos delitos. Investigación de las externalizaciones, concesiones, encomiendas de gestión, manipulación de concursos públicos, contratos a dedo… para descubrir los delitos cometidos en la gestión de los fondos y servicios públicos. Inhabilitación de por vida de los cargos públicos condenados por corrupción.Imagen
  4. Aumento de las penas para el delito económico y su persecución. Persecución del fraude fiscal. Que España deje de ser un paraíso fiscal y que las empresas españolas no puedan realizar negocios ni abrir empresas en paraísos fiscales. Supresión de privilegios fiscales y figuras que permiten la evasión y el impago de impuestos. No puede ser que un abogado o un financiero, que pone en jaque la democracia con su comportamiento impulsivo y codicioso, gane millones; mientras, un médico, un profesor o un científico puede llegar a ser mileurista…
  5. Aumento de los impuestos, sobre todo, a las rentas altas, que no invierten sus ganancias en la creación de empleo, sino que, dedican éstas a fines improductivos y especulativos que ponen en riesgo la estabilidad económica y social. Creación de un impuesto del 100% a cierto nivel de ganancias. El sueldo más repetido de España está en 15.500 euros anuales… Igualar los impuestos de las rentas del capital con las del trabajo. Cambiar el paradigma económico: no basar la vida ni la economía en comprar y comprar, el consumo repetitivo como única forma de vida social y económica. Creación de un nuevo índice para medir la calidad de vida y el bienestar y, eliminar como referencia el PIB, no puede ser que la muerte de las personas o la destrucción de ríos, mares, bosques y especies se contabilice como riqueza.
  6. Hay que reconducir un modelo económico basado en el engaño y el despilfarro de dinero y recursos. Hay que proteger al consumidor del bombardeo de productos y la publicidad engañosa.Imagen
  7. Dotar de mayores efectivos a Hacienda y a Trabajo. Más inspectores de trabajo y de hacienda para perseguir los múltiples fraudes laborales y fiscales. Persecución de los empleadores que tengan trabajadores sin contrato. Este tipo de explotación se debe convertir en un estigma social para el infractor.
  8. Obligar al BCE a financiar a los Estados y no hacerlo mediante los bancos privados. Que supone un tipo de usura y realiza un brutal trasvase de riqueza de los ciudadanos a los grupos privilegiados. Por tanto, si no es posible hacer entrar en razón a los poderes económicos del BCE habría que recuperar la soberanía económica y nacional.
  9. Los intereses de la deuda nos suponen 28.000 millones de euros anuales y la política de austeridad agudiza en hundimiento de la economía. El seguro de desempleo nos cuesta 30.000 millones. España debe recuperar la soberanía económica para ahorrarse 60.000 millones, crear empleo y, así convertir los gastos en ingresos.
  10. Nacionalizar todas las empresas públicas privatizadas cuya venta ha supuesto un expolio del patrimonio público y, además, están cobrando precios y tarifas abusivas a los ciudadanos y usando paraísos fiscales para evadir impuestos.
  11. Aranceles a los productos que vengan de países y empresas transnacionales que no respeten los derechos laborales y permitan la esclavitud adulta e infantil.Imagen
  12. Protección de los derechos de los trabajadores y aumento de los salarios. Reducción de la jornada laboral y reparto del trabajo. Disminución de los beneficios empresariales, que conllevará un aumento de los salarios y una redistribución de la riqueza.Imagen
  13. Industrialización en sectores sostenibles. Rediseño de los procesos industriales para hacerlos compatibles con la naturaleza.  Crear nutrientes y no residuos. Productos biodegradables y que respeten el medio ambiente y la salud de las personas. Aumento exponencial de la inversión en ciencia y tecnología.
  14. Realizar un plan energético que reduzca nuestra dependencia energética y fomente las energías respetuosas con el entorno y renovables.
  15. Reducir el uso de envases y sustancias químicas ante el crecimiento ingestionable de los residuos y su efecto dañino en la salud de las personas. España, los mares y el planeta se están convirtiendo en un gran basurero. Calcular el coste real de los productos y su incidencia a largo plazo.Imagen
  16. Recuperación de zonas forestales. Plantación de millones de árboles. Recuperación de ríos para el uso de las personas y la recuperación de las especies en peligro de extinción.
  17. Reforma agraria y reparto de tierras a los campesinos sin ella. Fomentar y proteger las cooperativas, la pequeña industria y comercio y, el consumo local de los productos.
  18. Fomentar a nivel nacional la industria y el consumo local y regional. Los pequeños comercios y explotaciones que ayuden al desarrollo económico y la autosuficiencia de pueblos y regiones.
  19. Aumento del gasto social y redistribución de la riqueza para aumentar el bienestar de los ciudadanos e igualarnos con los países más avanzados y competitivos de Europa: los escandinavos, que demuestran que un modelo alternativo, no sólo, es posible sino real y viable. Los servicios serán públicos y universales, de alta calidad y financiados con los impuestos de todos y los ingresos del Estado.Imagen
  20. El aumento del gasto en educación, servicios a las familias y sanidad podrían crear 5 millones empleos estables y dignos. Esto conllevaría una reforma fiscal con un aumento de impuestos a las rentas altas y el desarrollo del Estado del bienestar. El problema no es el exceso de gasto público social sino la infrafinanciación y el fraude fiscal, que provoca un enorme trasvase de riqueza de la mayoría a una minoría.
  21. Elevar las pensiones de nuestros ancianos para reducir su pobreza e implementar unos servicios de ayuda a las familias que no les deje abandonados a su suerte. Aumento de la educación infantil y las escuelas de infancia. Liberar a las mujeres de la esclavitud de ser el único sostén de la vida familiar: cuidado de niños y ancianos, tareas del hogar…
  22. Que los políticos y cargos públicos estén obligados a utilizar los servicios públicos. Prohibición de tratos preferenciales y privilegios. Ni saltarse listas de espera ni recibir servicios que la mayoría de ciudadanos no puedan recibir.
  23. Una reforma electoral que haga al sistema verdaderamente representativo. Una reducción de los gastos innecesarios y duplicidades del sistema político. El enfoque es el servicio público y no el reparto de prebendas, privilegios y poderes territoriales.

Esto es un pequeño boceto, unas pocas ideas, hay muchas más. El enfoque es: visión de futuro, responsabilidad social y servicio público a la comunidad. Descartamos el enriquecimiento personal, la visión egoísta, irresponsable e individualista, que no repara en las consecuencias que los actos de uno tienen para el bienestar de los demás…Imagen

Read Full Post »

GraciasSeñorito

Los recortes siguen una estrategia diseñada, hace mucho tiempo, para concentrar la mayor parte de la propiedad, la riqueza y el poder en manos de unos pocos. Estas personas, que se consideran a sí mismos, unos elegidos, unos seres superiores, no quieren compartir los recursos con nadie. Sólo aceptarán a la población necesaria para conseguir sus objetivos. Las personas para ellos no son un ‘fin en sí mismas’ sino un ‘medio’ para conseguir sus objetivos. Así, funciona la ‘economía de usar y tirar’. Es inevitable, que con una productividad tan alta como la actual sobren personas. Pero, en lugar de que esta productividad repercuta en beneficio de la sociedad, ésta, simplemente, se traduce en beneficios estratosféricospara unas pocas ‘personas con talento’ y, el empeoramiento de las condiciones de vida del resto. Les apoyen o no. Por tanto,  se va a expulsar del sistema a un 30% de la población que ya no les resulta rentable. Y, los que queden dentro del sistema tendrán, cada vez más, unas condiciones más precarias…

Estas reformas no buscan salir de la crisis porque nuestros gobernantes y líderes, los grupos dominantes y privilegiados, no están en crisis. A ellos, cada vez, les va mejor. La concentración de propiedad y riqueza en sus manos es la más alta desde 1929. Y, en España, la desigualdad equivale a la que había en 1947. Con esta reforma unos pocos van a poseer y gestionar todos los recursos. Se van a apropiar del sistema financiero, sanitario y educativo. De la energía y los medios de comunicación. ¿Crisis? Ellos no están en crisis ¿Por qué van a querer salir de tal ‘crisis’? Es el final que tanto soñaron y habían diseñado silenciosamente. Ante la perplejidad de algunos y la credulidad de muchos venimos asistiendo, vaya bien o mal la economía, a las mismas recetas que, nos prometen un paraíso, que nunca llega: desregulación, privatización, reducción de las pensiones, de los derechos sociales y laborales, en pos de la eficiencia y la competitividad. Las empresas celebran sus éxitos con miles despidos. A pesar de las renuncias, únicamente, realizadas por una de las partes, la creación de empleo que, no sea ‘basura’ o precario, es nula. Haya prosperidad o crisis siempre ganan los mismos.

Carroñeros

La coherencia de las reformas es tal, que se ha colocado en los principales puestos de dirección política a los principales responsables de la crisis financiera: los banqueros. Tal es, la perversidad de nuestras élites que, los banqueros que provocaron el desastre financiero y económico son, ahora, quienes nos gobiernan. Son ministros y primeros ministros. A decir verdad, nunca han dejado de gobernarnos. Todas las reformas a las que nos enfrentamos, propagadas con unlenguaje perverso, que esconde las verdaderas intenciones de sus acciones y, una insensibilidad propia de sociópatas, tienen una total coherencia: la toma absoluta del poder y la imposición del programa de máximos de las clases dominantes. Por tanto, es a los súbditos a los que hay que sacrificar  y éstos deben renunciar a todo en aras del bienestar de unos seres, que se consideran superiores y elegidos por fuerzas que se escapan a la razón.

ContarUnCuento

Todas las reformas a las que nos enfrentamos, propagadas con un lenguaje perverso y cínico, que esconde las verdaderas intenciones de sus acciones, tienen una total coherencia. Las reformas son coherentes, no necesarias ni racionales. Ni pretenden sacar de la crisis a la mayoría de la población. Simplemente, pretenden enriquecer y empoderar, aun más, a los culpables de la crisis, aunque ya sean extremadamente ricos y poderosos. Veamos:

La reforma financiera va a concentrar el sector bancario en manos de los tres o cuatro banqueros más poderosos, que financian los partidos políticos y detentan el poder en la sombra. Las distintas oligarquías territoriales van a poseer su propio banco. Se ha hecho recaer las culpas en las extintas cajas de ahorro para poder privatizar el patrimonio de todos, ocultando que todos los bancos se encuentran en quiebra y son responsables del desastre financiero. Además, los grandes ‘capos’ del sistema financiero poseen el arma de destrucción y control más poderosa, el BCE. La actuación del BCE convierte a los Estados, con su total pérdida de soberanía, en esclavos de la deuda.

Image

La reforma laboral va a cumplir la tan ansiada deflación de los salarios. Los trabajadores entre el miedo al despido y la marginación social aceptarán la rebaja de sus condiciones laborales y salariales y, traeremos a España el deseado ‘modelo chino’ de explotación laboral. Las empresas ya no tendrán que deslocalizarse para tener trabajadores sumisos y obedientes. Por eso, el continuo ataque a unos sindicatos, que no les son hostiles, y el fomento de la desunión de los trabajadores. No quieren ningún viso de unión obrera que pueda poner en peligro sus beneficios. El objetivo de crear empleo es falso. El objetivo es aumentar los beneficios empresariales. Las empresas celebran sus récords de beneficios con miles de despidos, no creando miles de empleos. Una excusa para ocultar que ninguna reforma laboral crea empleo. Con el anterior modelo laboral se crearon millones de empleos, precarios, y con el mismo se destruyeron millones de esos ‘empleos basura’. Fue la burbuja inmobiliaria con la orgía de crédito que la alimentó la que creo todos esos empleos.

Image

La reforma sanitaria esconde, tras la propaganda y las falsedades del ahorro y la sostenibilidad del sistema, cumplir el sueño de políticos y empresarios corruptos, que, con la privatización buscan enriquecerse en detrimento de la salud y la vida de las personas. No dicen que el nuevo modelo que quieren implantar es como mínimo ¡7 veces más caro! Por tanto, no existe tal ahorro sino un trasvase brutal de dinero de la mayoría a manos de una minoría. Esconden que el modelo público español está subfinanciado y la inversión en sanidad está a la cola de la Europa desarrollada. Con esa falta de medios, la sanidad española es universal y su nivel de eficiencia es muy alto. El modelo es mejorable, pero es gestionado mal a propósito por nuestros políticos, que desvían el dinero a la sanidad privada. La construcción, uno de los sectores responsables del colapso inmobiliario, ha encontrado una nueva forma de hacer crecer sus beneficios: la sanidad pública. La reforma sanitaria deja la sanidad en manos de constructores y políticos. Los mismos que se enriquecieron con la ‘burbuja inmobiliaria’, dejando empantanadas a millones de familias y arrasado el país, están amasando enormes fortunas con la crisis. La perdida de universalidad del sistema, también, cumple el objetivo de ir eliminando silenciosamente a ciertos sectores (ancianos, minusválidos, enfermos terminales…) que son un lastre excesivo a los beneficios de los grupos dominantes.

Image

La reforma educativa pretende dar la ‘patada a la escalera’ para que muchas personas no puedan ascender en la escala social, no puedan pensar críticamente y poner en peligro los privilegios de los grupos dominantes. Se ponen enormes barreras financieras a la enseñanza universitaria y, se hace depender ésta del crédito bancario, haciendo posible que los bancos practiquen con los estudiantes la típica usura bancaria, que caracteriza al sistema. Por tanto, más negocio para los bancos. Y, más negocio para la educación privada y religiosa, a la que sólo puede acudir una minoría, que reciben más fondos, regalos fiscales y subvenciones; mientras se encargan de apuntalar el control social que perpetúa el modelo clasista y elitista.

La subida de impuestos sigue el curso de los últimos quince años donde no ha parado de elevarse la presión fiscal. Una presión fiscal que, como en los países escandinavos no repercute en mayor bienestar de la población, porque el gasto público social ha caído 4 puntos del PIB desde 1993. La propaganda decía que bajaban los impuestos, pero, en realidad, para la mayoría subían. Es cierto, que los impuestos bajaron para las rentas más altas. Es cierto, que estas rentas privilegiadas, las grandes empresas y la Iglesia, prácticamente, no pagan impuestos, pero la gran mayoría no deja de pagar y pagar más. El problema no es el pago de impuestos, sobre todo, indirectos, sino que, éstos no repercuten en el bienestar social de la población. Por tanto, sólo paga impuestos el ‘Tercer Estado’, como siempre ha ocurrido, para sostener el Estado que protege a los grupos privilegiados y dominantes y, sus intereses. Por supuesto, se legaliza el fraude fiscal de los grupos dominantes, amnistía fiscal, además, de otras figuras que la Ley permitía, anteriormente.

Image

Por último, el endurecimiento del Código Penal (por supuesto, no para los delitos perpetrados por las clases dominantes, que se legalizan, como ha ocurrido con la amnistía fiscal, que legaliza el delito económico) y el asalto a TVE pretenden afianzar el control social. Desinformar y manipular a la mayoría de la población mediante la propaganda y el adoctrinamiento desde los medios de comunicación. E, imponer el Estado policial que fomente el miedo entre la población, con la consiguiente represión de los actos de insumisión que, serán inevitables ante las tropelías cometidas que harán empeorar, extraordinariamente, la situación social.

Read Full Post »

Image
  1. ¿A quién le interesa que sólo se hable del exceso de endeudamiento público  (66% PIB) y no de los más de 2 billones de endeudamiento privado (300% PIB), que es nuestro verdadero lastre? España debe casi 3 billones de euros. Más de 2/3 los deben familias y empresas
  2. ¿Por qué no se habla de la estafa inmobiliaria y de la locura crediticia de los bancos que nos ha llevado al desastre?
  3. ¿Por qué no hablamos de las ayudas multimillonarias que reciben los bancos, mientras, nos aplican recortes innecesarios y delictivos, desahucian a personas sin recursos y obligan a los pequeños y medianos empresarios a financiarse con tarjetas de crédito al 29% de interés?
  4. ¿Por qué no hablamos de cómo los bancos están vendiendo los pisos por 25.000 euros en paquetes de miles a ‘fondos buitres’, para que, éstos desahucien a los propietarios y les persigan por la deuda hasta la tumba? ¿Por qué no se habla del terrorismo inmobiliario y la usura cotidiana?
  5. ¿Por qué se habla, asépticamente, de ‘mercados’ ocultando quiénes son esos mercados? Multinacionales, grandes patrimonios, y bancos. Botín, Ortega, Florentino Pérez, Koplowitz, Entrecanales, Andic, Alierta, Brufau, Alcocer, Cortina, March, Mera, Jove, Fainé, Del Pino… Curiosamente, los beneficiarios de las políticas actuales y los que financian a los partidos políticos. Image
  6. ¿Por qué regalan nuestros servicios públicos al negocio de los bancos, constructoras, multinacionales y políticos que, bajan salarios, empeoran condiciones laborales, de eficiencia y servicio y, además, defraudan impuestos?
  7. ¿Por qué cuando se habla de la ‘necesaria’ rentabilidad y sostenibilidad se oculta que la única rentabilidad y sostenibilidad que se persigue es la de los salarios y las pensiones multimillonarias de directivos puestos a dedo? La rentabilidad se traduce en el número de yates, áticos y fincas que se pueden comprar a costa de la pérdida de patrimonio e ingresos del resto de la sociedad.
  8. ¿Por qué no se habla de que la falta de financiación  e ingresos que sufre el Estado se debe al fraude fiscal, a la corrupción y el desfalco del patrimonio público, a la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, etc. y, no al exceso de ‘gasto’ en servicios públicos, puesto que, estamos a la cola de Europa en esa inversión?
  9. ¿Por qué no se dice que los servicios públicos no son gratuitos, sino que, los pagamos con nuestros impuestos, están subfinanciados y somos de los países de Europa con menor número de funcionarios e inversión en dichos servicios públicos?
  10.  ¿Por qué se alude a que los recortes persiguen el ahorro y la sostenibilidad de los servicios públicos cuando se va sustituir por un modelo, infinitamente, más caro?
  11. ¿Por qué no se repite machaconamente que el 96% del IRPF lo pagan los trabajadores?
  12. ¿Por qué se regala el patrimonio público a las mismas personas y sociedades que no pagan impuestos y, además, son subvencionadas?
  13. ¿Por qué no se habla del exceso de endeudamiento de las familias debido a la especulación con los bienes básicos y a la pérdida de poder adquisitivo consecuencia de la caída constante de los salarios y la subida continua de los precios de los servicios privatizados?  Image ¿Quién compra esa deuda española, esos servicios y empresas públicas? Curiosamente, las mismas personas que sacan sus beneficios del fraude fiscal, la especulación financiera, el desfalco del patrimonio público y el empeoramiento de las condiciones laborales de los trabajadores.

Read Full Post »