Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Sanidad’ Category

Vaya otra chapuza… Yo conozco el Hospital Carlos por una enfermedad que traje de África y me pareció un hospital estupendo. Me trataron muy bien, sabían lo que hacían, tenían los medios… era un hospital muy a la altura, sobre todo para un país fronterizo con África y en el que mucha gente viaja a países donde estás expuesto a otras enfermedades. Y cuando los recortes le afectaron pensé: otra cosa que funcionaba bien y se lo han cargado con la austeridad. Y ahora ha pasado lo que tenía que pasar. El Carlos II era un hospital puntero y lo han desmantelado.”

Reiner Wandler, corresponsal de Die Tageszeitung a Radiocable.com

TeresaEbola

Un breve recorrido por la gestión (perdón, la chapuza y la inconsciencia) de la crisis del ébola:

El contagio por ébola de la auxiliar de enfermería del Hospital de La Paz, Teresa Romero, ha sido el primero fuera de África. (Dudoso honor para la “marca España”)

Médicos Sin Fronteras ha tratado durante los últimos 19 años en África a más de 4.000 pacientes y ha tenido, únicamente, dos contagios por el virus del ébola.

Debido a la política de recortes presupuestarios se decidió desmantelar el hospital Carlos III de Madrid. Este era el hospital de referencia para el tratamiento de enfermedades infecciosas, tropicales y pandemias.

Asimismo la unidad NBQ de la Unidad Militar de Emergencias que podría haberse hecho cargo de este caso sobre el terreno parece ser que también se ha visto afectada por los recortes presupuestarios. Aunque según fuentes citadas por un diario digital existió una propuesta del ejército para instalar un hospital de campaña en Torrejón con riesgo cero.

Cuando se decidió trasladar al primer misionero infectado por ébola para su tratamiento en España, el ministerio y la consejería de sanidad de Madrid sabían que no se contaba con los medios necesarios al haberse desmantelado el hospital Carlos III.

El ministerio de Sanidad alteró sus propios protocolos para adecuarlos a las deficiencias que para estos casos tiene el Hospital de La Paz. España no tiene un hospital con seguridad biológica de nivel 4, que es el nivel de seguridad requerido por la OMS para un caso de ébola.

Estos mismos protocolos de actuación no fueron puestos en conocimiento del personal médico que debería atender a los pacientes.

Se improvisó su ingreso en el hospital de La Paz con los peligros que ello conllevaría: La Paz carecía de los medios (por ejemplo, habitaciones de aislamiento con presión negativa) y los profesionales con la formación adecuada y, además, atiende a diario a miles de personas.

Finalmente, y felizmente, se decide su ingreso en la 6ª planta del Hospital Carlos III que sí tenía las indispensables salas de aislamiento con presión negativa. Esta planta se encontraba cerrada y son los mismos profesionales médicos los que, incluso, con sus propios medios privados se encargan de acondicionar y dotar de equipos y material a la planta.

Como también se carecía de personal médico, que anteriormente había sido dispersado por otros centros, se decidió que serían los profesionales de la UCI de La Paz los que atenderían rotativamente al paciente.

El personal carecía de formación alguna en riesgos biológicos. Recordemos que el personal especialista en este tipo de enfermedades infecciosas se dispersó tras el desmantelamiento del hospital Carlos III.

Según el testimonio de uno de los enfermeros que trataron al primer enfermo de ébola se obliga al personal a “desplazarse con coacciones y amenazas de perder su puesto de trabajo o abrírsele un expediente disciplinario si se niega a ser enviado al Carlos III”.

El personal llega a su puesto en el Carlos III sin conocer el procedimiento de cómo debe atender a un paciente de ébola o cómo hay de ponerse el traje de seguridad. Y sólo unos minutos antes de entrar en la sala del paciente parte del personal que queda del antiguo Carlos III les ayuda.

Tenemos que hacernos una idea de la importancia del proceso: el proceso de quitarse el traje dura unos 40 minutos. Es el momento “dónde está el máximo peligro de contaminación”, según dice la doctora Manuela Cabero de la organización Cruz Roja, que ha estado más de un mes en Sierra Leona atendiendo a enfermos del ébola. Durante el proceso se rocía a la persona tres veces con desinfectante (cloro).

EquipoBioseguridad4

Este proceso (también, la puesta del traje, porque no puede haber ni un milímetro de piel expuesto al aire) se realiza bajo la supervisión de mínimo una persona. Bajo un protocolo muy estricto. Ninguna persona entra sola a la zona de riesgo, siempre entran personas pares para monitorizarse unas a otras.

Sin embargo, el curso dado a los profesionales de La Paz duró alrededor de media hora sin realizar las prácticas pertinentes. Según las palabras de uno de los profesionales sanitarios que recibió la formación: “El servicio de Medicina Preventiva del hospital imparte dos charlas informativas (45 minutos) de como son los equipos de protección personal necesarios. En aquellas charlas y por la inexperiencia del mismo personal que las impartía, los trajes se rasgaban, sustituían las calzas por bolsas de plástico, no existían escafandras completas y venían a decir poco más o menos que había que hacer un apaño para cubrirse la cara con cinta de carrocero.”

Encima de no cumplir el protocolo de seguridad, son los mismos trajes los que no cumplen las estrictas medidas de seguridad para una enfermedad tan contagiosa como el ébola: los guantes están sujetos con cinta adhesiva al traje. El traje no era de nivel 4, impermeable y con respiración autónoma.

IMG-20141009-WA0006

Una formación de poco más de media hora es absolutamente insuficiente y es una forma de proceder negligente: Médicos Sin Fronteras da una formación de dos semanas; Alemania de cinco días; Francia, una semana; Reino Unido tiene 4 hospitales de referencia y profesionales específicamente formados; Portugal tiene un hospital de referencia. Asimismo, todos los procesos formativos constan de su consiguiente entrenamiento y prácticas de cada situación real a realizar y sus pasos.

Además, al personal, según el mismo enfermero que venimos citando no se le hace ningún tipo de seguimiento ni medida epidemiológica cautelar. Una vez terminado su turno se marcha alegremente a su casa y al día siguiente, si no te toca volver al Carlos III pues vas a trabajar a la UCI de la Paz con enfermos de diversa etiología en muchas ocasiones inmunodeprimidos”.

Si el protocolo hubiera estado claro y en conocimiento de todos los implicados; si hubiera sido estricto como indicaba la gravedad del caso y no improvisado; si los profesionales hubieran estado bajo seguimiento y sometidos a pruebas; la enfermera no hubiera tenido que deambular por centros de salud y hospitales desde el 29 de septiembre: día que llamó al hospital informando que tenía más de 37 grados y síntomas de debilidad, pero como no tenía 38,6 grados no se activó “el protocolo de aislamiento” y se le dijo que fuera a su Centro de Salud donde se le recetó paracetamol.

Fue la misma Teresa la que decidió tomar medidas y no compartir baño con su marido.

El 2 de septiembre volvió a ponerse en contacto con el hospital para informar que se encontraba peor. En este momento tenía ya más de 38,6 grados, pero no se activó el protocolo. El día 6 volvió a llamar por encontrarse muy mal, pero le dijeron que llamará al SUMMA (servicio de urgencias) que le trasladaría a su hospital de referencia, Alcorcón.

Si el cúmulo de despropósitos ya había alcanzado unos límites difíciles de superar… La paciente fue trasladada en una ambulancia sin protección aun habiendo puesto en conocimiento que podría tener ébola. Esta ambulancia continuó en servicio durante 14 horas más trasladando pacientes…

Los médicos que atendieron a Teresa lo hicieron, primero, con guantes y mascarillas. El traje de aislamiento nunca tuvo el nivel adecuado: primero, nivel 1; luego, nivel 2. Aún sabiendo que era muy posible que estuviera infectada por ébola (nivel 4) y su estado de salud se deteriorara enormemente durante su estancia en Urgencias.

PrecintoSabanas

Según la carta interna del doctor que le atendió, Juan Manuel Parra, el traje le quedaba pequeño y las mangas le quedaban cortas. Y una enfermera denuncia que tenían que quitarse el traje en la misma zona precintada (¡con sabanas y cinta aislante!)

El médico se enteró de los dos positivos de ébola por la prensa. La principal afectada, Teresa Romero, igualmente se enteró leyendo las noticias en su móvil.

precintoUrgencias

A pesar de haber avisado de la gravedad del caso y pedir el traslado de la paciente, Teresa estuvo en la urgencias de Alcorcón más de 16 horas. Las 21 personas que estuvieron con ella se encuentran en observación.

No debemos llevarnos a engaños, lo que ha ocurrido no ha sido un “error humano” ni un accidente. Ya por abril y mayo los sindicatos profesionales avisaron del grave riesgo en que se estaba incurriendo con el desmantelamiento del hospital Carlos III, el hospital de referencia para tratar el ébola según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Ya se avisó antes de que se trasladara al primer misionero de las graves deficiencias que existían para poder atenderlo correctamente y sin peligro para la salud de nadie. Ya avisaron los profesionales de las graves negligencias que se estaban cometiendo: se improvisó una planta de atención a un virus muy infeccioso en 24 horas, se carecía de material y los profesionales no tenían formación, entrenamiento y protocolos de actuación. Se bajaron los residuos de la habitación de los fallecidos por ébola por los ascensores que usaban personal y pacientes.

Además, El 10 de agosto, la secretaria del Sindicato de Enfermeros de Madrid, Amelia Batanero, declaraba:No queremos ser alarmistas, pero la gente que acude al Carlos III está un poco nerviosa. Y no solo porque se pueda contagiar. Es absurdo y peligroso que un enfermero esté un día tratando a Pajares en el Carlos III y al día siguiente vuelva a La Paz para trabajar en la UCI o con enfermos inmunodeprimidos. El ébola puede salir del hospital”. Y salió. 

Esta noche cuando Teresa Romero se debate entre la vida y la muerte es indignante comprobar la actitud miserable y ruin del consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez (médico para desgracia de su profesión), que echa la culpa a la enfermera acusándola de mentirosa, criminalizándola (incluso, ha criminalizado al médico de Alcorcón) después de comportarse con una absoluta incompetencia e ineptitud trayendo a los misioneros infectados de ébola sin tener ni proveer de las condiciones de seguridad y los materiales necesarios, poniendo gravemente en peligro, a sabiendas, de forma decididamente negligente la salud de los profesionales que atendieron a estos pacientes. Y luego está su actitud frívola e indecente de decir que no le importa dimitir porque tiene “la vida resuelta” como si no estuvieran en manos de sus decisiones la vida de decenas de profesionales sanitarios. Sólo hay un lugar para las acciones de este tipo de personaje: la cárcel. 

Si unimos a esta actitud chulesca y prepotente, una ministra de Sanidad superada desde el principio por la situación, desaparecida, no sabiendo que contestar y con una gestión sanitaria, vistas ya las consecuencias de sus medidas, desastrosa para la Salud Pública; vemos la degeneración y descomposición que están sufriendo irremisible y rápidamente las instituciones políticas españolas carcomidas no sólo por la corrupción sino por la desvergüenza, la impunidad y la indecencia.

precinto

Anuncios

Read Full Post »

1. Se reconoce el derecho a la protección de la salud.

2. Compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios. La ley establecerá los derechos y deberes de todos al respecto.

Constitución Española, art. 43.

 1. 2 Son titulares del derecho a la protección de la salud y a la atención sanitaria todos los españoles y los ciudadanos extranjeros que tengan establecida su residencia en el territorio nacional.

3. 2 La asistencia sanitaria pública se extenderá a toda la población española. El acceso y las prestaciones sanitarias se realizarán en condiciones de igualdad efectiva.

Ley 14/1986, General de Sanidad.

ImagenCuando la viceconsejera de Sanidad de Madrid, Patricia Flores, dijo hace un tiempo: “¿Tiene sentido que un [enfermo] crónico viva gratis del sistema?”, creo que mucha gente no podía dar crédito a sus palabras. No podía ser que hubiera tal nivel de crueldad en las altas instancias de un supuesto régimen democrático garante de los Derechos Humanos. Con el tiempo estos pensamientos clasistas y desalmados – mantenidos por tanto tiempo en secreto en círculos muy íntimos – van tomando forma y se abren paso apoyados en la coartada perfecta para todos los desmanes actuales: la crisis. La última desventura de la viceconsejera madrileña ha sido dejar a 30.000 mujeres sin la mamografía preventiva del cáncer de mama porque no había llegado a un acuerdo económico con las clínicas privadas. Como si no hubiera hospitales públicos en Madrid para realizar tal prueba.

Con esta excusa falaz se está desmantelando el Sistema Nacional de Salud – uno de los más admirados, eficientes y baratos del mundo – para convertir los derechos ciudadanos en beneficencia o mercantilismo y las joyas del sistema sanitario en la fuente de riqueza de unos pocos: políticos corruptos y familia, banqueros, constructores, aseguradoras, farmacéuticas y fondos de inversión. A la viceconsejera se la escuchó atentamente en Moncloa y, ahora, los enfermos crónicos: cáncer, tumores cerebrales, artritis, esclerosis múltiple, hepatitis, riñón o leucemia; las personas discapacitadas o dependientes, los ancianos, los desempleados, los inmigrantes “sin papeles”, quienes tengan necesidad de algún tipo de prótesis o traslado ambulatorio, etc., no vivirán gratis, sino que tendrán que enfrentarse a algún tipo de (re)pago sanitario. Parece que al Partido Popular sí le gustan los impuestos al dolor y la enfermedad. Cebarse con el más débil está en su idiosincrasia. Las personas podrán volver a morir en España por no poder acceder a medicamentos o atención médica.

En las actuales medidas no hay ninguna búsqueda del ahorro y la eficiencia. A no ser que consideremos ahorro recortar el gasto en personal sanitario y elevar un 15% la partida salarial de los directivos madrileños. O eficiencia que Dolores de Cospedal aumente un 170% el presupuesto para los altos cargos manchegos, mientras despide a 7.000 profesores y médicos. Todo lo contrario. En palabras del doctor Víctor Gutiérrez Millet, durante mucho tiempo jefe de nefrología del hospital Doce de Octubre, jubilado por orden de la Comunidad de Madrid a pesar de la falta de médicos y el crecimiento continuo de las listas de espera: “Yo soy un hombre de derechas. Yo he votado siempre al PP. Pero la Comunidad de Madrid, la consejería de Sanidad está gobernada por la ultraderecha más radical. Algunos casi rozan la esvástica. Ignacio González y el señor Lasquetty – gran intoxicador de los medios – están haciendo barbaridades. En la sanidad de Madrid lo que han hecho es una auténtica salvajada. El problema asistencial real que han creado con los enfermos es auténticamente inadmisible. Eso es una autentica barbaridad. Eso no se puede tolerar. Madrid está gobernado por la ultraderecha más extrema en todas sus estructuras”.

Imagen

Esta es la realidad que se vive en la sanidad madrileña: venganzas personales; pacientes que no son atendidos; coacciones y venganzas contra pacientes que rechazan el traslado a centros privados, aunque se ponga en grave riesgo su vida; médicos que no se reponen, creando un déficit de 1.300 médicos en los próximos cinco años; abandono de los gestores públicos, que prefieren desviar los fondos públicos a la sanidad privada – casi 1.000 millones en el último año –; profesionales de gran valía que son despedidos; etc. Una realidad que podemos ampliar a otras regiones de España y a las acciones del mismo gobierno de la nación. Y es que cuando las listas de espera se elevan un 125% la vida de miles de personas corre un grave riesgo. Unos gobiernos que, en cambio, están teniendo un éxito rotundo en la gestión de la crisis para los suyos. Pues, las políticas para millonarios que implementan han aumentado los mismos en un 13% desde mediados de 2012. Ya son un alegre grupo de 402.000 millonarios que han sabido aprovechar la oportunidad de la crisis.

Como ha demostrado la doctora de la London School y su equipo, Helena Legido–Quigley: “Muchas de las medidas adoptadas para ahorrar dinero no se basan en la evidencia. Hemos visto cómo los recortes tienen un efecto perjudicial sobre la salud de los españoles y, si no se aplican medidas correctivas, la situación podría empeorar, con un aumento del sida y la tuberculosis, –tal como hemos visto en Grecia, donde también ha habido importantes recortes en el sistema sanitario– así como el riesgo de una escalada de los problemas con las drogas y la propagación de enfermedades”. Además, añade: La evidencia científica es muy clara, que el copago es malo para la salud”. Sin ir más lejos Alemania recientemente ha suprimido el copago en sanidad por sus efectos perversos.

Imagen

La crisis como una oportunidad. Es así como ellos lo ven. La oportunidad de deshacerse de los débiles. Del personal sobrante. Quien no pueda pagarse un seguro privado está condenado. Y además ese seguro privado tendrá que hacerse en sus empresas. Ese es el carroñero afán de lucro y negocio a costa de la salud y el bolsillo de millones de personas que persiguen con ahínco. Que se ponga en peligro la vida o se condene a la muerte a miles de personas es un simple daño colateral que se puede asumir gustosamente, porque, en el fondo se lo merecen: son débiles, no han trabajado lo suficiente, son vagos y pedigüeños, etc. Los datos del desastre humano que están provocando con sus políticas están bien claros. Según Médicos del Mundo que ha lanzado la campaña “Nadie Desechado”: 

  • Más de 873.000 personas han perdido la tarjeta sanitaria.
  • Existen miles de personas con cáncer sin acceso a tratamiento médico.
  • Las enfermedades de transmisión se encuentran sin seguimiento.
  • Cada día – en la nueva España eugenésica – 2.392 personas son desechadas.

Simplemente, parece inconcebible que en nuestro país se pueda incumplir vilmente la Ley poniendo en peligro la vida de cientos de miles de personas o, violar los Derechos Humanos. La Ley 14/1986, General de Sanidad, desarrolla el artículo constitucional concretando que la protección de la salud es universal, gratuita y financiada por los poderes públicos. Cuando se habla de gratuita no se utiliza el término “gratis” de forma peyorativa y falseada como hacen Esperanza Aguirre y los suyos, sino que se financia con los impuestos de muchos tipos que todos los residentes en suelo español pagamos. Por tanto, este supuesto ahorro es, simplemente, una nueva subida de impuestos encubierta a los españoles. Porque quien no paga impuestos como debe en España es Esperanza Aguirre y los suyos. Es la clase de Mariano y Esperanza quien no paga impuestos. Son las grandes fortunas y empresas quienes viven en un paraíso fiscal y evaden más de 88.500 millones cada año. Dinero suficiente para pagarnos la sanidad, la educación y demás servicios públicos. Dinero sumado a la enorme extracción de riqueza que perpetran sobre la población española que nos haría ser un país rico.

Read Full Post »

El lunes…

El lunes un familiar muy cercano pasó por una delicadísima situación de salud. Ante este estado de gran incertidumbre y de enorme presión emocional, la familia, en plena madrugada, decidió llamar al 061 donde les dijeron que acudieran al centro de salud que, probablemente, solo necesitaría oxigeno. Ante esta respuesta desde el 061 la familia decidió acudir directamente a Urgencias donde el paciente entró catalogado de máxima gravedad.

Es inexplicable como ante una situación como esta, desde un número de teléfono y sin observar al paciente se pueda dar un diagnostico. En circunstancias así la rapidez en la atención es crucial. Se ha corrido irresponsablemente el bulo que la gente acude a Urgencias por capricho. Esta insensata actitud provoca que arbitrariamente se invite a las personas a no acudir al centro hospitalario. Parece como si los españoles fuéramos asiduos a Urgencias, al centro de salud, a  las visitas medicas.

Estúpidamente, se cree que preferimos antes una visita a horas intempestivas de la madrugada a Urgencias que una noche de juerga o la comodidad de nuestro mullido colchón en una fría noche de invierno… Se trata a las personas como meros costes, números o peones, seres sin sentimientos, que se pueden mover caprichosamente de un lado para otro. Podría sonar a broma si no fuera porque estas situaciones son muchas veces a vida o muerte, donde la dejadez puede ocasionar consecuencias irreversibles.

Tras estos bulos se encuentran personas interesadas que hablan alegremente con una simpleza, una insensibilidad y una falta de empatía total y absoluta de supuestos ahorros e inviabilidades ante el dolor y las necesidades de las personas. Esos consejeros y tertulianos de discutible inteligencia, excesiva caradura y ambición desmedida se permiten sentar cátedra de asuntos que desconocen, simplemente, a cambio de un buen fajo de billetes e infinitos privilegios.

La intervención no pudo realizarse en ninguno de los nuevos seis hospitales – ni una cama más – de última generación tecnológica inaugurados a bombo y platillo. No parece que estén para eso. Evidentemente, no fueron construidos para eso. Ha sido atendido en hospitales antiguos, sobrios, sin lujos, pero, con excelentes profesionales – mi respeto más absoluto para ellos – y tecnología. Un hospital, no un hotel con televisión de plasma. Esos seis hospitales que a cuenta del dinero de los contribuyentes estaban premeditadamente diseñados para ser regalados a fondos de inversión.

Unos hospitales públicos que no parece que le sobren los miles de trabajadores que van a ser despedidos – cuando las listas de espera crecen irremisiblemente por unos recortes ideológicos – y que pondrán en peligro la atención y la vida de los pacientes, futuros y presentes, porque, aun cuando, ahora, nos encontremos perfectamente de salud no sabemos cuándo vamos a requerir los servicios sanitarios, las dolencias médicas no siempre avisan y muchas veces – como en esta ocasión – estas condenado aun cuando te cuides. Hemos tenido suerte de dotarnos de una sanidad que pagamos diariamente para el momento en que la necesitemos – que seguro que llegará –, que es infinitamente más barata y eficiente que un modelo de lucro privado, vestido con bonitos ornamentos publicitarios, de desastrosas consecuencias sociales.

No es por culpa de los inmigrantes – cuando estos días he visto a uno por cada diez españoles en el mejor de los casos y las estadísticas, claramente, corroboran – como vilmente se dice, atizando un racismo que está latente y que es fácilmente instrumentalizable, que nuestros servicios sanitarios estén saturados. Es, porque, sufren de una dañina gestión deliberadamente perpetrada por unos gestores públicos movidos por el interés, la mala fe y el engaño. Porque la sanidad pública no es gratuita, lo que es gratis es la impunidad con la que se mueven estas alimañas.

Nuestra sociedad está dirigida por seres asociales cuya ambición, corrupción y desmedida codicia están destruyendo los cimientos de la convivencia y la cooperación social que deben regir los destinos de una sociedad que pretenda perdurar en el tiempo. Unos seres privilegiados que, mientras, desmantelan la sanidad pública, utilizan está a capricho como si fuera de su propiedad, saltándose listas de espera y cerrando plantas enteras para que nadie moleste las atenciones médicas que requieran. Comportamiento más propio de una sociedad feudal regida por la ley del señor y los siervos…

Lo único que tengo que decirles es que siento un desprecio por ellos tan absoluto como el que ellos sienten por nuestras vidas.

Read Full Post »

Imagen

Este artículo es una serie de afirmaciones apoyadas en datos empíricos que quiere combatir todos los tópicos, lugares comunes, mitos, prejuicios, mentiras, etc. de los que la propaganda y la desinformación se vale – bombardeándonos con ellos a todas horas – para tergiversar la realidad y operar prácticas manipuladoras en la personas de buena voluntad con el afán de controlar y engañar para quebrar las Instituciones democráticas y los Derechos Humanos en beneficio de una poderosa minoría

1.     El rescate o la supuesta ‘ayuda’ a España, no es una ayuda, son unas cadenas, una soga al cuello… que tienen como primer objetivo poner como avalista de las deudas privadas – de bancos, grandes empresas y fortunas – procedentes de operaciones especulativas al Estado español y sus ciudadanos.

2.  Las reformas estructurales – que publicitan – como ‘necesarias’ para fomentar el crecimiento no son nuevas – llevan aplicándose desde hace más de 30 años – y, simplemente, suponen llevar al extremo el actual modelo de desigualdad y corrupción  que nos ha conducido a esta crisis.

3.     Estas reformas no tienen como fin la salida de la crisis, sino que, tienen como segundo objetivo privatizar y acaparar por parte de una minoría los recursos y bienes de todos. Su aplicación ha aumentando extraordinariamente las desigualdades sociales, la pobreza, la especulación financiera, etc.

4.     Cuando llegó Margaret Thatcher al poder en el Reino Unido, en 1979, el 1% más rico tenía el 6% de los ingresos, en la actualidad tras las reformas ‘estructurales’ neoliberales acapara el 15% de los ingresos. Además, la pobreza se disparó del 9% al 24% de la población cuando abandonó el poder en 1990.

5.     Por ejemplo, en España unas 1.400 personas controlan unos recursos económicos que equivalen al 80,5% de la producción nacional. A nivel global el 1% de la población posee el 43% de la riqueza y el 10%, el 83%.

6.     Los supuestos ‘planes de ayuda’ o reformas estructurales han arruinando a millones de personas y a decenas de países que un día fueron soberanos y autosuficientes: México, Venezuela, Brasil, Argentina, Corea, Indonesia, Rusia, Tailandia, Etiopía, Somalia, etc.  Y, ahora, pretenden hacer lo mismo con España, Grecia, Portugal…

7.     Este es el tercer objetivo de los mal llamados ‘planes de ayuda’: someter, dominar y hacer dependientes a poblaciones y Estados soberanos, que eran independientes, por medio de los intereses de una  ‘deuda ilegitima’ creada por la conjunción de los intereses privados de las élites dominantes.

8.     Las supuestas ayudas y reformas – aplicadas con coacciones y amenazas – que prometían el crecimiento han hecho a los países pobres de África infinitamente más desdichados y sumamente endeudados: desde los años 80 a la actualidad la deuda ha pasado de 60 billones a 250 billones.

9.     La liberalización comercial y las privatizaciones – que han destruido las economías de los países en desarrollo – son de tal injusticia y asimetría que transfieren cada año de estos países pobres a los ricos 150 billones de dólares.

10.  La retórica de buena voluntad y ayuda desde el norte rico se convierte en una realidad de dependencia y exacción a los países pobres. Las ayudas públicas al desarrollo, en 2003, suponían 54.000 millones de euros, pero durante ese mismo año los países pobres entregaron a los bancos de norte rico en intereses de la deuda 436.000 millones.

11. La crisis española no se ha debido al exceso de endeudamiento público, sino al exceso de endeudamiento privado. Cuando estalló la crisis la deuda pública era el 16% de la deuda total, ahora, equivale al 19,1% y, está creciendo a razón de socializar las perdidas privadas.

12. La crisis se debe al estallido de la burbuja inmobiliaria y financiera – simplemente, a la especulación de bancos y fondos de inversión –, que los expertos que, ahora, nos ordenan realizar los recortes dijeron que no existía. Y, está especulación ha tenido como principales precursores a agentes privados que poseen el 80,9% de la deuda total española.

13.  En primer lugar, el rescate es innecesario. Los bancos poseen 700.000 millones de euros de accionistas – los propietarios de los bancos – e inversores que deben ser utilizados para la liquidación de estas entidades inviables – al mismo tiempo que protegemos los depósitos de los clientes –.

14.  Por tanto, los Gobiernos e Instituciones europeas están utilizando el dinero público  y sacrificando seres humanos para salvar el dinero y los intereses de estos individuos y entidades muy poderosas.

15.  El problema de la deuda, es, por tanto, una cuestión de poder. Mientras, las Comunidades Autónomas deben 143.000 millones, siendo responsables de prestar los servicios básicos: educación, sanidad, atención a ancianos y dependientes, etc. Únicamente, las 28 grandes empresas no financieras del IBEX – la bolsa de Madrid – deben 604.000 millones destinados a la especulación, la expansión y las ansias de poder de sus directivos. Por esta razón estas empresas piden constantemente que España acepte el rescate, porque sino están abocadas a la quiebra.

16.  Si se acusa a las CCAA de estar mal gestionadas y tener un gasto excesivo – cuando su endeudamiento no llega al 13% del PIB – que podemos decir de unas grandes empresas con un endeudamiento casi 6 veces superior y que supera en muchos casos el 100% – en algunos casos el 500% – de sus recursos propios.

17.  Entre grandes empresas privadas y bancos –  éstos deben 1,2 billones – deben más de 1.8 billones de euros. Estas grandes empresas y bancos no tienen problemas para financiarse a tipos de interés muy ventajosos. A pesar de tener una deuda insostenible y unos recursos propios insuficientes.

18.  De la deuda privada solo un 25,5% pertenece a las familias, el resto – el 74,5% – de la deuda pertenece al reducido grupo anteriormente mencionado, que absorbe la mayoría del crédito en España: bancos, grandes empresas y fortunas.

19.  Como decíamos el problema de la deuda es una cuestión de poder: el 95% de la deuda empresarial pertenece a las grandes empresas, éstas son financiadas favorablemente por los bancos. Por tanto, nos encontramos con que más del 60% de la deuda pertenece a un reducido grupo de intocables que forma parte de: los ‘mercados’.

20.  No es inocente, que las pequeñas y medianas empresas mejor gestionadas y menos endeudadas no reciban financiación o ésta se origine a precios usureros, porque el dinero que reciben los bancos va a tapar sus agujeros o los de las grandes empresas a ellos vinculadas.

21.  Cuando los poderosos mediante sus medios de comunicación, expertos, estudios financieros, universidades, escuelas de negocios, fundaciones, organizaciones, etc. nos hacen sentir culpables diciendo que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades es importante que sepamos que el 40% de la deuda es responsabilidad y pertenece al 10% más rico de la población.

22.  Que del 20% más rico de la población casi el 70% tiene deudas, frente al 20% más pobre, de los que solo un 16,7% tienen deudas. Que las deudas no tiene la misma finalidad, pues, unas han sido para especular con bienes inmobiliarios – personas con 6 o 20 propiedades inmobiliarias – y financieros y, otras, para adquirir un ‘techo’ y bienes básicos.

23.  Desde los países ricos se fomenta interesadamente una imagen irresponsable de las poblaciones de los países del sur más pobre. Pero, son estos países ricos quienes han colocado a los banqueros responsables de la crisis financiera en los puestos de mando europeos: Draghi – presidente del BCE, fue el responsable de falsificar las cuentas de Grecia desde Goldman Sachs –, Lucas Papademos, Mario Monti, Pedro Solbes, Luís de Guindos y, un largo etcétera.

24.  La lista de bancos del norte rico que se han dedicado a la especulación financiera con todos los bienes y en todos los mercados posibles y han tenido que ser rescatados de la quiebra es abundante: Union Bank of Switzerland (UBS), Leaseplan, NIBC, Aegon, SNS, Bayern LB, Dexia, Fortis ABN Amro, Hypo Real Estate, ING National Group, JSC Parex Banka, KBC, Landesbank Baden-Württemberg, Lloyds TSB, Northern Rock Bradford & Bingley, Roskilde Bank, Royal Bank of Scotland, Landes-Hypothekenbank Steiermark, Commerzbank, Natixis. BNP Paribas, Deutsche Bank. Barclays, etc. etc. etc. No están todos y faltan cientos de bancos estadounidenses.

25.  Alemania ha tenido que rescatar con 340.000 millones a sus bancos en quiebra por estar empantanados en las hipotecas basura de EEUU y, ahora, esos mismos bancos están empantanados en las hipotecas basura españolas y los mercados de derivados financieros. Parece que, la responsabilidad de la clase financiera y  política alemana brilla por su ausencia.

26.  No debemos caer en idealizaciones fáciles de otros países. Por ejemplo, la deuda pública alemana es superior a la española, igualmente, ocurre con otros países ricos u otros socios de la UE y la OCDE. Tenemos ejemplos como: EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, etc. Todos ellos, con un endeudamiento público superior al español.

27.  Podemos ver, nuevamente, que no importa el tamaño de la deuda – o saltarse el ‘techo de déficit’ como hizo Alemania, impunemente, durante varios años – sino el poder que se posee y ser propietario de una moneda nacional y no – como España – depender de una divisa privada y extranjera.

28.  Otro ejemplo más: La deuda de los länder – Estados federados – alemanes es del 20% del PIB; en cambio, la de sus equivalentes españoles, las CCAA, como hemos dicho, asciende a un 13% del PIB. Además, los länder tienen un endeudamiento per cápita que dobla al de las Comunidades Autónomas españolas.

29.  Los distintos Gobiernos alemanes han ido reduciendo los niveles de vida de sus ciudadanos y precarizando las condiciones laborales – mini-empleos a 400 euros, temporalidad, salarios que tienen que ser completados por ayudas sociales – provocando una fractura social y un fracaso político, que con subsidios sociales a parados de larga duración intenta maquillar un paro real que llegaría al 15%.

30.  Alemania ha copiado el modelo de empleo precario, temporal y parcial de EEUU donde el paro real – maquillado en las estadísticas oficiales – se encuentra cercano al 23% y la miseria alcanza al 25% de la población.

31.  En Alemania, se ha producido un enorme trasvase de riqueza de los trabajadores a sus clases altas, que han utilizado éstos recursos económicos para invertir en diversas burbujas especulativas: EEUU, España, Portugal, Irlanda, Grecia, etc. Situación que ha llevado al rescate con dinero público de estas inversiones privadas fallidas.

32.  Aunque, Alemania lleve las riendas de la política europea y sea la nación más favorecida por el euro (€) cuya política está orientada a favorecer la financiación, el comercio y las exportaciones alemanas, no es Alemania quien nos ‘rescata’. Alemania en concepto de financiación ha recibido 556.000 millones más de lo que se ha gastado.

33.  En el Fondo de Rescate europeo, Alemania, sólo contribuye con el 27%, Italia con el 19% y España con el 13% – que equivale, en realidad, al 29,8% por nivel de riqueza –. Por tanto, ponemos  proporcionalmente más dinero que Alemania a nuestro supuesto propio rescate.

34.  Aunque los españoles seamos dados al haraquiri, el fustigamiento, la culpabilidad, el sentimiento de ser únicos,… No es así en el mundo real. Hay centenares de casos de burbujas inmobiliarias (conocidos son los casos de EEUU, Japón, Reino Unido, Francia, Irlanda, etc.) y financieras.

35.  El último caso de país afectado por una colosal burbuja inmobiliaria es Holanda donde el 25% de las hipotecas tienen un valor superior al de las viviendas, la deuda hipotecaria supera el 100% del PIB y la deuda privada alcanza el 250%. Nada que envidiar a España.

36.  Ni el BCE ni la FED son entidades independientes. Aunque, la propaganda lo repita hasta la saciedad. Estas entidades como otros organismos internacionales (FMI, OCDE, BM, OMC, OIT… y, cómo no, la Unión Europea) son los instrumentos para imponer al mundo los objetivos de bancos, grandes empresas y fortunas. Diréis: acusación gratuita ¿Por qué no lo es?

37.  Los bancos centrales se mueven de espaldas a los ciudadanos, con total opacidad, sin atenerse a las Leyes y sin ningún control democrático. Desde 2008, han entregado a los bancos más de 18 billones de dólares – más del 25% del PIB mundial – para salvar entidades que deberían haber desaparecido: Bank of America, Goldman Sachs, CitiGroup, JP Morgan, etc. En el caso del BCE ha inyectado a los bancos europeos más de 1,6 billones. Pero, curiosamente, esto no es despilfarro ni supone un gasto excesivo.

38.  Es lógico que no haya crédito cuando billones de euros están siendo destinados a tapar las inversiones especulativas fallidas de bancos y multimillonarios. Éste es el verdadero objetivo de las políticas actuales en una carrera hacia delante de la codicia.

39.  Sin embargo, el dinero destinado a la economía productiva – la única que crea, realmente, empleo y riqueza – se ha reducido en más de un 50%, constituyendo un irrisorio 0,5% del PIB europeo.

40.  Si caen los bancos o un millonario no se puede comprar otro yate nuevo o se arruina por codicioso no ocurre nada, pero sí no se cuida la educación, el empleo, los servicios públicos, las pensiones, la sanidad, etc. Un país entra en el caos, la pobreza masiva y la depresión permanente. En estos momentos estamos aceptando el empobrecimiento masivo a cambio del enriquecimiento de una minoría.

41.  Se ha aceptado acríticamente o, incluso, peor, justificado por muchos y contra toda razón o lógica, que el BCE financie a los bancos – rescatados con dinero público – al 0 o 1% de interés sin ningún tipo de contrapartida…

42.  En cambio, el BCE castiga al Estado español (pequeñas empresas y ciudadanos) con la obligación de financiarse a través de los bancos, que este mismo Estado ha rescatado con dinero de todos los ciudadanos españoles, a tipos cercanos al 7% o, en Grecia al 25%. Si esto no es un saqueo de las arcas públicas, un desvío y una malversación de dinero público clarísimo, unos delitos gravísimos y un incentivo perverso a la mala gestión, a la impunidad y a la irresponsabilidad, no sé qué es.

43.  Los bancos son rescatados con dinero público, no quiebran, no son liquidados y sus responsables no afrontan ningún tipo de consecuencias. Las familias son desahuciadas, casi 400.000 desde 2008, a 517 desahucios diarios en 2012. Pierden su casa y sus ahorros, además, la deuda permanece y será perseguida. En muchos casos por ‘fondos buitres’.

44.  Por tanto ¿no existe la dación en pago? Nuevamente, nada más lejos de la realidad. Las promotoras e inmobiliarias son invitadas por los bancos a entregar sus pisos y promociones con la consecuente extinción de la deuda, que será resarcida a los bancos con dinero público. Los beneficios económicos generados por esta como mínimo desastrosa gestión inmobiliaria – por no decir fraudulenta – no serán reclamados.

45.  “No hay dinero” Otra machacona y repetitiva máxima de los responsables del fiasco financiero ¿Es eso cierto? Nada más lejos de la realidad. Hemos visto que el dinero negado a los Estados y a las personas es entregado por billones – sin reparos y sin control – a los bancos. Que los bancos, las grandes fortunas y empresas – altamente subvencionadas con dinero público – han desviado 21 billones de dólares a los Paraísos Fiscales.

46.  Que en el caso de España se defraudan 88.500 millones anuales; que el 23,3% de la economía española no se declara (244.000 millones); que las grandes fortunas tributan al 1% y han visto como desaparecían o se reducían los impuestos de Donaciones, Sucesiones o Patrimonio; que las grandes empresas defraudan vía paraísos fiscales miles de millones o, directamente, como Apple u otras no tributan.

47.  En España, se han reducido los impuestos a las grandes empresas y a las clases altas – a las que corresponde la responsabilidad del 72% del fraude fiscal – e, incluso, se ha producido una amnistía fiscal para favorecerles y no perseguir estos delitos; mientras, se suben los impuestos, se bajan los salarios y se reducen los servicios públicos a los trabajadores.

48.  Por tanto, el problema de España no es el exceso de gasto público, sino los paupérrimos ingresos del Estado – aunque seamos el 4º país europeo con los impuestos más altos – que se debe a que las élites económicas y empresariales españolas, prácticamente, no pagan impuestos.

49.  España recauda el equivalente al 34% de su PIB, el promedio de la UE-15 alcanza el 44% y en Suecia llegan al 54%. Esto es un ejemplo palmario de la consecuente diferencia en el nivel de vida y los servicios públicos que nos separa.

50.  Si España tuviera una política tributaria como la sueca – que persiguiera el fraude fiscal y los privilegios de una minoría multimillonaria – España ingresaría cerca de 200.000 millones de euros anuales más.

51.  Esta reducción de ingresos del Estado tiene como objetivo que las mismas personas beneficiadas por reducciones de impuestos, cuando no, directamente, por favorecer el fraude fiscal, sean quienes, luego, financien al Estado mediante la compra de deuda pública por la que reciben onerosos intereses. No sólo no pagan impuestos, sino que reciben intereses…

52.  La afirmación exculpatoria que algunos esgrimen: ‘Hemos vivido como ricos’, no parece consistente. Desde la llegada del euro la cesta de la compra ha subido más de un 50%, la vivienda se ha encarecido desde 1997 un 500% y los salarios medios reales han bajado desde 1994 más de un 10%. 

53.  La verdad es que nos han hecho creer que éramos ricos, han fomentado el endeudamiento para compensar que nos empobrecíamos rápidamente y teníamos que pedir prestamos para acceder a bienes básicos – es cierto, que algunos, a no tan básicos –. Empero, necesarios para el funcionamiento de esta ‘economía suicida’.

54.  ¿La gente no trabaja porque no quiere? No, es cierto. En 2008, había trabajo y teníamos prácticamente pleno empleo. No hay que confundir trabajo con explotación laboral. Trabajar 8 horas por 400 euros no es un trabajo y, además, no da ni para vivir.

55.  Del mismo modo, hay que resaltar que a menores salarios, la población será más pobre, el país obtendrá menores ingresos, siendo a su vez más pobre y los beneficios repercutirán, únicamente, en una minoría.

56.  Por ejemplo, de los jóvenes más del 50% se encuentra en paro y 3/4 partes de los que están trabajando lo hacen por menos del Salario Mínimo ¿Qué familia o persona puede vivir con estos recursos? Las personas que están de acuerdo con estos salarios de miseria deberían trabajar por ellos dando ejemplo y no moralina.

57.  Ante los comentarios tan poco meditados que se realizan denigrando la situación de los parados podemos recordar la bendición que supone este estado con el aumento resultante de la ansiedad, la dependencia, el estrés, los sentimientos de humillación, la pobreza, la malnutrición, la muerte precoz, los suicidios, etc.

58.  El trabajo no lo crean las reformas laborales. El trabajo se crea invirtiendo recursos económicos. Con la última reforma laboral, no sólo, no se ha creado empleo, sino que, se ha acelerado su destrucción. Los ERE pactados han crecido un 72%, los no pactados un 782% y las personas afectadas por ellos un 50%.

59.  El objetivo de la Reforma Laboral no ha sido crear empleo, porque, ninguna reforma crea empleo, sino abaratar el despido, empeorar las condiciones laborales y acabar con los derechos laborales con la intención de crear una mano de obra barata, abundante, sumisa y desprotegida.

60.  Crear empleo no tiene mayor dificultad que diseñar e implementar un plan de política económica e industrial a largo plazo que fomente el mercado interno – que crea más empleo y más riqueza que la exportación – y la calidad de los procesos y productos – nunca, esencialmente, la cantidad –. Esta política se debería realizar con una alta inversión pública que podría realizarse liberando recursos económicos ¿De dónde?

61.  De los intereses de una deuda que es ‘ilegitima u odiosa’ – término acuñado por EEUU para deudas obtenidas mediante mecanismos de extorsión, corrupción y fraude –. Estos intereses ascenderán a 40.000 millones en 2013 – 10.000 millones más que este año – que suponen un enorme trasvase de riqueza a bancos y grandes fortunas.

62.  Reestructurando y elevando el gasto público español deberíamos invertir 20 puntos más del PIB en gasto social, hasta igualar éste con nuestro nivel de riqueza. Supondrían alrededor de 66.000 millones más y podríamos crear hasta 5.000.000 de empleos de calidad dedicados al bienestar de las personas.

63.  Creando empleo podríamos liberar el dinero destinado a las prestaciones de desempleo y subsidios – unos 30.000 millones – para otros usos y, elevando la tasa de empleo a niveles de países como los nórdicos – que tienen altos niveles gasto público y social – podríamos conseguir que más personas cotizarán a la seguridad social.

64.  El Estado español está infrafinanciado en relación a sus recursos económicos, por eso no crea empleo: Si tuviéramos un sistema impositivo justo y distributivo lograríamos cerca de 200.000 millones más; si persiguiéramos el fraude fiscal obtendríamos otros 88.500 millones; y, si no se fuera permisivo con la economía sumergida otros  100.000 millones.

65.  Por tanto, el problema no es que no haya dinero – como repiten interesadamente ocultando la verdad –, sino que lo posee una minoría que no invierte en la economía productiva sino que se dedica a la especulación financiera e inmobiliaria y, además, nos financia mediante la deuda pública con un dinero que ha defraudado al Estado.

66.  Cuando se habla de productividad y competitividad se está hablando, realmente, de precariedad laboral, bajos salarios, jornadas laborales más largas, perdida de derechos laborales y sociales. Producir más, con menos personas, por menos dinero. En España, en los últimos años, de las ganancias en productividad sólo un 25% ha repercutido en los trabajadores.

67.  Un país desarrollado nunca podrá competir con las condiciones de explotación y semiesclavitud que imponen las transnacionales europeas y norteamericanas en Asia o América.

68.  Se dice que hay que trabajar más, pero no es cierto. Trabajar más para producir más hasta que hayamos esquilmado los recursos de planeta y éste sea un lugar inhabitable. Ese tipo de economía productivista y consumista, infantilizada y sin limites, es un sin sentido y un camino cierto al desastre.

69.  Lo lógico sería vivir con moderación, trabajar menos horas, repartir el trabajo y que las ganancias alcanzadas en productividad – está ha crecido casi un 700% a largo de los últimos 110 años – debido a la inversión en tecnología con dinero público repercutiera en el bienestar y la calidad de vida de la mayoría de la población y no sólo en el enriquecimiento de una minoría que ha acaparado los bienes de todos.

70.  Si hace más de 100 años se consiguió en los países más ricos mediante arduas luchas obreras un paso hacia la implantación de la jornada laboral de 8 horas – aunque los empresarios capitalistas hubieran deseado continuar con jornadas de 14 y 16 horas – ¿Cómo podemos seguir trabajando las mismas horas o tender a trabajar más con las ganancias en productividad que se han producido?

71.  ¿España tiene muchos empleados públicos? Los datos vuelven a desmentir a la propaganda: en España trabaja en los servicios públicos un 10% de la población, en la UE-15 un 15% y en Suecia casi un 25%.

72.  Se está atacando el honor de los funcionarios públicos como una táctica para colonizar y privatizar las Administraciones Públicas por intereses privados que quieren colocar a sus redes clientelares y familiares. Son los salarios de estos sujetos enchufados y colocados a dedo, que superan en un 35% los salarios medios de los funcionarios lo que sale caro, realmente, muy caro.

73.  Cuando se habla de la mayor rentabilidad de las empresas privatizadas olvidamos que es una rentabilidad obtenida a costa de los derechos laborales y sociales de trabajadores y usuarios que, únicamente, supone un trasvase de beneficios de todos los ciudadanos a una minoría.

74.  Es el Estado – todos los ciudadanos – el que ha asumido los riesgos y los costes de la inversión de estas empresas e infraestructuras, siendo luego una minoría que no ha soportado ningún tipo de riesgo quien salga favorecida con la privatización de empresas rentables y saneadas a precio de saldo.

75.  Las privatizaciones han favorecido la aparición de grandes monopolios privados con la consecuente situación de dependencia, subidas de precios, la destrucción del tejido productivo local, deslocalización de industrias, pérdida de ingresos públicos y el aumento del desempleo.

76.  Por ejemplo, por cada empleo precario creado en una gran superficie se destruyen 5 empleos estables en el pequeño comercio. Además, el monopolio favorece los abusos de poder por parte de las grandes empresas como que del agricultor al consumidor los precios de los productos se eleven un 400%, pudiendo llegar, incluso, al 1.000%; o que más del 60% del beneficio del precio del productos se lo queden las grandes superficies.

77.  En el caso de España podemos ver como con la privatizaciones estamos sufriendo los precios de la gasolina, del gas, de la electricidad – ha subido un 80% en los últimos 7 años y va a subir con la nueva reforma otro 25% – y de las telecomunicaciones – cuyas tarifas más que duplican la media europea – más costosos y los servicios de peor calidad de Europa.

78.  ¿Los empleados públicos son poco productivos? ¿Solo la iniciativa privada fomenta el crecimiento? España tiene más empresarios y autónomos – un 10,64 de la población – que el promedio europeo, un 9,78%. En países más competitivos y eficientes que España el número de empleados públicos dobla y triplica al de empresarios: Dinamarca, 26%; Finlandia, 19% o Suecia un 25%.

79.  Aun tomando los eslóganes neoliberales como ‘El excesivo gasto público y social lastra la competitividad y el crecimiento’, el caso de los países del norte de Europa es paradigmático. Por ejemplo, Suecia tiene un gasto público cercano al 53%, Dinamarca al 58% o Francia 57%. En cambio, España no llega al 44%.

80.  El Gasto Público es esencial en las economías más desarrolladas. De él, depende la inversión en educación, sanidad, telecomunicaciones, energía, creación de empleo, ciencia, I +D, infraestructuras, etc. Que de otra forma serían imposibles.

81.  Además, del gasto público dependen el 50% de los empleos creados en el mundo. Cada empleo creado en el sector público posibilita – por el efecto multiplicador del gasto público – la creación de 2 empleos en el sector privado.

82.  ¿El gasto social en España es excesivo? En comparación con el resto de países de nuestro entorno es notablemente inferior: España, 21%; UE-15, 27% y Suecia un 30%.

83.  España gasta 5.526 euros por persona en la protección social y la calidad de vida de sus habitantes. Esto es 1.938 euros menos que el promedio de países de la UE-15 y 3.500 euros menos que Suecia. No es por menos que pensar que España tiene abandonada y desatendida a su población

84.  Algunos podrían argumentar que tenemos un menor gasto social porque somos menos ricos, pero, no es así. España tiene un PIB per cápita que alcanza el 93% del promedio de la UE-15, sin embargo, su gasto social no llega al 74% del promedio de la UE-15. Si gastáramos esos 21 puntos más, alrededor de 66.000 millones podríamos crear 5.000.000 de empleos.

85.  El gasto sanitario público español no es tampoco excesivo, un 5,7% del PIB, se encuentra por debajo de la media europea, 7,8%. Y, muy por debajo del gasto sanitario del sistema privado estadounidense – que se quiere implantar en nuestro país – que, prácticamente, dobla nuestro gasto con unos niveles de eficiencia y salud muy bajos.

86.  El gasto público en educación, también, se encuentra por debajo de la UE-15. En España invertimos un 4,3% del PIB y en la media europea un 5,1%; en Suecia un 6,8%. Madrid invierte solo un 2,5%.

87.  Decimos inversión porque por cada euro invertido en educación España recibe un beneficio de 2 euros y para el conjunto de la OCDE este beneficio se eleva a 4 euros.

88.  En España, prácticamente, se han duplicado las tasas universitarias siguiendo el camino de Reino Unido – colocando a la universidad española entre las más caras de Europa – con la falacia de que la educación es un gasto y no una inversión. La intención es favorecer el negocio bancario con los créditos a los estudiantes: más deuda.

89.  Sin embargo, en otros países europeos como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, República Checa, Austria, Grecia, Chipre, Escocia, Alemania y Francia; los estudios son gratuitos o tiene un amplio acceso a las becas de estudio y manutención.

90.  Es importante destacar la relación entre gasto social y exclusión social, entre exclusión social y fracaso escolar. Por ejemplo, en España el porcentaje de las familias en riesgo de exclusión social supera el 30% y el fracaso escolar igual. En Suecia, el fracaso escolar afecta al 7% de los alumnos y la pobreza al 10% de las familias.

91.  El abandono a nuestros mayores y a las personas dependientes es igualmente flagrante. En España, sólo un 2% de este colectivo tiene atención domiciliaria. En Europa, la media es del 18% y en Suecia el 23% de estas personas.

92.  Asimismo, la mayoría de las residencias de ancianos son privadas encauzadas al beneficio monetario – con la consiguiente merma en la calidad asistencial – y con un coste muy elevado – prohibitivo – para personas con una pensión que ronda los 600-700 euros.

93.  Otro argumento que cae por su propio peso es el excesivo gasto en pensiones que en España se encuentra en el 7,9% del PIB, mientras en la media de la UE-15 alcanza el 9,5%. Esto se debe a la baja cuantía de las pensiones españolas que mantienen en la pobreza a un 25% de los ancianos españoles. Más del doble de la media europea. La importancia de las pensiones es vital, sin ellas un 68% de nuestros ancianos sería pobre.

Read Full Post »

Imagen

La cuestión de negar la cobertura sanitaria a los inmigrantes no es un asunto de racionalidad del gasto sanitario – puesto que, el ahorro que supone es ínfimo –, sino, ideológica, discriminatoria, clasista y, sobre todo, mercantil. El Gobierno vuelve a cargar contra las personas más desfavorecidas – antes lo hizo con ancianos, desempleados, enfermos dependientes y sus familiares, jóvenes o enfermos crónicos – haciéndoles responsables de los problemas que nos acontecen ¿por qué podemos afirmar esto?

Imagen

  1. El ‘ahorro’ que se supone puede generar dejar sin cobertura a los inmigrantes ‘ilegales’ son: 245 millones de euros. Por ejemplo, si el actual Gobierno tuviera algún interés en perseguir y castigar a los delincuentes fiscales – a los que los diferentes Gobiernos de España han indultado y amnistiado – podríamos recaudar alrededor de 88.500 millones anuales que, por ejemplo, por, únicamente, los últimos 10 años de impunidad equivaldrían a 850.000 millones de euros.  
  2. Para hacernos una idea del despropósito de la suma defraudada, la deuda sanitaria – en comparación – sólo alcanza los 11.000 millones, aunque, según las fuentes que consultemos puede llegar hasta los 16.000 millones de euros.     Imagen
  3. El asunto es, aun, más grave si nos fijamos en el tan ruidoso problema del déficit público, que roza los 90.000 millones, prácticamente, la cuantía del fraude fiscal que perpetran las grandes fortunas y empresas cada año. La persecución de este fraude harían innecesarios los recortes sociales.                          Imagen
  4. Ante esta protección de la gran delincuencia, cuando el Consejero de Sanidad valenciano dice que “La sensación de que todo es gratis no es buena” o la misma presidenta de la Comunidad de Madrid por voz de su Viceconsejera se pregunta si “¿Tiene sentido que un enfermo crónico viva gratis del sistema?” no podemos por más que sentirnos insultados.                                                                             Imagen
  5. El insulto es más grave si observamos que el 95% del IRPF lo pagan las rentas inferiores a 60.000 euros, que, además, contribuyen con el pago de todos los impuestos indirectos. Por tanto, la sanidad española no es gratuita – decir eso, es manipular y faltar a la verdad –, puesto que, se paga mediante la contribución tributaria de todos los residentes en España.
  6. En cuanto, al gasto de los inmigrantes en la sanidad, como han demostrado infinidad de estudios, los inmigrantes son más jóvenes, están más sanos, tienen una tasa de empleo mucho más alta que los españoles, hacen un menor uso de los servicios de salud, etc. Por estas razones, reciben 3 veces menos de lo que contribuyen al sistema sanitario.                                                                Imagen
  7. Evidentemente, los inmigrantes no son ningún problema para la viabilidad de la sanidad española porque como hemos dicho hacen un uso menor de ella que los españoles. Suponen, únicamente, entre el 5 y 10% de las visitas al médico según las zonas. Siendo en muchos lugares el 20% de la población.
  8. Si analizamos las visitas realizadas al médico podemos comprobar que los españoles van 6,7 veces al año al médico y, los inmigrantes 4,2 veces. En ninguno de los dos casos, este número de visitas al médico resulta desproporcionado, pues, está en la línea del resto de países desarrollados (UE-15, OCDE, Japón, etc.).
  9. Es lógico que los inmigrantes realicen un menor gasto sanitario porque el mayor uso de la sanidad recae sobre la población mayor de 65 años – por ejemplo, suponen el 78% del gasto farmacéutico siendo, sólo, el 22% de los usuarios –y, en este caso, dentro del colectivo inmigrante, únicamente, un 2% de ellos supera esa edad.                                               Imagen
  10. El gasto que ocasiona la atención de los inmigrantes calificados de ‘ilegales’ al sistema salud se cifra sólo entre el 0,3 o 0,8% del gasto sanitario total. Por tanto, el ahorro que supondría es insignificante. A nivel general, la población inmigrante supone el 5% del gasto sanitario, siendo, más del 12% de la población.
  11. En cuanto, a la torticera excusa de pretender frenar el turismo sanitario, podemos afirmar, que sólo un 4% de los inmigrantes ha venido a España con un interés médico. Los datos demuestran que el turismo sanitario es realizado por los ciudadanos de los países ricos de la Unión Europea.                                                                                                             Imagen
  12. Como nos señala la lógica, todos los residentes en España contribuyen al financiamiento de la Sanidad porque está se paga con los impuestos (IRPF, IVA, alcohol, matriculación, tabaco, electricidad, céntimo sanitario, juego, gasolina, etc.) de todos los residentes en España. Si los inmigrantes ‘ilegales’ no pueden contribuir en mayor medida es por la permisividad que ha existido entre los diferentes Gobiernos de España con la ilegalidad de la economía sumergida y la explotación laboral, equivalente al 23,3% del PIB, unos 244.000 millones de euros.   Imagen
  13. España con esta medida – como dice el Gobierno – se puede estar equiparando al resto de países europeos en el trato dispensado a los inmigrantes ‘sin papeles’, pero, no es para sentirse orgulloso de esta Europa, el trato discriminatorio y vejatorio que está dando a este colectivo. La bonita retórica europea intenta esconder la responsabilidad que sus políticas internacionales tienen en los movimientos migratorios de los países más pobres y el incumplimiento flagrante de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
  14. Los recortes que se están produciendo en la sanidad pública no buscan ningún tipo de ahorro, pues, estos fondos se están desviando a la sanidad privada con el único objetivo de beneficiar a  empresas y políticos afines. Por ejemplo, en Madrid, la gestión privada de los nuevos hospitales – curiosamente, en manos de empresas constructoras que se lucraron con la burbuja inmobiliaria es 8 veces más cara que la gestión tradicional de los hospitales públicos.    Imagen
  15. La Junta de Castilla y León ha desviado 1,3 millones de euros a operaciones privadas. En Madrid, el presupuesto para la sanidad privada ha aumentado un 34%, mientras, se reducía el dinero destinado a la sanidad pública un 14,7%, disminuyendo, asimismo, el personal sanitario. Mientras, se pretende ahorrar a nivel estatal 250 millones con la negación de la asistencia sanitaria a los inmigrantes, Madrid ha dado 643 millones de dinero público a la iniciativa privada.                                          Imagen
  16. La estrategia en todos los lugares es favorecer el negocio privado donde muchos de nuestros dirigentes tienen oscuros intereses – con dinero público. En Valencia, donde un 43% de la oferta sanitaria está en manos privadas, la empresa Capio – propiedad de un fondo de inversión radicado en un paraíso fiscal que obtiene el 75% de sus beneficios de convenios con la sanidad pública – podría lograr el monopolio sanitario. En Cataluña y Madrid ocurre lo mismo, atendiendo la oferta privada o semiprivada a casi el 50% de la población.      Imagen
  17. Castilla La-Mancha ha entregado 4 hospitales públicos a la iniciativa privada. Anteriormente, la Comunidad Valencia bajo el mandato de Francisco Camps puso el 20% de los recursos sanitarios bajo la gestión privada. Como hemos visto, el mismo caso ha ocurrido con los nuevos hospitales madrileños y se prevé que ocurra con los hospitales públicos catalanes.
  18. Se pretende que la Administración Pública – los ciudadanos españoles – lleven a cabo las inversiones más costosas en construcción, tecnología, material, etc., asumiendo todos los riesgos, para que, luego sean los intereses privados – bien representados en los distintos gobiernos – de constructoras, bancos y fondos de inversión quienes se queden con los beneficios.           Imagen
  19. Se ha producido un deterioro intencionado de la sanidad pública por el entramado de intereses político-ideológico-empresarial – que olvida su juramento constitucional de servir al interés común – para tras esta coartada de ineficiencia trasvasar usuarios descontentos a la sanidad privada y facilitar la privatización del Sistema Público de Salud.
  20. Esta política interesada ha llevado a que 10 millones de españoles paguen un seguro sanitario privado y el Gobierno se plantee conceder una deducción fiscal del 15% a quienes tengan seguros privados, favoreciendo nuevamente a los más privilegiados y a las empresas privadas, detrayendo dinero de las necesidades públicas.     Imagen
  21.  Sorprendentemente, se prevé que la sanidad pública cobre a los inmigrantes que dejará sin cobertura a cambio de obtener atención médica una cuantía superior – entre 710 y 1.864 euros, según la edad – a un seguro privado, posiblemente, con la aviesa intención de obligarles a optar por el seguro privado.
  22. Es difícil entender que en el objetivo de estas reformas se encuentre el ahorro, cuando el gobierno ha reducido un 45% los fondos para políticas de prevención y salud, que suponen a largo plazo un enorme ahorro en el gasto sanitario. Esto empeora todavía más el deteriorado sistema de prevención español, en el que gastamos un 50% menos que el resto de países desarrollados.

Imagen

Podemos concluir que una mejor gestión de la Sanidad Pública sí es deseable y necesaria. La coexistencia de un sistema privado – apoyado con fondos públicos e intereses políticos partidarios – y uno público provoca un encarecimiento y una ineficiencia en la asignación de los recursos, además, de una merma en la capacidad adquisitiva de muchos ciudadanos; que impide la consecución una sanidad pública y universal, económica y de calidad para el ciudadano.

Imagen

Es ineludible, una mejor gestión de los recursos económicos, materiales y humanos con unas mejores condiciones laborales de los profesionales – que impida su emigración a otros países – y  una mayor colaboración entre diversos especialistas y Administraciones,  olvidando prejuicios y egos personales, podrían evitar el uso excesivo de medicamentos y pruebas médicas innecesarias, mejorando la asistencia al paciente y reduciendo notoriamente el gasto sin necesidad de recurrir a las actuales medidas discriminatorias y socialmente injustas. Desde la buena voluntad y la búsqueda del bien común cientos de medidas son posibles. 

Imagen

Read Full Post »

ImagenLa Comunidad de Madrid con la excusa de la falta de dinero y el argumento falaz de la austeridad entregó a la gestión privada la construcción y la propiedad de sus nuevos hospitales. La propaganda del gobierno se encargó de cantar loas a los nuevos hospitales – más cómodos y más modernos – auspiciados por la visión privilegiada de la ‘gran gestora’ que es Esperanza Aguirre. Todo dibujaba las promesas del paraíso neoliberal.

Imagen

El supuesto ahorro se ha traducido en un negocio redondo para los constructores ¡una estafa monstruosa para los madrileños! Los nuevos hospitales van a costar de ¡7,5 a 8 veces más! que si se hubieran construido de forma totalmente pública. Y, los costes del alquiler se están multiplicando vertiginosamente. Eso sí, ahora, van a ser rentables. Rentables para las empresas privadas y constructoras (Dragados, FCC, Acciona, Sacyr, Begar – Ploder, Hispánica, CVC Capital Partners…) ahogadas por las deudas que les ha dejado la explosión de la burbuja inmobiliaria y un negocio ruinoso para los madrileños.

Imagen

En 5 años la Comunidad de Madrid ha pagado el coste total de los 8 primeros hospitales – se han pagado 990 millones de euros cuando los hospitales costaron 840 millones –  a partir de ahora, durante los próximos 30 o 60 años, todo van a ser beneficios para las empresas. Eso sí, a costa del erario público y el bienestar de los madrileños. Además estas empresas han amenazado a la Comunidad con no prestar los servicios si ésta no aumenta el canon porque sus inversores no están alcanzando los beneficios deseados. Sólo en 2011, el coste del alquiler de los 13 nuevos hospitales ha sido ¡602 millones de euros! Se han regalado hospitales que podrían ser totalmente públicos para exclusivo beneficio de los madrileños. En cambio, ahora, los madrileños están asumiendo los costes y las ganancias van a manos privadas. Es un trasvase de riqueza monstruoso.

Imagen

Para cometer estas tropelías el gobierno de Esperanza Aguirre necesita bombardear a los madrileños con una ingente cantidad de mentiras. No sólo le vale haber tomado Telemadrid. Ha hecho lo propio con las calles, las paredes y todos los medios de comunicación a su alcance. Como no había dinero el gasto de Esperanza Aguirre en propaganda institucional y publicidad – entre 2008 y 2011 –  ascendió a ¡741 millones de euros! Cinco veces más que Cataluña. Prácticamente, el mismo dinero necesario para construir esos hospitales para los que no había dinero. La propaganda de Aguirre nos vende las supuestas maravillas de esos nuevos hospitales, pero no nos cuenta la realidad que los rodea. Es cierto que tenemos 13 nuevos hospitales, pero: el número de camas no ha crecido; el número de profesionales se está reduciendo; se están cerrando servicios públicos de atención sanitaria; aumentan las listas de esperas y se ponen en peligro la vida de miles de personas que, posiblemente, nunca podrán utilizar esas bonitas habitaciones con televisión de plasma… Evidentemente, hay que ocultar el descomunal saqueo tras el velo de la mentira sistemática.

Read Full Post »