Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Rescate’ Category

Europa sólo recuperará su alma cuando recupere la confianza de la gente, poniendo sus intereses en el centro de la escena.

Yanis Varoufakis.

-

VAROUFAKIS O DE LA HONESTIDAD Y EL IDEALISMO ENTRE LOBOS Y CÍNICOS…

En un artículo escrito para The New York Tymes el pasado lunes – No es tiempo para juegos –, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, volvió a recalcar las líneas generales de acción que mueven al actual gobierno griego en la negociación con sus socios europeos y su particular visión de la situación que vive Europa. Resumiendo los puntos más interesantes del artículo Varoufakis escribe que Grecia no va a negociar con subterfugios ni las líneas rojas que se ha marcado: no van de farol. Quieren hacer entender a sus socios europeos que las decisiones que se tomen van a marcar a una generación de europeos y podrían suponer un punto de inflexión en la construcción de la unión monetaria.

Comenta que aunque, él mismo, sea un experto en teoría de juegos – o por eso mismo – no va a usar esas estrategias negociadoras porque sabe que suponen un enfrentamiento entre dos antagonistas egoístas. Nada más lejos de la verdad, dice. Suponer su uso para mejorar la débil posición griega es una mera locura. Se trata de forjar nuevas motivaciones y disposiciones. Una nueva mentalidad que supere las divisiones nacionales, disuelva la distinción que existe hoy entre países deudores y acreedores en favor de una visión pan–europea, y coloque el bien común de Europa por encima de la pequeña política. La cuestión es superar ese venenoso dogma que universaliza el nosotros contra ellos.

Grecia conoce sus limitaciones. Varoufakis se sabe el ministro de finanzas de un pequeño y abrumado país, carente de un banco central y con una economía hundida. Un país que sufre una grave crisis humanitaria. El gobierno griego ha admitido que está quebrado. Por eso rechaza que la negociación se convierta en un mero experimento de elaboración de estrategias: los hechos deben ser presentados de forma honesta, poner sobre la mesa los problemas griegos y las propuestas para volver al crecimiento, y explicar cómo estas propuestas también interesan al resto de socios europeos. Pero Grecia, también, va a revelar la líneas rojas más allá de las cuales la lógica y la responsabilidad le impiden ir.

Asimismo va a luchar – a diferencia de anteriores gobiernos griegos – contra los poderosos intereses creados a fin de reiniciar Grecia y ganar la confianza de sus socios. Pero también, están determinados a no ser tratados como un colonia por deudas condenada a sufrir irremisiblemente. Un sufrimiento innecesario provocado por el principio de a mayor austeridad mayor depresión de la economía griega. Algo que resultaría curioso si no fuera por el dolor que inflige a la población.

Varoufakis se pregunta que si la única manera de encontrar financiación fuera cruzar tus líneas rojas y aceptar medidas que consideras son parte del problema, más que de la solución – fiel al principio de que no tiene derecho a usar subterfugios – su respuesta sería: Las líneas rojas presentadas como rojas no serán cruzadas. De otra manera, no serían verdaderas líneas rojas sino simplemente un farol. Nosotros no vivimos en la tiranía de las consecuencias. Hay situaciones en las que nosotros debemos hacer los correcto no como una estrategia sino porque simplemente es lo correcto.

Varoufakis continua escribiendo que contra tanto cinismo el nuevo gobierno griego innovará. Desistirá, cualquiera que sean las consecuencias, de acuerdos que sean equivocados tanto para Europa como para Grecia. No más prestamos, no hasta que Grecia tenga un plan de crecimiento económico creíble con el que pueda repagar los prestamos, ayudar a que su clase media se vuelva a sostener sobre sus propios píes y afrontar su espantosa crisis humanitaria. No más reformas que carguen únicamente el peso sobre la población más débil, los pobres pensionistas y los negocios familiares (como las farmacias), mientras que la gran corrupción continua siendo intocable.

El gobierno griego sólo pide un prorroga a sus socios. Unos cuantos meses de estabilidad financiera que le permita embarcarse en la tarea de reformas que amplias capas de la población griega apoyan, para traer de nuevo el crecimiento y que supongan el fin de la incapacidad griega para pagar sus deudas.

Se podría pensar que esta retirada de la teoría de juegos está motivada por alguna agenda radical de izquierdas. Pero no. La influencia mayor aquí es la Immanuel Kant, el filosofo alemán que nos enseñó que lo racional y la libre escapatoria del imperio del interés propio es hacer lo que es correcto.

¿Cómo sabemos – finaliza Varoufakis – cuáles son las líneas rojas de nuestra modesta agenda política en términos de lo que es correcto para I. Kant? Nosotros lo sabemos mirando a los ojos de los hambrientos en las calles de nuestras ciudades o contemplando a nuestra abrumada clase media, o teniendo en consideración los intereses de todas las personas que trabajan duro en cada pueblo o ciudad europea dentro de nuestra unión monetaria. Después de todo, Europa sólo recuperará su alma cuando recupere la confianza de la gente, poniendo sus intereses en el centro de la escena.

Estas líneas de acción han sido reiteradas por Yanis Varoufakis en los últimos años. Y ese ha sido el proyecto esbozado por Yanis Varoufakis en diversas ocasiones: “Una modesta propuesta para Europa” o en “Confesiones de un Marxista errático”. Conciliar para evitar una devastación que aún puede ser mucho mayor. Creo que es interesante conocer una parte de este último texto a través de unos extractos del mismo traducidos y seleccionados por el periodista argentino Alfredo Zaiat:

Si la crisis europea no es sólo otra recesión cíclica que pronto será superada, la pregunta que se nos plantea es la siguiente: ¿Debemos aprovechar esta oportunidad para reemplazar al capitalismo por un sistema mejor?, o ¿deberíamos estar tan preocupados como para embarcarnos en una campaña para estabilizar el capitalismo europeo?

Mi respuesta ha sido inequívoca en los últimos tres años. La crisis de Europa ha sido provocada por fuerzas regresivas que tiene la capacidad de provocar un baño de sangre mientras se apagan las esperanzas de cualquier movimiento progresista para las generaciones venideras.

Por este punto de vista se me ha acusado, por voces radicales (de izquierda), como “derrotista”, cuya finalidad es salvar el actual sistema socioeconómico europeo, que es indefendible. Un sistema neoliberal, muy irracional, transnacional y antidemocrático, que deja de lado cualquier capacidad de evolucionar hacia una comunidad genuinamente humanista en el que las naciones de Europa puedan vivir y desarrollarse. Esta crítica, lo confieso, me duele. Y duele, ya que contiene más de un núcleo de verdad.

En ese sentido, me siento obligado a reconocer que me gustaría que mi campaña sea de un estilo diferente, promoviendo una agenda radical cuya “razón de ser” sea la sustitución del capitalismo europeo por un sistema diferente, en lugar de hacer campaña para estabilizar un capitalismo europeo con el que estoy en desacuerdo en mi definición de buena sociedad.

Esta crisis es profundamente irracional, de un capitalismo europeo repugnante, cuya implosión, a pesar de sus muchos males, se debe evitar a toda costa. Es una confesión para convencer a los radicales de que tenemos una misión contradictoria: detener la caída libre del capitalismo europeo “con el fin” de comprar el tiempo que necesitamos para formular su alternativa.

En verdad, Karl Marx fue el responsable de la elaboración de mi perspectiva del mundo en que vivimos, desde mi infancia hasta el presente. Si mi carrera académica fue en gran parte vinculada con Marx, y mis actuales recomendaciones políticas son imposibles de describir como marxista, ¿por qué abrir mi marxismo ahora? La respuesta es sencilla: incluso mi economía no marxista fue guiada por una mentalidad fuertemente influenciada por Marx.

Sí, me gustaría proponer una agenda radical. Pero no estoy dispuesto a cometer el mismo error dos veces. ¿Qué logramos en Gran Bretaña a principios de 1980 con la promoción de una agenda de cambio socialista que la sociedad británica despreció mientras caía de cabeza en la trampa neoliberal de la señora Thatcher? Nada. ¿De qué sirve hoy convocar a un desmantelamiento de la Zona Euro, de la propia Unión Europea?

¿Quién creen que se beneficiaría? ¿Una izquierda progresista, que se levanta como el Ave Fénix de las cenizas de las instituciones públicas de Europa?, o ¿el partido nazi Amanecer Dorado, los neofascistas, los xenófobos y los vividores? No tengo absolutamente ninguna duda acerca de cuál de los dos se beneficiará de una desintegración de la Zona Euro.

Yo, por mi parte, no estoy dispuesto a soplar el viento fresco en las velas de esta versión posmoderna de la década de 1930.

Si esto significa que somos nosotros, los marxistas adecuadamente erráticos, que deben tratar de salvar al capitalismo europeo de sí mismo, que así sea. No por amor o aprecio al capitalismo europeo, a la Zona Euro, a Bruselas, o al Banco Central Europeo, sino porque sólo queremos minimizar las pérdidas humanas innecesarias de esta crisis; las incontables vidas cuyas perspectivas serían aplastadas sin beneficio alguno para las futuras generaciones de europeos.

La propuesta para la estabilización de Europa es para poner fin a la espiral descendente que, al final, sólo refuerza a los intolerantes e incuba el huevo de la serpiente. Irónicamente, ¡los que detestan la Zona Euro tienen la obligación moral de salvarlo!

qSi hemos de forjar alianzas con el diablo (por ejemplo, con el FMI), hay que evitar llegar a ser como los socialistas, que no lograron cambiar el mundo, pero lograron mejorar sus situaciones personales. La clave es evitar el maximalismo revolucionario que, al final, ayuda a los neoliberales.

Read Full Post »

Imagen

Este artículo es una serie de afirmaciones apoyadas en datos empíricos que quiere combatir todos los tópicos, lugares comunes, mitos, prejuicios, mentiras, etc. de los que la propaganda y la desinformación se vale – bombardeándonos con ellos a todas horas – para tergiversar la realidad y operar prácticas manipuladoras en la personas de buena voluntad con el afán de controlar y engañar para quebrar las Instituciones democráticas y los Derechos Humanos en beneficio de una poderosa minoría

1.     El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2.  Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3.     Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4.     Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 15% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5.     Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6.     Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.  Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7.     Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8.     Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9.     La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10.  La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13.  En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14.  Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15.  El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16.  Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17.  Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18.  De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19.  Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20.  No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21.  Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22.  Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23.  Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24.  La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25.  Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26.  No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27.  Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28.  Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29.  Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30.  Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31.  En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32.  Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33.  En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34.  Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35.  El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36.  Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37.  Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38.  Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39.  Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40.  Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41.  Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42.  En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43.  Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44.  Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45.  “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46.  Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47.  En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48.  Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49.  España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50.  Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51.  Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52.  La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%. 

53.  La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54.  ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55.  Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56.  Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57.  Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58.  El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59.  El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60.  Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61.  De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62.  Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63.  Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64.  El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65.  Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66.  Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67.  Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68.  Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69.  Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70.  Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71.  ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72.  Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73.  Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74.  Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75.  Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76.  Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77.  En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78.  ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79.  Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80.  El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81.  Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82.  ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83.  España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84.  Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85.  El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86.  El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87.  Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88.  En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89.  Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90.  Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91.  El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92.  Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93.  Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

Read Full Post »

Imagen

El Gobierno sabe desde hace tiempo lo que va a hacer y lo está ocultando a los españoles. En la entrevista del pasado lunes, en TVE, Mariano Rajoy volvió a negar a los españoles las explicaciones pertinentes a sus acciones políticas. Sabe que el rescate es inevitable, un rescate a los bancos poniendo como avalista al Estado y a los españoles como ha exigido Alemania. Y las condiciones van a ser terribles, aun peores que las actuales. Toda la riqueza nacional va a ser puesta al servicio del pago de una deuda privada que ha sido nacionalizada, es decir, vamos a socializar las pérdidas de los bancos. Los especuladores se llevaron los beneficios de la burbuja y, ahora, no quieren aceptar que sus apuestas fueron equivocadas.

Imagen

Esta es la inexistente justicia neoliberal. Los ciudadanos quiebran, son desahuciados, pierden sus casas y sus ahorros, quedan desempleados, etc. Para ellos no hay nada. Para los bancos hay miles de millones del BCE y un rescate indecente con dinero público. Los desahuciados ciudadanos – millones de ellos sin posibilidad de acceder a una vivienda – ven como el Estado va a comprar las viviendas devaluadas (activos tóxicos) de los bancos a un precio superior al de mercado. Nuevo regalo de dinero público a los muy ricos. Los bancos no pueden caer porque sus quiebras arruinarían a muchos multimillonarios. Hemos entregado la soberanía y el patrimonio nacional a los especuladores franceses y alemanes (no sólo los tenemos en España). El rescate europeo a los bancos – que no a España – asciende en principio a 100.000 millones, prácticamente, la misma cantidad que los recortes sociales. Réquiem por España…

Imagen

Para mayor escarnio, Mariano Rajoy ha tardado en desdecirse de sus palabras dos días y lo ha hecho, como no, en el extranjero:“Según parece, al final tendremos que presentar la petición (de rescate), pero antes debemos escuchar a todas las partes implicadas”. Lamentablemente, la pregunta que no supo, no pudo o no quiso contestar a los periodistas españoles en TVE, lo hizo en declaraciones a sus colegas finlandeses. Por si fuera poco, Luís de Guindos se encargó de allanar el camino del rescate diciendo, ayer, en el Parlamento que: “Si no se consigue en los próximos trimestres una modificación de la situación de los últimos cinco años será imposible que se sigan manteniendo las prestaciones sociales”

Imagen

Sin embargo,el ministro maniobra torticeramente, sabe que la situación económica no va a mejorar en los próximos trimestres. Todo lo contrario. Con los nuevos recortes que se avecinan, España se hundirá en una depresión aun más grave. Sin la necesaria inversión pública, la economía no podrá crecer ni crear empleo. El único objetivo de esta frase, que esconde una actitud ventajista e hipócrita, es justificar una decisión, atemorizando una vez más a los ciudadanos, que ya ha sido tomada por el Gobierno hace tiempo: La destrucción de los servicios sociales y su entrega a la iniciativa privada de la que él viene y forma parte.

Imagen

A nadie debiera extrañarle las medidas ideológicas que se están tomando, es cierto, que Mariano Rajoy mintió descaradamente en la campaña electoral, mostrando un total desprecio por los procedimientos democráticos, igual que hace ahora al no rendir cuentas de sus acciones a los españoles. Pero es, también, cierto que si se hace un análisis sosegado y pormenorizado de las políticas llevadas a cabo por el PP en las Comunidades Autónomas que gobernaba entonces, a nadie debe extrañarle que el actual partido de Gobierno esté llevando a cabo el desmantelamiento de los servicios públicos y su privatización. Son las mismas políticas que venían realizando estos Gobiernos. Ejemplos, palmarios, de ellos son Castilla La-Mancha, Valencia y Madrid. Políticas, por lo demás, que el PP preconiza desde siempre. Son sus señas de identidad.

Imagen

Hay alternativas a estas políticas que nos hunden en la Depresión. Hay dinero y el Gobierno lo sabe. Sin ir más lejos ha amnistiado a sus poseedores. Los mismos que no pagan impuestos y evaden miles de millones. Por tanto, el objetivo de nuestros líderes es ideológico. Se quieren privatizar los servicios públicos y ponerlos en manos de fondos de inversión y empresas privadas en las que nuestros dirigentes tienen o tendrán enormes intereses personales. Asimismo, no hay intención en reducir el paro porque es positivo para las grandes empresas e inversores extranjeros tener una mano de obra barata, sin derechos y aterrada por la situación social que les rodea. El desinterés es claro si nos fijamos como el presupuesto en Políticas Activas de Empleo ha caído un 21,3%  y para formación un 34,3%, mientras, el presupuesto en armamento ha subido un 28% con la finalidad de pagar a los acreedores extranjeros.

Imagen

En definitiva, se está invitando a los españoles a emigrar a otros países – deben aprender inglés, alemán o irse a Londres a trabajar de camareros – y se están recortando las ayudas en educación infantil, a los mayores y a los dependientes con el único objetivo de que la mujer vuelva completamente al hogar. De esta manera, la mujer será en las familias menos pudientes el sustitutivo del Estado de bienestar saqueado por constructores y financieros, sobrecargándola de nuevo de trabajo. Con la mujer en casa y la mano de obra sobrante emigrada enviando remesas de divisas a sus familias se intenta de este modo paliar la situación social. ¿Política nueva? No, es la misma utilizada en los años más prósperos de la Dictadura.

Read Full Post »

Imagen

El rescate, salvación o saneamiento – llamémoslo como queramos ¡vivan los eufemismos y el lenguaje perverso! – del ‘solvente’ sistema financiero español – PP y PSOE dixit –  nos ha costado, hasta ahora, 146.000 millones de euros entre avales y ayudas. A ese dinero tenemos que sumarle los nuevos 13.500 millones destinados a Bankia – primero eran 4.000, luego 7.000 y, ayer 13.500… – pero como dice el ministro, ex – banquero, se le inyectará ‘todo lo que sea necesario’. Recordemos que Bankia había recibido, anteriormente, 33.000 millones. Curiosamente, el montante integro de la subida del IRPF a los trabajadores irá a los bancos, 6.000 millones más. Pero, todo  este dinero no va a ser suficiente, se van a necesitar alrededor de 250.000 millones más para salvar un sistema financiero inviable, ahogado en las deudas de la burbuja inmobiliaria. El dinero dado, posiblemente, va a ser irrecuperable porque son participaciones en entidades que valen cero. 

Imagen 

Paradójicamente, no hay dinero para la pequeña y mediana empresa; para los salarios de trabajadores y funcionarios; para los desempleados, que son unos vagos; para la ‘insostenible’ sanidad pública; para las personas dependientes – ancianos y discapacitados – que no son productivos; para la derrochadora educación pública… Pero sí hay dinero para un ‘solvente’ sistema financiero que se va a comer, como mínimo, más del 25% de la riqueza nacional. Los servicios públicos son insostenibles, en cambio, el sistema financiero se puede tragar miles de millones de euros a pesar de su ‘solvencia’… Sabemos que las ‘reformas’ son ideológicas, solo quieren acabar con los servicios públicos, privatizarlos, no buscan salir de la crisis porque quienes las aplican no están en crisis. Cada vez tienen más dinero y poder. Sacrificamos seres humanos en altar del lucro privado. Dar dinero a los bancos privados es salvar las inversiones ruinosas de unos jugadores – especuladores y grandes fortunas – que apostaron y perdieron, para que, puedan comprarse otro ferrari, otra mansión u otro yate. Gastar dinero en la educación de 0 a 6 años es la inversión que más beneficios económicos reporta a un país y a una sociedad.Imagen

Mentira, desinformación, invención y manipulación constantes: en España no había burbuja inmobiliaria, íbamos hacia un aterrizaje suave; el sistema financiero era el más solvente del mundo; jugábamos en la ‘champions league’ y España iba bien… Ahora, los ventajistas dicen que lo veían venir, que vivíamos por encima de nuestras posibilidades. Entonces, no se enteraron de nada, ahora tampoco lo van a hacer. Van a remolque de los acontecimientos. Si no se actúa va a continuar el saqueo y, una vez, saqueados, y con los objetivos ideológicos de los grupos privilegiados cumplidos, nos darán la patada. No somos Grecia dicen como cuando decían que no había burbuja… Decían que salir del euro era imposible, ahora se habla de una ‘salida ordenada’. Van a negarlo todo. No nos vamos a enterar de nada hasta que ya sea inevitable. El batacazo y el sufrimiento es seguro si seguimos atados a la usura bancaria.

Imagen

En este trayecto hemos dilapidado gran parte del patrimonio común. Del bienestar de los ciudadanos. Hemos dilapidado las cajas de ahorro, que eran patrimonio de todos, para regalarlas a la oligarquía dominante, que se va a quedar con todo el sistema bancario a costa del dinero de todos los españoles. Quedarán 3 o 4 grandes bancos para cada una de las poderosas oligarquías territoriales. Esgrimen siempre el nacionalismo y el enfrentamiento, pero sus intereses comunes les unen en las sombras. La concentración de riqueza y poder ha aumentado extremadamente. La minoría que nos llevó al desastre ha salido aun más reforzada. Se va a quedar con la sanidad, va a restringir la educación y los servicios públicos. Mientras, los supuestos patriotas, verdaderos delincuentes, se quedan con lo que es de todos, la situación social es dantesca: el 22,5% de la población vive en la pobreza, el 26% de los niños se encuentra en la misma situación. Hambre y desnutrición no pertenecen ya a otra época. Cuando vivíamos por encima de nuestras posibilidades y España iba bien la tasa de pobreza se mantuvo estable en un 19% y el acceso a un bien básico como el la vivienda era imposible.

Read Full Post »

Imagen

Se habla constantemente de la incompetencia del gobierno, de no saber a donde van. Pero, no es cierto. Rajoy es un gran presidente y el suyo es un gran gobierno. Evidentemente, debemos centrar el debate. Es un gran gobierno para el régimen oligárquico en el que vivimos. Es un gran presidente para los intereses de clase que defiende, afianza y perpetúa. Pero, no es un gran gobierno, ni un gran presidente, ni una gran clase política para un régimen democrático, que defienda y proteja el bienestar general de los ciudadanos y del país. Ellos defienden a la oligarquía dominante, propietaria, prácticamente, de toda la riqueza de España. Una oligarquía que está unida a la del resto de Europa en la protección de sus beneficios y privilegios.

Los dos partidos mayoritarios hablaban y hablan de la solvencia del sistema financiero. España no es Grecia, repiten una y otra vez. Como cuando decían que en España no había burbuja. Olvidando que nuestra burbuja es la madre de todas las burbujas. Que fuimos quienes más apostamos al ‘ladrillo’. El engaño, la falsedad, la ocultación y la manipulación son constantes. El cinismo y la hipocresía sumas. La insensibilidad y la deshumanización absolutas. Vamos a negar el desastre hasta que ocurra, como hicimos con la burbuja. Teníamos el sistema financiero más ‘solvente’ y, ahora, evitar su hundimiento nos va a costar a los ciudadanos, entre avales y ayudas, más de 250.000 millones de euros, más del 25% del PIB ¿Cuánto de este dinero vamos a recuperar, una vez, reflotado este sistema quebrado y puesto, otra vez, en manos de quienes lo hundieron? Descaradamente, socializan las pérdidas y privatizan las ganancias. No sólo, se va a salvar el patrimonio, las inversiones y los privilegios de los especuladores, culpables de la crisis; sino que, se les van a dar nuevos nichos de negocio privatizando los últimos servicios y empresas públicos, dilapidando el patrimonio común. Ningún banquero ni político ni empresario serán juzgados por estafa, ninguno devolverá el dinero ganado a base de hundir el sistema financiero y arruinar a cientos de miles de personas. Ante la magnitud del agujero bancario el desastre es irremisible. Nos enfrentamos a una situación como la argentina y, muchas otras, en la que las élites están saqueando el país y será la población, quien pague la factura de su fiesta. Cuando todo acabe y se hayan infligido sufrimientos sin par a la población, ellos seguirán estando ahí. En la cúspide de la pirámide.

Pido perdón al gobierno por utilizar la palabra dilapidar. Porque, evidentemente, para ellos esto no es dilapidar. La palabra hubiera estado correctamente utilizada en un régimen democrático y justo, que defendiera y protegiera la dignidad y el bienestar de las personas. Pero no, en una oligocracia. Por tanto, la crisis es aprovechada, ante una ciudadanía paralizada por el miedo, la desconfianza y la estupefacción, como una excusa, la coartada perfecta, para alcanzar el objetivo final de un plan, hace mucho tiempo, trazado: la apropiación por parte de unos pocos de toda la riqueza nacional. La privatización absoluta del patrimonio de todos y el salvamento de las inversiones ruinosas de los grupos privilegiados. Esto se ve, claramente, en el verdadero objetivo de las reformas: sacrificar a los ciudadanos en el altar de la codicia extrema. Constructoras y bancos, ahogadas por las deudas, se hacen con la sanidad; se crea un trabajador más barato, sumiso y miedoso, sin ningún tipo de protección; se ponen barreras económicas al acceso a la justicia y la educación; se suben impuestos sin contraprestaciones equivalentes; se crea un ciudadano más pobre y dependiente; se expulsa y estigmatiza a las personas que suponen una barrera a los beneficios de los grupos dominantes; etc. etc. etc.

¡Tres hurras por el gobierno! Está haciendo un trabajo limpio y perfecto…

Read Full Post »

Image

“El sur financia al norte. Los pobres financian a los ricos. Los pueblos de los países pobres se matan trabajando para financiar el desarrollo de los países ricos”. Los trabajadores de los países ricos se matan trabajando para financiar el nivel de vida de sus riquísimas oligarquías. ¿Cómo ocurre esto?

En 2003, las ayudas públicas al desarrollo de los países industriales del Norte a los 122 países del tercer mundo ascendieron a 54.000 millones de dólares”. Ese mismo año, “estos últimos” países “transfirieron a… los bancos” y oligarquías “del Norte 436.000 millones de dólares en concepto de” interesesde la deuda”. Esto supone 8,1 veces más que lo recibido en ‘ayudas’ al desarrollo. ‘Ayudas’ que no son tales… Esta es la “violencia estructural que habita en el sistema. No hacen falta ametralladoras, napalm, carros blindados para dominar y someter a los pueblos y a las personas. Para eso, ya está la deuda”. Y si la deuda no fuera suficiente y la población se rebelara, pues, están los mercenarios, los golpes de estado, las desapariciones, los asesinatos, las ametralladoras, el napalm y los carros blindados. “La deuda es provechosa” para los miembros de las clases dominantes extranjeras y “los miembros de las clases dominantes autóctonas”. Estos últimos, al mismo tiempo, “comprados” y “compradores”.

Así funcionan los “crímenes de la deuda”. Ahora, la “violencia” de la deuda es más “sutil”. Ya no es, la “brutalidad visible” del colonialismo, pero la violencia sigue siendo inherente al sistema. Sus armas son las organizaciones internacionales al servicio de las grandes multinacionales y las oligarquíasdel Norte: FMI, OMC, Banco Mundial, Unión Europea, los bancos privados… Brasil, año 1980. Los ‘expertos’ del FMI “impusieron un severo plan de ajuste estructural”, sinónimo de recortes brutales del gasto público (privatizaciones y ventas al extranjero de sus empresas y servicios públicos rentables, privilegios fiscales exorbitantes para las multinacionales, compras de armas forzosas, etc.) con la excusa de ‘relanzar’ el crecimiento. Brasil se sumió en una terrible crisis. “Tuvo que suspender una campaña de vacunación nacional contra la rubéola”. En 1984, “se declaro una terrible epidemia de rubéola”, que mató a “decenas de miles de niños sin vacunar”. “La deuda los mató”. “En 2004, cada 5 segundos un niño de menos de 10 años murió a causa de la deuda”.

¿No recuerdan estos métodos y mecanismos los usados hoy día en Grecia, Portugal, España, Irlanda e Italia? ¿Quiénes son los radicales? ¿Quiénes viven fuera de la realidad? Nada nuevo bajo el sol…

Fuente: ‘El odio a Occidente’ Jean Ziegler.

Read Full Post »